Skip to main contentAccess keys helpA-Z index
BBCMundo.com
OTROS IDIOMAS
English
Português
mas idiomas
Martes, 19 de abril de 2005 - 19:35 GMT
¿Qué tipo de Iglesia?

Javier Lizarzaburu
BBC

Con la elección de un nuevo Papa empezó un proceso de cuestionamiento e indagación sobre el estado actual de la Iglesia Católica y hacia dónde la puede llevar Joseph Ratzinger, Benedicto XVI.

Plaza de San Pedro
De distintas partes se señala que la Iglesia Católica debería ser más relevante, abierta, moderna y pro-activa.

De un lado, están los seguidores de Juan Pablo II, quienes señalan que uno de sus legados más poderosos fue el dejar una iglesia fortalecida.

Según ellos, hay dos argumentos de fuerza que sostienen su posición: en primer lugar, señalan que en sus 26 años de trabajo, la Iglesia Católica creció en más de 250 millones de nuevos miembros.

En segundo lugar, resaltan que las imágenes de las cientos de miles de personas que se congregaron en la Plaza de San Pedro para sus funerales - algo nunca visto en el Vaticano para un evento similar - no hace más que comprobar la tremenda popularidad del pontífice fallecido, a quien también se le reconoce como el primer Papa de la globalización.

Críticas

Pero no todo son imágenes ni números. Hay quienes sostienen que a pesar de la popularidad del fallecido Papa, el pulso de la Iglesia como institución no parece dar señales de vida en algunas regiones.

Grupo de Cardenales
Los cardenales deberán escoger a un nuevo líder para 1.000 millones de católicos.

En los países ricos, por ejemplo, la Iglesia Católica es testigo de sociedades cada vez más seculares. En partes de América Latina, el auge de iglesias cristianas evangélicas ha puesto en jaque a la institución religiosa tradicional.

De distintas partes llegan las voces que señalan que a la Iglesia Católica tendría que ser hoy una organización más relevante, más abierta, moderna y pro-activa.

Relevante

Una necesidad, según dicen, porque tendría que decirle algo nuevo a las masas de los países ricos que han abandonado sus templos. Y para los pobres, muchos de los cuales se sienten desvinculados de la institución.

La posición inflexible del Vaticano en temas sociales como el aborto, el uso de condones o la homosexualidad, encontró un fuerte rechazo entre un alto porcentaje de católicos en Europa, cuya reacción más inmediata fue la de desvincularse de la iglesia. Este creciente secularismo, que se reproduce en las regiones más ricas del planeta preocupa a la institución religiosa.

De otro lado, mientras que Juan Pablo II fue un duro crítico del materialismo capitalista, fustigó duramente a aquellos curas que habían marcado un rumbo más comprometido con la vida de los pobres, sobre todo en América Latina dentro de la llamada Teología de la Liberación.

Si bien el Vaticano vio con buenos ojos la despolitización de sus curas en la región, para los grupos que participaban de este movimiento significó una considerable pérdida de apoyo moral en su lucha por sociedades igualitarias y participativas.

Abierta

Una de las tareas principales del nuevo Papa será profundizar lazos con otras religiones. En particular con el Islam.

Karol Wojtyla fue el primero en visitar una sinagoga (en Roma 1986), una mezquita (Damasco 2001) y en tratar de restaurar los vínculos con la Iglesia Cristiana Ortodoxa.

Pero más allá de lo simbólico de las visitas, se ha señalado que Juan Pablo II no hizo más para establecer una comunicación más sólida. Hay quienes incluso consideran que descuidó al mundo musulmán en el momento de mayor tensión entre ambas religiones en mil años.

Moderna

Una vertiente de opinión cree que la Iglesia Católica debería revisar sus respuestas a los avances de la ciencia y la biotecnología, en particular la clonación y la investigación en células madre.

El Vaticano ya se ha expresado sobre estos puntos pero es ahora, cuando estos avances empiezan a mostrar desarrollos concretos, que la presión se hace más fuerte sobre la Iglesia para ver cómo responde a procesos que podrían, potencialmente, beneficiar a toda la humanidad.

Pro-activa

Teólogos y expertos en temas religiosos creen que debería diseñar una estrategia clara frente a lo que se considera el desafío de iglesias evangélicas y pentecostales, que continúan creciendo a costa del abandono de la iglesia católica.

Además, una de sus ventajas es que éstas son dirigidas por pastores que se pueden casar, que no están comprometidos con el servicio de por vida y que trabajan en organizaciones que responden a patrones de organización más flexibles que el Vaticano.

¿Por qué estos elementos son importantes ahora?

Los expertos opinan que por varias razones. Entre ellas, porque durante el papado de Juan Pablo II, esta institución creció en más de 250 millones nuevos miembros, muchos de ellos en África, para quienes las respuestas de la iglesia tienen que seguir siendo válidas.

Pero ¿tomaron en cuenta los cardenales todos estos aspectos? ¿Fueron definitorios a la hora de elegir a un nuevo jerarca de la iglesia? La respuesta es no. Lo que se aseguraron, en todo caso, es la continuidad de la institución.



VÍNCULOS
El contenido de las páginas externas sugeridas no es responsabilidad de la BBC.


 

BBC MUNDO - PRODUCTOS Y SERVICIOS


Portada | Internacional | América Latina | Economía | Ciencia y Tecnología | Cultura | Deportes | Participe | A fondo | Multimedia | Aprenda inglés | Tiempo | Quiénes somos | Nuestros socios
Programación | En FM, AM, OC |
banner watch listen