Skip to main contentAccess keys helpA-Z index
BBCMundo.com
OTROS IDIOMAS
English
Português
mas idiomas
Miércoles, 14 de septiembre de 2005 - 19:02 GMT
Hasta siempre Guillermo
Guillermo León Ruiz, quien fuera durante muchos años LA voz del Servicio Latinoamericano de la BBC, falleció el 5 de septiembre.

Desde su Colombia natal, León Ruiz llegó a Londres hacia fines de la Segunda Guerra Mundial y durante más de cuatro décadas dejó su marca en la BBC y en generaciones de "alumnos", a los que inculcó su respeto por la locución y su fe en el servicio público prestado por esta institución.

A continuación, el tributo de Julia Zapata, editora del Servicio Latinoamericano de la BBC.


Recuerdo sobre todo su enorme profesionalismo y su fe en la importancia del servicio público que presta la BBC, valores, ambos, que nos inculcó a todos sus "aprendices". Pero también recuerdo mucho la risa.

Guillermo León Ruiz (der.), junto a Juan Peirano, colega de la BBC.
Guillermo León Ruiz (der.) y uno de sus colegas, Juan Peirano, en Bush House, sede del Servicio Mundial de la BBC.
Guillermo fue un gran locutor, un gran productor, un gran maestro y un gran colega: un perfecto caballero colombiano, que llegó a estas tierras desde Tunja, localidad que desconozco pero que, a juzgar por lo que él decía, debe ser uno de los lugares más bellos e importantes del planeta. Llegó a estas islas hacia fines de la década de los años cuarenta y pronto sentó raíces en Londres con su esposa y sus adorados hijos, de las que siempre habló muchísimo.

Jamás vimos a Guillermo sin saco y corbata, sin sus trajes grises, negros o azul marino, sus camisas blancas que parecían almidonadas. Pero esa sobriedad de vestuario escondía un magnífico y para algunos sorprendente sentido del humor, que usaba como arma letal contra la tontería y la necedad.

Cuando yo llegué a la BBC, Guillermo técnicamente ya se había jubilado, pero tal era su talento como maestro, que le pidieron que siguiera trabajando. Era costumbre poner a los recién llegados a hacer y transmitir noticias con él en un eterno turno de noche que terminaba a las cuatro de la mañana.

Así llegué yo, con mi exagerado acento chilango (de la Ciudad de México) y un verdadero terror al micrófono, características ambas que yo consideraba prácticamente insuperables y a las que Guillermo describió como apenas "un pequeño desafío".

Aprendí muchísimo y vimos mucha historia. Juntos anunciamos la caída de Anastasio Somoza en Nicaragua, el asesinato del Arzobispo Oscar Arnulfo Romero en El Salvador, la invasión de Panamá por parte de Estados Unidos, la guerra de las Malvinas.

Y siempre, pero siempre, le entristeció mucho la violencia que azotaba a Colombia

Gracias a él conquisté tanto el acento ("te suplico Julita que no me cantes") como el miedo ("quien diga que no le sudan las manos cuando se abre el micrófono está mintiendo o es un inconsciente").

Trabajamos juntos muchos meses que se convirtieron en años. Aprendí muchísimo y vimos mucha historia. Juntos anunciamos la caída de Anastasio Somoza en Nicaragua, el asesinato del Arzobispo Oscar Arnulfo Romero en El Salvador, la invasión de Panamá por parte de Estados Unidos, la guerra de las Malvinas. Y siempre, pero siempre, le entristeció mucho la violencia que azotaba a Colombia.

Nos reímos muchísimo. Demasiado, quizás, porque llegó un momento en que ya no pudimos sentarnos uno frente al otro ante el micrófono, sin experimentar la terrible agonía de la risa contenida ("como cuando niño en misa").

Sé que ha dejado un enorme hueco en su familia. Quiero que tanto ellos como su país de origen al que tanto quiso, sepan que Guillermo León Ruiz, colombiano, también ha dejado un gran hueco en la BBC.

Hasta siempre Guillermo.





 

BBC MUNDO - PRODUCTOS Y SERVICIOS


Portada | Internacional | América Latina | Economía | Ciencia y Tecnología | Cultura | Deportes | Participe | A fondo | Multimedia | Aprenda inglés | Tiempo | Quiénes somos | Nuestros socios
Programación | En FM, AM, OC |
banner watch listen