Skip to main contentAccess keys helpA-Z index
BBCMundo.com
OTROS IDIOMAS
English
Português
mas idiomas
Miércoles, 29 de diciembre de 2004 - 07:29 GMT
Maremoto: más de 50.000 muertos
Un efectivo militar tailandés intenta retirar el cuerpo de un turista occidental en una piscina de un centro vacacional (Saeed Khan/AFP/Getty Images)
Las pérdidas económicas por el daño a la infraestructura turística será gigantescas.

La magnitud de la devastación provocada por las gigantescas olas que barrieron las costas desde Indonesia hasta África el domingo pasado está entre la mayores de las que se tenga memoria.

Hay islas que aún están bajo el agua, cientos de aldeas han desaparecido, millones de personas perdieron sus hogares y las últimas estimaciones hablan de más de 50.000 muertos.

Sólo en Indonesia, las autoridades anunciaron que al menos 27.174 personas han perdido la vida.

Pero admiten que el número de víctimas aumentará a medida que se llegue a las áreas más golpeadas por la catástrofe.

Víctimas fatales (provisionales)
Indonesia: 27.174
Sri Lanka: 18.706
India: 4.371
Tailandia: 1.516
Malasia: 44
Maldivas: 52
Birmania: 30
Bangladesh: 2
Somalia: 100
Kenia: 1
Seychelles: 3
Tanzania: 10

En Sri Lanka el recuento oficial ronda los 18.000, sin embargo, el gobierno anunció que esa cifra podría trepar hasta los 25.000.

En la isla más de un millón de personas han perdido sus hogares.

India reconoció hasta el momento más de 11.000 muertes en el sur del país, mientras que Tailandia informó 1.500, la mayoría de ellas en centro vacacionales cargados de turistas occidentales.

Malasia, Birmania, Bangladesh, las Islas Maldivas y algunas naciones africanas, como Somalia, Kenia y Tanzania, también han reportado víctimas fatales, aunque en menor cantidad.

Víctimas americanas

Los gobiernos latinoamericanos continúan buscando a un número relativamente reducido de turistas que no se han comunicado con sus familiares desde que la serie de gigantescas olas alcanzaron las costas del sur asiático.

Las autoridades brasileñas confirmaron que uno de sus diplomáticos en Tailandia murió junto con su hijo. Lyes Amayo de Benedek D'Avola, estaba de vacaciones en la Isla de Phi Phi.

Argentina dice que está tratando de encontrar a entre diez y veinte de sus ciudadanos que se piensa están desaparecidos en Tailandia, mientras que Chile busca a cinco.

El embajador de Chile en Bangkok dice que parece que un chileno murió en la Isla de Phi Phi.

Por su parte, el Secretario de Estado de EE.UU., Colin Powell, señaló que confirmaron la muerte de 11 estadounidenses y que aún no se sabe de la suerte de cientos más.

Otros extranjeros afectados

Se estima que hay gran cantidad de turistas extranjeros entre las víctimas.

El sueco Carl Michael Bergman, con su hijo en brazos, busca a su esposa, desaparecida en Phuket, Tailandia
Se estima que cientos de turistas occidentales han perdido la vida en centros vacacionales de la región.

La mayoría de ellos procedentes de Gran Bretaña, Dinamarca, Suiza, Australia, Italia, Japón y Suecia, pero estos últimos parecen ser los más afectados.

La ministra sueca de Relaciones Exteriores, Laila Freivalds, dijo en una conferencia de prensa en Estocolmo que unos 1.500 de sus compatriotas aún están desaparecidos, la mayoría en Tailandia, y que se teme que muchos de ellos nunca sean hallados.

Entre los turistas que sobrevivieron al maremoto se encuentra el ex canciller alemán Helmut Kohl, quien se hallaba de vacaciones en el sur de Sri Lanka.

La fuerza aérea singalesa informó que debió rescatarlo con un helicóptero de la azotea del hotel en el cual se hallaba.

El peor en 40 años

El fenómeno -conocido como maremoto o tsunami- tuvo origen en un terremoto de 9 grados en la escala de Richter bajo el Océano Índico, al noroeste de la isla indonesia de Sumatra alrededor de las 7 hora local (01:00GMT) el domingo pasado.

Habitantes de Banda Aceh caminan entre los escombros esparcidos alrededor de una mezquita (Bay Ismoyo/AFP/Getty Images)
La ciudad indonesia de Banda Aceh resultó muy castigada debido a su cercanía del origen del maremoto.

Comunidades enteras fueron arrasadas sin previo aviso, los edificios devorados por olas de hasta de diez metros de altura y flotas pesqueras completas desaparecieron en el mar.

El impacto en términos de pérdidas humanas y económicas es catastrófico, y muchas personas en los lugares afectados aún se encuentran en estado de shock en medio de la destrucción que los rodea.

Gobiernos y agencias humanitarias han comenzado la inconmensurable tarea de llevar ayuda a las millones de víctimas.

Pero la comunicación con muchos de los lugares afectados es inexistente, por lo que nadie sabe a ciencia cierta la magnitud exacta de la devastación ni el esfuerzo humanitario necesario para mitigarla.

Honrar a los muertos

Los gobiernos de todos los países afectados han comenzado los arreglos oficiales para honrar a las decenas de miles de víctimas.

El gobierno de Sri Lanka ha declarado el viernes próximo como día de duelo nacional.

La presidenta, Chandrika Kumaratunga, anunció que servicios de distintas religiones serán llevados a cabo para despedir a quienes perdieron la vida en la catástrofe.

Abdul Kalam, presidente de India, canceló las tradicionales celebraciones de la víspera de año nuevo como muestra de respeto.

En tanto, el gobierno de las Islas Maldivas pospuso las elecciones parlamentarias que debían realizarse a finales de esta semana.

Un portavoz gubernamental anunció que la falta de comunicación con muchas de las islas del archipiélago hacía imposible la celebración de los comicios.




EN OTROS SITIOS BBC

VÍNCULOS
El contenido de las páginas externas sugeridas no es responsabilidad de la BBC.


 

BBC MUNDO - PRODUCTOS Y SERVICIOS


Portada | Internacional | América Latina | Economía | Ciencia y Tecnología | Cultura | Deportes | Participe | A fondo | Multimedia | Aprenda inglés | Tiempo | Quiénes somos | Nuestros socios
Programación | En FM, AM, OC |
banner watch listen