Skip to main contentAccess keys helpA-Z index
BBCMundo.com
OTROS IDIOMAS
English
Português
mas idiomas
Miércoles, 4 de enero de 2006 - 23:26 GMT
Ariel Sharon, "Sr. Seguridad"
Ariel Sharon
Afiel Sharon abandonó el gobierno en 1983, pero continuó siendo un político popular.
Ariel Sharon tiene la piel dura y está orgulloso de ello. No le importa si lo aman o lo odian -sean israelíes o árabes.

El objetivo principal en la vida para este veterano soldado y político de 77 años es conseguir la seguridad en Israel siguiendo su propia receta.

Eso significó hasta hace muy poco mantener el máximo de tierras y derechos políticos para el Estado judío a cambio de lo mínimo de ambas cosas para los palestinos.

Si misión -sus enemigos lo consideran una obsesión peligrosa- ha sido la lucha por la seguridad de Israel, siempre pensando que este fin justifica los medios.

Sharon nació en Palestina en 1928, cuando estaba bajo mandato británico.

De joven formó parte de la organización militar Haganah y luchó en la guerra árabe-israelí en 1948-49 luego de la creación del Estado de Israel.

El ataque puso fin a la utilización del Líbano por parte de la OLP como base para atacar Israel, pero también resultó en la muerte de centenares de palestinos por parte de grupos milicianos cristianos, en dos campos de refugiados bajo control israelí
En la década de 1950 lideró un número de acciones militares de castigo contra enemigos de Israel. Una fue un incidente en 1953 cuando hicieron explotar 50 casas en la población de Qibya, lo que acabó con la muerte de 69 de sus residentes. Otra explosión en 1955 acabó con la muerte de 38 militares egipcios en la Franja de Gaza.

Sharon alcanzó el rango de general de brigada y dirigió una división durante la guerra de los Seis Días en junio de 1967, en la que Israel se hizo con Jerusalén Este, Cisjordania y la Franja de Gaza.

Las duras medidas de ocupación que tomó permitieron que muchos palestinos pudieran comprobar el tipo de hombre que es su enemigo jurado.

Desastre en el Líbano

Sharon resultó elegido para la Knesset (el Parlamento israelí) en 1973, pero dimitió un año más tarde para convertirse en asesor de seguridad del gobierno.

Luego fue reelegido como diputado en 1977.

Sharon ideó la invasión del Líbano en 1982.

Ariel Sharon
Siempre se ha presentado ante el electorado israelí como el mejor defensor de su seguridad.
Como ministro de Defensa, y sin comunicárselo explícitamente al primer ministro Menachem Begin, envió al ejército israelí hasta Beirut en un ataque que acabó con la expulsión de la Organización para la Liberación de Palestina (OLP) de Yasser Arafat del Líbano.

El ataque puso fin a la utilización del Líbano por parte de la OLP como base para atacar Israel, pero también resultó en la muerte de centenares de palestinos por parte de grupos milicianos cristianos en dos campamentos de refugiados en Beirut bajo control israelí.

Sharon fue obligado a abandonar el gobierno en 1983 por un tribunal israelí que investigó la invasión del Líbano, que lo declaró responsable indirecto de la matanza.

El caso de Sabra y Shatila -como se llamaban los campamentos de refugiados- habría de acompañarlo como una sombra pues para muchos en todo el mundo su nombre quedó para siempre inevitablemente asociado con la masacre.

Retorno político

Para muchos políticos, esto habría significado el fin de su carrera política.

Sin embargo, Sharon continuó siendo un personaje popular para la derecha israelí y sintió que si esperaba, otra oportunidad se le podría presentar.

Como ministro de la Vivienda al principio de los años 90, presidió el mayor crecimiento en la construcción de nuevas casas en los asentamientos judíos en Cisjordania y Gaza desde el inicio de la ocupación israelí en 1967.

Luego de que la coalición de derecha liderada por Benjamín Netanyahu se hizo con el poder en 1996, el nuevo primer ministro israelí sucumbió a las presiones para incluir al ex-general el ejército en su gabinete.

