Skip to main contentAccess keys helpA-Z index
BBCMundo.com
OTROS IDIOMAS
English
Português
mas idiomas
Sábado, 7 de mayo de 2005 - 16:22 GMT
Blair arma su equipo de gobierno
Tony Blair
Escuché y aprendí. Y tengo una buena idea de lo que los británicos quieren de este gobierno en el tercer período
Tony Blair

Luego de conseguir un histórico tercer triunfo consecutivo en las elecciones británicas, el primer ministro británico Tony Blair designó su nuevo gabinete.

El ministro de Economía y posible sucesor de Blair, Gordon Brown, seguirá en su cargo. También repiten el canciller Jack Straw y Charles Clarke en Interior.

El actual ministro de Salud, John Reid, pasa a ocupar la cartera de Defensa y el ex ministro del Interior, David Blunkett, quien debió renunciar a raíz de la polémica despertada por su relación con una mujer casada, volverá al gabinete como ministro de Trabajo y Pensiones.

El nuevo ministro responsable para Irlanda del Norte es Peter Hain.

Mayoría reducida

Los laboristas consiguieron su victoria con una mayoría reducida. Obtuvieron un total de 355 escaños, frente a los 412 que ganaron en 2001.

Michael Howard
Howard dijo que dejará el liderazgo conservador "más pronto que tarde".

En el sistema político británico, el líder del partido que obtiene 324 o más escaños se convierte en primer ministro.

A las 11:00 hora local (10:00 GMT), Tony Blair fue a visitar a la reina Isabel II al Palacio de Buckingham, donde la monarca cumplió con la tradición de pedirle la integración de un nuevo gobierno.

Poco después, Blair regresó a su oficina del número 10 de Downing Street, donde señaló que su nuevo mandato se enfocará en una economía fuerte, salud, educación, control a la inmigración y la inseguridad.

"Escuché y aprendí. Y tengo una buena idea de lo que los británicos quieren de este gobierno en el tercer período. Y les quiero decir que, yo, nosotros, el gobierno, se enfocarán en las prioridades que la gente nos impuso", señaló.

Escaños

De los 646 escaños en el Parlamento, los laboristas obtuvieron un total de 356 mientras que los conservadores alcanzaron 197, los liberal-demócratas 62 y otros grupos 30 (aún falta definir una circunscripción).

La proporción de los votos laboristas se redujo considerablemente con respecto a las elecciones pasadas.

Se calcula que el Partido Laborista consiguió el 36,2% del total de votos, el Conservador, de Michael Howard, el 33,2% y el Liberal-Demócrata, de Charles Kennedy, el 22,6%.

En este sentido, el Nuevo Laborismo de Tony Blair también marcó otro récord: haber ganado con el total de votos más bajo jamás registrado.

Los conservadores ganaron varios escaños clave - especialmente en Londres - pero su proporción de los votos no ha aumentado significativamente.

Los liberal-demócratas, que hicieron campaña en contra de la guerra en Irak, consiguieron reducir los votos laboristas y también lograron varias importantes victorias.

En Irlanda del Norte el resultado más destacado fue la derrota del ex ministro principal, David Trimble, ante el candidato del Partido Democrático Unionista (DUP por sus siglas en ingles).

El DUP, que en total consiguió nueve escaños de los dieciocho en disputa, se opone al acuerdo de paz firmado en 1998, que le valió a Trimble el Premio Nobel de la Paz.

El tema de la guerra

Blair, que es primer ministro desde 1997, logró su escaño al triunfar sobre sus opositores en el distrito de Sedgefield, noreste de Inglaterra.

Allí, el premier señaló que parecía que el pueblo británico quería un gobierno laborista con una mayoría reducida y reconoció que la guerra de Irak había sido causante de divisiones.

"Sé que Irak es un tema que ha provocado divisiones en el país, pero espero que ahora podamos estar unidos y mirar hacia el futuro", dijo el líder laborista, que este viernes cumple 52 años.

Mientras tanto, su ministro de Economía, Gordon Brown, también fue reelecto en su distrito de Kircaldy, en Escocia.

Según algunos comentaristas, la reducción en la mayoría parlamentaria de los laboristas podría adelantar un traspaso de poder de Blair a Brown.

En todo caso, Blair se convierte -precisamente en el día de su cumpleaños 52- en el segundo premier británico que consigue tres victorias consecutivas, después de la conservadora Margaret Thatcher.

Reacciones

Luego de resultar electo en su distrito de Folkestone, en el sur de Inglaterra, el líder de los conservadores, Michael Howard, reconoció el triunfo laborista.

Tras felicitar a Blair por su victoria, Howard señaló que había llegado el momento de que el primer ministro cumpliera sus promesas.

Más tarde, el líder conservador anunció su intención de renunciar a la conducción de su partido antes de las próximas elecciones de 2009.

Por su parte, el líder de los liberal-demócratas, Charles Kennedy, luego de ganar su elección en el distrito escocés de Ross, Skye y Lochabar, recalcó que los resultados en el Reino Unido mostraron que la era de los tres partidos políticos había comenzado.

Posteriormente, Kennedy indicó que la reducida mayoría del Laborismo era una "cosa buena" para la democracia británica.

Mientras tanto, el ex canciller Robin Cook, quien renunció al cargo por sus diferencias con Blair por la guerra en Irak, señaló que su partido tenía que reconocer la pérdida de votos.

"Tenemos que escuchar sobria y seriamente lo que la gente nos está diciendo", señaló.

Los analistas estiman que la concurrencia a las urnas rondó el 61% de los 44 millones de habilitados para votar, superior al mínimo histórico de 59% registrado en 2001.



ESCUCHE/VEA
Hablemos de Blair
BBC Enfoque 06.05.2005



VÍNCULOS
El contenido de las páginas externas sugeridas no es responsabilidad de la BBC.


 

BBC MUNDO - PRODUCTOS Y SERVICIOS


Portada | Internacional | América Latina | Economía | Ciencia y Tecnología | Cultura | Deportes | Participe | A fondo | Multimedia | Aprenda inglés | Tiempo | Quiénes somos | Nuestros socios
Programación | En FM, AM, OC |
banner watch listen