Skip to main contentAccess keys helpA-Z index
BBCMundo.com
OTROS IDIOMAS
English
Português
mas idiomas
Miércoles, 29 de diciembre de 2004 - 12:25 GMT
"Escuché gritos de horror"
Pérdidas irreparables.
Poco a poco, de entre los escombros dejados por el maremoto en el Océano Indico, van surgiendo testimonios de pérdidas irreparables, de tragedias de dimensiones inimaginables, pero también historias de supervivencia.

La turista peruana Jennifer Condolo, quien el día de la tragedia se encontraba en el balneario de Phi Phi en Tailandia, narró a la BBC cómo vivió y sobrevivió el maremoto:

Un ruido muy fuerte

Estábamos en el hotel. El hotel se encontraba un poco en la montaña, ésa fue la suerte que tuvimos. Eran más o menos como las diez u once de la mañana, yo estaba despierta pero mi novio dormía.

Comencé a escuchar un ruido muy fuerte, mi primera impresión fue pensar que era un avión, pero el sonido se hacía cada vez más fuerte y era como si fuera un terremoto, como un pequeño temblor. El sonido era realmente muy fuerte.

Gritos de horror

Abrí la ventana y lo que vi, más o menos a un kilómetro de distancia, fue una ola impresionantemente grande, lo primero que le dije a mi novio fue: "Corre".

En Lima sabemos de los peligros de los tsunamis. Lo primero que nos dijo el instinto de supervivencia fue que debíamos correr hacia el monte.

Cuando subimos lo máximo que pudimos, vimos como la ola se iba yendo otra vez y dejaba todos los cadáveres y las casas, y lo único que escuchábamos eran gritos, gritos de horror.

Había abajo un grupo de chicos que estaban tratando de rescatar a un turista. Le pidieron ayuda a mi novio, el bajó y yo me quedé arriba en el monte y en eso de lejos veo que viene la segunda ola, que era más grande, y comencé a gritar desesperada y a tratar de subir más.

Todos arriba

En ese momento, en ese lapso, yo había bajado al bungalow para cerrarlo con llave y tratar de salvar los pasaportes. Cogí la mochila con los pasaportes y los pasajes, volví a correr hacia arriba y ahí fue cuando oí la segunda ola.

Toda la gente que había bajado para ayudar a las personas comenzó a subir y a correr. Nos quedamos todos arriba.

Había gente que había corrido desde la playa, gente que no sabía dónde estaban sus hijos.

Estábamos en el monte pero nadie sabía qué hacer, no teníamos ningún tipo de información, no sabíamos si iba a venir otra ola, no sabíamos si iba a haber otro terremoto en la isla, no sabíamos nada.


ESCUCHE/VEA
BBC Internacional 29/12/2004
Jennifer Condolo




 

BBC MUNDO - PRODUCTOS Y SERVICIOS


Portada | Internacional | América Latina | Economía | Ciencia y Tecnología | Cultura | Deportes | Participe | A fondo | Multimedia | Aprenda inglés | Tiempo | Quiénes somos | Nuestros socios
Programación | En FM, AM, OC |
banner watch listen