Al nombrarlo ministro de Relaciones Exteriores en 1998, Netanyahu dijo que Ariel Sharon era el mejor candidato para el puesto.

Sharon sencillamente sacó a su viejo enemigo, el ahora fallecido Yasser Arafat, de la ecuación
"No deberíamos ir con medias tintas", dijo el primer ministro, "tiene una experiencia reconocida durante toda su vida y especialmente deberíamos estar orgullosos de lo que ha hecho en los últimos 15 años".

Sharon se convirtió en el líder del gobierno de derecha del Likud en la oposición, luego de que Netanyahu perdiera estrepitosamente en las elecciones generales de 1999.

Luego del desastre de las conversaciones de Camp David en 2000, Sharon lanzó una bomba política contra el entonces primer ministro, Ehud Barak, por describirlo como un usurpador preparado para vender Jerusalén a cambio de un acuerdo de paz.

Seguridad, lo primero

Su polémica visita a la mezquita de Al-Aqsa en 2000, en Jerusalén Este, fue uno de los momentos clave en los inicios de la conocida como Segunda Intifada palestina.

Los cínicos aseguran que Sharon sabía que su visita despertaría la violencia y así obligó al público israelí a escoger un líder fuerte como él que sabría como tratar firmemente a los palestinos.

El 6 de febrero de 2001 ganó por un gran margen con la promesa de conseguir "seguridad y paz verdadera" mientras insistía en que no iba a estar ligado a los antiguas negociaciones con los palestinos.

El presidente estadounidense, George W. Bush, lo ha llamado "un hombre de paz", pero los años de Sharon en el poder han visto la disminución de las posibilidades de llegar a un acuerdo con los palestinos o con Siria.

Sharon sencillamente sacó a su viejo enemigo, el ahora fallecido Yasser Arafat, de la ecuación y en lugar de buscar respuestas en la mesa de negociaciones, fortificó Israel con el polémico muro de Cisjordania.

Volantazo

Ariel Sharon, primer ministro de Israel
En noviembre de 2005 abandonó el Likud para ser independiente.
En 2004 dio un giro inesperado al anunciar la retirada unilateral de la Franja de Gaza, lo que Israel llama la "desconexión".

La medida fue concretada en agosto de 2005 en medio de una agria polémica con el sector más conservador del Likud, con los colonos judíos en Gaza y con los partidos ultraortodoxos.

Sobrevivió a todo eso con el apoyo del Partido Laborista, que integró la coalición de gobierno desde fines de 2004.

Queda por saberse si la Franja de Gaza es la concesión final de Sharon o si es el principio de la creación de un Estado palestino.

Diversos analistas temen que Gaza se convierta en una prisión gigante para los palestinos. Israel controla por ahora el espacio aéreo, los accesos y las aguas costeras.

Poco después Sharon dio otro golpe de volante al anunciar su salida del Likud y su postulación a las próximas elecciones como un candidato independiente de centro.

El primer ministro creó la agrupación política Kadima (Adelante), a la que posteriormente se sumaron otras figuras que también abandonaron Likud, como el ministro de Defensa, Shaul Mofaz. De ahí que algunos estudios de opinión le daban la delantera en la carrera electoral.

Sin embargo, a menos que ocurra una recuperación milagrosa, Sharon no regresará a la vida política activa.

ESCUCHE/VEA
El estilo de Ariel Sharon
BBC Enfoque - 22.01.2004



NOTAS RELACIONADAS
Sharon delinea su plataforma política
01 12 05 |  Internacional
Sharon en árabe
29 11 05 |  Internacional
Análisis: el vuelco de Sharon
04 06 04 |  Internacional
Sharon gana y habla de unidad
29 01 03 |  Internacional


VÍNCULOS
El contenido de las páginas externas sugeridas no es responsabilidad de la BBC.


 

BBC MUNDO - PRODUCTOS Y SERVICIOS


Portada | Internacional | América Latina | Economía | Ciencia y Tecnología | Cultura | Deportes | Participe | A fondo | Multimedia | Aprenda inglés | Tiempo | Quiénes somos | Nuestros socios
Programación | En FM, AM, OC |
banner watch listen