Skip to main contentAccess keys helpA-Z index
BBCMundo.com
OTROS IDIOMAS
English
Português
mas idiomas
Martes, 11 de octubre de 2005 - 11:35 GMT
Terremoto: Pakistán se rectifica
Ceremonia en la Cachemira administrada por India
Las ceremonias para honrar a las víctimas se repiten en todas las ciudades de la región.

Las autoridades paquistaníes consideran ahora que la cifra de muertos por el terremoto del último sábado es 23.000, 10.000 menos de lo que se informó esta mañana. En Nueva Delhi, el gobierno indio señaló que la cifra de sus muertos asciende a 1.300.

El primer ministro paquistaní, Shaukat Aziz, dijo que hasta el momento se cree que 23.000 personas murieron en ese país.

Ambos países temen que el número de víctimas fatales aumente, una vez que se llegue a las localidades más lejanas afectadas por el sismo.

Funcionarios paquistaníes indicaron que las operaciones de rescate han sufrido demoras debido a las fuertes lluvias y tormentas que azotan el país.

Las expresiones de descontento por parte de los damnificados que no han recibido ningún tipo de ayuda en tres días aumenta con las horas. En algunas regiones se informó sobre saqueos a negocios.

La ciudad que más ayuda ha recibido hasta el momento ha sido Muzaffarabad, capital de la Cachemira administrada por Pakistán, que se encontraba a pocos kilómetros del epicentro del terremoto de 7,6 en la escala de Richter.

Corresponsales informaron que a la ciudad arribaron docenas de camiones cargados de alimentos, agua y medicamentos.

Esperanza

En Balakot, una de las ciudades más destruidas, cinco niños fueron rescatados desde los escombros de una escuela.

Familia cachemiriana pasa una tercera noche bajo la lluvia en Muzaffarabad
Muchas familias pasaron la tercera noche consecutiva a la intemperie.
El hallazgo de los niños fue como un soplo de esperanza para las brigadas francesas que ayudan a soldados paquistaníes en la búsqueda de sobrevivientes del sismo.

Los socorristas buscaron en las ruinas de la escuela Shaheen que se desplomó por completo este sábado después del terremoto.

Las brigadas de rescate continuaban este martes excavando en la derrumbada ciudad, donde principalmente han recuperado cadáveres.

Airada desesperación

Las autoridades prometieron que la distribución de la ayuda será acelerada este martes y se espera que llegue mayor cantidad de equipos para ayudar en las tareas de extraer personas de entre las ruinas de los destruidos edificios.

Mujeres de Cachemira intentan alcanzar la ayuda en Muzaffarabad
Las autoridades paquistaníes prometieron acelerar la entrega de ayuda.
Entre los sobrevivientes del desastre ha crecido el sentimiento de airada desesperación por lo que perciben como una lenta respuesta a la situación de emergencia.

Muchas familias pasaron la tercera noche a la intemperie desde que ocurrió el terremoto, sin agua ni comida, o algún refugio de las fuertes lluvias y el frío que azota la zona cuando cae la noche.

El gobierno paquistaní anunció que varios países han respondido a su llamado para conseguir carpas, frazadas y helicópteros, pero insistió en que todavía la ayuda es insuficiente.

Estados Unidos prometió un aporte de US$50 millones para las operaciones de emergencia en la zona e India ofreció 25 toneladas de suministros para resolver parte de las necesidades básicas.

Seis helicópteros estadounidenses llegaron a Pakistán desde una base aérea en Afganistán para colaborar en las operaciones de rescate.

Niños en Muzaffarabad, capital de Cachemira, Pakistán
Muchos niños fueron víctimas de la tragedia.
Según el coordinador de ayuda humanitaria de Naciones Unidas, Jan Egeland, Pakistán pidió al organismo que lidere los esfuerzos para organizar y distribuir las donaciones provenientes de la comunidad internacional.

"Sabemos que cada hora que pasa es importante en un terremoto de esta magnitud", dijo Egeland, quien aseguró que cientos de miles, o incluso millones de personas quedaron sin hogar.

Rutas conectadas

Los esfuerzos de rescate se vieron limitados por la cantidad de caminos y puentes cortados que dejaron a muchos pueblos completamente inaccesibles.

Se perdió toda una generación en las zonas más dañadas y los niños están entre los más afectados
General Shaukat Sultan
Sin embargo, las autoridades paquistaníes reabrieron las vías de acceso a Muzaffarabad, la capital de la zona de Cachemira administrada por Pakistán, y a Balakot, en la frontera noroeste, donde la gente intenta rescatar a los sobrevivientes de los escombros.

El corresponsal de la BBC en Muzaffarabad, Aamer Ahmed Khan, informó que la gente está cada vez más desesperada y que ya se han registrado los primeros saqueos a negocios y casas por parte de sobrevivientes hambrientos.

Por otro lado, equipos de rescate internacionales intentan encontrar a los últimos sobrevivientes que todavía permanecen bajo los edificios derrumbados tras dos días desde que el sismo de 7,6 grados sacudió el área.



NOTAS RELACIONADAS
Pakistán clama por ayuda internacional
10 10 05 |  Internacional
Pakistán/terremoto: empiezan donativos
09 10 05 |  Internacional


VÍNCULOS
El contenido de las páginas externas sugeridas no es responsabilidad de la BBC.


 

BBC MUNDO - PRODUCTOS Y SERVICIOS


Portada | Internacional | América Latina | Economía | Ciencia y Tecnología | Cultura | Deportes | Participe | A fondo | Multimedia | Aprenda inglés | Tiempo | Quiénes somos | Nuestros socios
Programación | En FM, AM, OC |
banner watch listen