Skip to main contentAccess keys helpA-Z index
BBCMundo.com
OTROS IDIOMAS
English
Português
mas idiomas
Viernes, 30 de septiembre de 2005 - 00:02 GMT
Entre Ceuta y Gibraltar

Manuel Toledo
BBC Mundo

"Masona, judía, cristiana, pagana y moruna / Máter España, más guapa que ninguna", dice Joaquín Sabina en una canción de su nuevo disco, "Alivio de luto".

Ceuta, vista desde el mar. Foto Manuel Toledo.
Ceuta y Melilla son enclaves españoles desde el siglo XV.

Y, pocos versos después, añade: "Cómplice España, tormento redentor / Perejil, Ceuta y Melilla, cotos de caza menor"...

Al Perejil, como topónimo, muchos lo descubrimos en julio de 2002.

"España y Marruecos están a punto de entrarse a puñetazos por un islote deshabitado en el que a veces pastan cuatro cabras", me dijo entonces un amigo escritor en Madrid.

Perejil y otros islotes forman las Islas Chafarinas, que junto a dos peñones españoles, también deshabitados, el de Vélez de la Gomera y el de Alhucemas, están a pocos metros de la costa norte marroquí.

Ellos, con las ciudades de Ceuta y Melilla, son testigos de más de cinco siglos de historia común entre los dos países vecinos.

Historias paralelas

Al igual que hicieron los árabes durante su gran expansión de 711 a 1212 -a la que España debe las grandes joyas de la cultura andaluza- los españoles avanzaron en sentido contrario durante la Reconquista, hacia el norte de África.

Estrecho de Gibraltar al anochecer. Foto Manuel Toledo.
Miles de personas han muerto en el Estrecho de Gibraltar tratando de llegar a España.

En 1492, el mismo año en que Cristóbal Colón llegó a la futura América, el rey Fernando V autorizó al Duque de Medina Sidonia a tomar por la fuerza un amplio sector norafricano.

Como resultado, varias ciudades importantes del Mediterráneo, entre ellas Argel y Trípoli, pasaron a formar parte del imperio español.

Cuando España empezó a prestar más atención a la conquista de las tierras americanas, gradualmente perdió terreno en el norte de África, donde hoy sólo le quedan Ceuta, Melilla y el puñado de islotes.

Siglo XXI

Pero en pleno siglo XXI, Marruecos considera que histórica y geográficamente estos territorios les pertenecen.

Peñón de Gibraltar. Foto Manuel Toledo.
España quiere recuperar a Gibraltar, pero no ceder a Ceuta y Melilla.

En el intermedio hay una larga historia, muchas veces violenta, de relaciones entre España, Francia y Marruecos, que aquí no hay espacio para contar.

Pero desde que Marruecos alcanzó la independencia de Francia y España en 1956, muchos políticos e intelectuales marroquíes han dicho que Ceuta y Melilla también debieron ser devueltas.

Las autoridades españolas señalan que esos enclaves, a los que llaman presidios, forman parte de España desde hace siglos, incluso antes de que Marruecos existiera en su forma actual.

Lo curioso es que mientras que Madrid prefiere mantener el status quo sobre Ceuta y Melilla, con frecuencia exige a los británicos que les devuelvan el Peñón de Gibraltar, que es también un recordatorio del pasado colonialista de muchos de los países que hoy integran la Unión Europea.

Entre Ceuta y Gibraltar

Y es precisamente a esa rica Europa, ahora convertida en una suma metafórica y real de todas esas fortalezas que sus miembros fueron regando por el Mediterráneo y el Atlántico, a donde miles de personas de toda África y de otras partes del mundo quieren emigrar.

Velero Oosterschelde en Al Hoceima, Marruecos. Foto Manuel Toledo.
El último día, un joven marroquí nadó hasta el barco.

Hace pocas semanas, tuve la oportunidad de navegar en un velero holandés por el estrecho de Gibraltar.

Todavía no conocía "Máter España" de Sabina, pero una larga noche, después de zarpar de Ceuta, otra canción, "Clandestino" de Manu Chao, no se me borraba de la mente.

"Pa' una ciudad del norte / yo me fui a trabajar / mi vida la dejé entre Ceuta y Gibraltar / soy una raya en el mar / fantasma en la ciudad / mi vida va prohibida / dice la autoridad".

La noche antes de que nuestro barco regresara a Europa, un joven marroquí nadó hasta él en Al Hoceima, a pocos pasos del peñón español de Alhucemas, y se fue de polizón.

Alguien de la tripulación lo descubrió en alta mar y el capitán tuvo que regresar a Tánger para entregarlo a las autoridades marroquíes.

Tal vez ahora, si lo dejaron libre, esté intentando entrar a la fortaleza europea por Ceuta o Melilla.

NOTAS RELACIONADAS
España ante ola migratoria
29 09 05 |  Internacional
España/inmigrantes: nuevo reglamento
30 12 04 |  Internacional
"Cada persona puede vivir donde quiera"
27 10 04 |  Internacional
España: crecimiento por la inmigración
26 10 04 |  Internacional
España propone retirarse de Perejil
18 07 02 |  Internacional
España y Marruecos, cada vez más lejos
15 07 02 |  Internacional

VÍNCULOS
El contenido de las páginas externas sugeridas no es responsabilidad de la BBC.




 

BBC MUNDO - PRODUCTOS Y SERVICIOS


banner watch listen