Skip to main contentAccess keys helpA-Z index
BBCMundo.com
OTROS IDIOMAS
English
Português
mas idiomas
Sábado, 19 de noviembre de 2005 - 17:11 GMT
Iraquíes negocian la reconciliación
Jalal Talabani, presidente de Irak, Hosni Mubarak, presidente de Egipto y primer ministro iraquí, Ibrahim Jaafari
La legitimidad de la insurgencia frente a la ocupación es una división difícil de superar.
Los líderes de los principales grupos políticos y étnicos de Irak reunidos en El Cairo intentan superar las profundas diferencias que los enfrentan.

La reunión de tres días iniciada este sábado tiene como objetivo establecer una agenda de temas para una "gran cumbre de la reconciliación" a celebrarse el año próximo.

Amr Moussa, secretario general de la anfitriona Liga Árabe, recordó a los participantes -entre ellos varios ministros de Relaciones Exteriores- que era en interés de todos los países vecinos el impedir que Irak se hunda en una guerra civil.

Uno de los escollos mayores gira en torno a la legitimidad de la insurgencia: mientras musulmanes chiitas y kurdos reclaman una condena sin reservas contra la violencia, los representantes sunitas insisten en que la ocupación estadounidense es la raíz de todos los problemas.

La rama sunita del Islam, minoritaria en Irak, controlaba las posiciones de poder en el derrocado gobierno de Saddam Hussein a expensas de la exclusión de la mayoría religiosa chiita y de la etnia kurda.

(Des)unión nacional

El presidente de Egipto, Hosni Mubarak, afirmó que los iraquíes están frente a una encrucijada y que la unidad nacional debe prevalecer por sobre las identidades étnicas y religiosas.

Hosni Mubarak, presidente de Egipto
La clave para construir el nuevo Irak es asegurar que todos los hijos del país tomen parte, sin excepción y sin dejar a nadie al margen
Hosni Mubarak, presidente de Egipto
"La clave para construir el nuevo Irak es asegurar que todos los hijos del país tomen parte, sin excepción y sin dejar a nadie al margen", afirmó el mandatario.

Pero su contraparte iraquí, Jalal Talabani, aseguró "nuestra unidad nacional no incluye bajo ninguna circunstancia a asesinos y criminales seguidores del antiguo régimen o a takfiris (musulmanes que tratan de infieles a otros musulmanes)".

Y el primer ministro Ibrahim Jaafari reforzó la idea afirmando que el gobierno ha trazado "una línea roja que excluye del proceso político a los ex miembros del partido Baas" del ex presidente Hussein.

Las declaraciones provocaron la reacción de Harith al-Dari, jefe de la sunita Asociación de Clérigos Musulmanes, quien dijo sentirse apenado pues "estas declaraciones derribaban cualquier esperanza de entendimiento".

NOTAS RELACIONADAS
Otro estallido en Irak, 30 muertos
19 11 05 |  Internacional
Irak: decenas de víctimas en atentados
18 11 05 |  Internacional
Urgen salida de Irak
17 11 05 |  Internacional
Irak minimiza maltratos
17 11 05 |  Internacional
Senado estadounidense habla de retirada
16 11 05 |  Internacional


VÍNCULOS
El contenido de las páginas externas sugeridas no es responsabilidad de la BBC.


 

BBC MUNDO - PRODUCTOS Y SERVICIOS


Portada | Internacional | América Latina | Economía | Ciencia y Tecnología | Cultura | Deportes | Participe | A fondo | Multimedia | Aprenda inglés | Tiempo | Quiénes somos | Nuestros socios
Programación | En FM, AM, OC |
banner watch listen