Skip to main contentAccess keys helpA-Z index
BBCMundo.com
OTROS IDIOMAS
English
Português
mas idiomas
Lunes, 3 de octubre de 2005 - 11:10 GMT
Británicos en Basora: quedarse o no

Karim Hauser
BBC Mundo, El Cairo

Iraquíes lanzan bombas contra tanque británico en Basora.
Iraquíes lanzan bombas incendiarias a un tanque de las tropas británicas en Bazora.
El pasado 19 de septiembre, dos soldados británicos operando clandestinamente fueron arrestados por la policía iraquí en Basora.

Esa misma noche, vehículos militares británicos destruyeron el muro de la prisión donde se encontraban y liberaron a los presos. Las autoridades británicas aseguran que estaban bajo el control de milicianos y no de la policía.

Sin embargo, el gobernador de Basora Mohammed al Waili exigió que Gran Bretaña se disculpara y compensara a las familias de los policías que presuntamente habrían perdido la vida desde el arresto de los soldados. El primer ministro británico Tony Blair dijo que la orden de arresto contra los soldados no procedía desde un punto de vista legal.

El corresponsal del servicio árabe de la BBC en Basora informó que la situación difícilmente mejorará: "Hay una enorme crisis de credibilidad de las tropas británicas después del incidente. Muchos no creen en las versiones oficiales. Y nadie espera que el deterioro de las relaciones entre británicos y policía iraquí se mejore, al contrario."

Más allá de los hechos

La forma de detener la muerte de inocentes no es mediante la retirada, o dejar a esta gente a la merced de fanáticos religiosos o a los vestigios del régimen de Saddam
Tony Blair, primer ministro británico
En Londres, la presión para la retirada de las tropas británicas va en aumento. Dentro de los altos rangos militares, varias voces apoyan una estrategia de salida y una encuesta reciente efectuada por el periódico The Guardian muestra que el público británico también favorece la retirada.

Sin embargo, el primer ministro británico Tony Blair rechazó la posibilidad de que el ejército británico salga de Irak: "La forma de detener la muerte de inocentes no es mediante la retirada, o dejar a esta gente a la merced de fanáticos religiosos o a los vestigios del régimen de Saddam, sino exigir sus derechos para elegir su gobierno de la misma forma democrática que los británicos lo hacen".

Para el corresponsal del servicio árabe de la BBC en Basora, cuyo nombre no puede ser revelado por razones de seguridad, la estrategia de salida no puede ser abrupta como la plantean muchos ciudadanos en Gran Bretaña.

"Supongamos que tienes un edificio en reconstrucción, y el que lo construye te dice que va a irse antes de terminarlo. Es lo mismo que los británicos han hecho en Basora. Destruyeron todo la infraestructura del régimen anterior. O sea que no pueden irse así, pero no pueden seguir con la misma actitud", dijo el periodista.

¿Cambio de actitud o de policía?

Soldado británico es alcanzado por bomba en Basora, Irak.
Soldado británico intenta escapar del tanque tras ser alcanzado por una bomba incendiaria.
El líder del partido conservador en Gran Bretaña, Michael Howard, expresó su descontento ante la situación y señaló que tiene que haber un cambio estratégico profundo. "Creo que el gobierno interino tiene que tener claro que esta situación es incompatible con el Irak pacífico, estable y sostenible que queremos ver y estas milicias tienen que ser confrontadas", dijo Howard.

Pero para el analista Jaled el Manshadi, editor del periódico Al Manara en Basora, resulta fácil acusar al gobierno interino iraquí.

"Desde el principio hemos dicho que la policía debe tener una historia limpia, no pertenecer a ningún partido ni a ninguna milicia. Pero los ingleses no escucharon a nadie y encargaron a los partidos construir a esta policía".

"No digo yo que son todos de la milicia, pero hoy mismo tenemos un problema muy grande en Basora, ya que hay 17 mil hombres cuyo historial no conocemos, no sabemos de dónde han venido", declaró Jaled al Manshadi a BBC Mundo.

El corresponsal de la BBC concuerda: "Los británicos dependen de los partidos políticos, a pesar de que saben que son mayoritariamente chiitas y algunos en muy buenos términos con Irán".

Para poder hacer las cosas rápidamente, sin enfrentamientos con los partidos políticos, decidieron que la policía estaría conformada por personas aprobadas por esas organizaciones. Eso significa que la lealtad de la policía no es hacia el gobierno iraquí, sino hacia los dirigentes de esos partidos", explicó el corresponsal.

Desde el principio hemos dicho que la policía debe tener una historia limpia, no pertenecer a ningún partido ni a ninguna milicia. Pero los ingleses no escucharon a nadie y encargaron a los partidos construir a esta policía
Jaled al Manshadi, editor periódico Al Manara

Impunidad y desolación

El efecto de esta situación de anarquía en la ciudad es mucho más devastador de lo que se piensa.

"Si sigues la cantidad de asesinatos en una ciudad como Basora, considerada como la más tranquila, cada uno es equivalente a una explosión de más de 50 personas en otro lugar", dijo el corresponsal de la BBC en el sur de Irak.

"Basora depende de cada uno de estos individuos que desaparece: doctores, académicos, periodistas. Y cada una de estas muertes provoca la migración de cientos", agregó.

Soldado británico en Basora.
Soldado británico patrulla las calles en Basora.
Por ejemplo, Fajer el Tamimi, que trabajaba para el periódico New York Times, fue raptado en frente de sus hijos y posteriormente asesinado. Después de eso, siete u ocho periodistas fueron amenazados de muerte. Muchos medios han cerrado sus oficinas, por lo que la cobertura desde y para Basora se ha reducido.

Para el editor del periódico Al Manara, la imagen que el mundo tiene de Basora como ciudad tranquila es errónea. Y la idea de que Irak está en camino de la democracia es completamente ilusoria:

"No podemos decir lo que queremos, no podemos escribir lo que queremos, no podemos siquiera pensar lo que queremos. Es una dictadura nueva porque no hay ley, no hay justicia. Los jueces no pueden hacer nada porque tienen miedo de todo, y no sabemos quién mata a quién", concluyó Jaled al Manshadi.



NOTAS RELACIONADAS
Continúa "puño de hierro" en Irak
02 10 05 |  Internacional
Rice: imposible dejar Irak
01 10 05 |  Internacional
Irak: la violencia no da tregua
30 09 05 |  Internacional
Otras fotos de abusos "deben publicarse"
30 09 05 |  Internacional
Decenas de muertos en Irak
29 09 05 |  Internacional
"Habrá más violencia en Irak"
29 09 05 |  Internacional
Mujer suicida ataca en Irak
28 09 05 |  Internacional
Nayaf pasa a manos iraquíes
06 09 05 |  Internacional
Funerales masivos en Irak
01 09 05 |  Internacional
¿La República Islámica de Irak?
25 08 05 |  Internacional

VÍNCULOS
El contenido de las páginas externas sugeridas no es responsabilidad de la BBC.




 

BBC MUNDO - PRODUCTOS Y SERVICIOS


banner watch listen