Skip to main contentAccess keys helpA-Z index
BBCMundo.com
OTROS IDIOMAS
English
Português
mas idiomas
Domingo, 13 de febrero de 2005 - 23:44 GMT
La integración sunita es fundamental
Paul Reynolds
Paul Reynolds
BBC

La mayoría chiíta de Irak, por largo tiempo oprimida, se encamina hacia una posición dominante tras el anuncio de los resultados provisionales de las elecciones del 30 de enero.

Un soldado de EE.UU. junto a los restos de un auto
La continua violencia es un recordatorio de lo frágil que es la democracia iraquí.

Pero a menos que los sunitas sean integrados al proceso político, la tarea de democratización estará siempre en peligro y también estará bajo amenaza el esfuerzo de suprimir la insurgencia.

Los resultados son más o menos lo que se había esperado, y revelan la inmensa tarea que queda por hacer.

La Alianza Iraquí Unida, la lista de dirigentes chiítas aprobada por el Ayatolá Ali Sistani, se llevó más del 47% de los votos.

En segundo lugar quedaron los kurdos, con su lista unificada, que recibió 25%, y en la tercera posición está la alianza secular chiíta del primer ministro interino Iyad Allawi.

Los resultados no otorgan el poder total a la alianza chiíta.

La primera tarea de la asamblea nacional será elegir un consejo presidencial de tres personas y eso necesita la aprobación de la dos terceras parte, por lo que tendrá que haber algún tipo de coalición.

Los sunitas fueron excluidos de las elecciones por la violencia o se excluyeron a sí mismos con su boicot.

Y como la insurgencia es de inspiración sunita, tendrán que ser aplacados o el país nunca será pacificado

¿Cómo se logrará esto?

Es importante recordar que la asamblea nacional es solamente un organismo transitorio. Es más, su título es "asamblea nacional transitoria".

Nueva constitución

La principal tarea de la asamblea, además de gobernar, es redactar una nueva constitución y preparar el camino para celebrar unas elecciones nacionales en diciembre.

Por lo tanto, se supone que sólo funcione por unos nueve meses, y es su naturaleza temporaria que ahora será una de sus principales virtudes.

Eso es así, porque podrá atraer a representantes sunitas, primero hacia el propio gobierno, y luego más significativamente hacia los procedimientos bajo los cuales se redactará la constitución.

Es más. No sólo es importante para los sunitas estar involucrados. Es vital.

Eso es así porque en octubre se deberá celebrar un referendo sobre la constitución, y los sunitas podrían bloquearlo si consiguen que la dos terceras parte de los electores en tres provincias voten en contra.

Las elecciones no traen paz por sí solas en tiempos de una guerra civil, y una guerra civil de gran escala es lo que los rebeldes están tratando de instigar

Si el diálogo constitucional enfrenta problemas, podría haber un retraso de seis meses antes de celebrar el referendo.

Y si el referendo dice no, todo el proceso pasará por otro ciclo que se iniciará con otras elecciones en diciembre.

Eso le da un poder de negociación bien fuerte a los sunitas, si deciden utilizarlo.

Un alto funcionario británico que monitorea Irak aseguró que no había razón para que las recientes elecciones fueran divisivas .

"La tarea será corregir las imperfecciones de las elecciones", agregó.

Derrotar a la insurgencia

Esto podría ser logrado si se incluyen representantes sunitas en los comités que redactarán los borradores y por el primer ministro, quien será la figura más poderosa del nuevo gobierno, asignando ministerios a líderes sunitas.

Pero todo esto estará en riesgo si el nuevo gobierno no resuelve el problema con los insurgentes.

Y el mensaje de los estadounidenses es que ahora el problema está en manos de los propios iraquíes.

En su reciente visita a Irak, limitada a una base estadounidense, el secretario de Defensa Donald Rumsfeld concedió que las tropas de EE.UU. no podrán hacer la tarea.

"Son los iraquíes quienes tendrán que derrotar la insurgencia", declaró.

Las elecciones no traen paz por sí solas en tiempos de una guerra civil, y una guerra civil de gran escala es lo que los rebeldes están tratando de instigar.

Lo vimos en El Salvador en 1982, cuando los electores se lanzaron a las urnas mientras las guerrillas eran atacadas desde los helicópteros que volaban sobre los volcanes que rodean la capital San Salvador.

Las elecciones se celebraron con éxito. La guerra civil se prolongó por ocho años más.



NOTAS RELACIONADAS
Triunfo chiita en Irak
13 02 05 |  Internacional
Bomba mata a 18 personas en Irak
12 02 05 |  Internacional
Visita de Rumsfeld marcada por ataques
11 02 05 |  Internacional
Matan a periodista iraquí en Basora
09 02 05 |  Internacional
Irak: 15 muertos en ataque suicida
08 02 05 |  Internacional
Irak: 25 muertos en dos ataques
07 02 05 |  Internacional
Más secuestros y choques en Irak
06 02 05 |  Internacional


VÍNCULOS
El contenido de las páginas externas sugeridas no es responsabilidad de la BBC.


 

BBC MUNDO - PRODUCTOS Y SERVICIOS


Portada | Internacional | América Latina | Economía | Ciencia y Tecnología | Cultura | Deportes | Participe | A fondo | Multimedia | Aprenda inglés | Tiempo | Quiénes somos | Nuestros socios
Programación | En FM, AM, OC |
banner watch listen