Skip to main contentAccess keys helpA-Z index
BBCMundo.com
OTROS IDIOMAS
English
Português
mas idiomas
Miércoles, 3 de noviembre de 2004 - 21:04 GMT
La religión, clave para los resultados

Lourdes Heredia y Amaya Larrañeta
BBC Mundo, Washington

Una mayor participación iba a beneficiar al candidato demócrata John Kerry, por lo menos así lo preveían los expertos. Sin embargo el presidente George W. Bush obtuvo 3,5 millones de votos directos más y con ellos la presidencia de los EE.UU.

George W Bush in Wilmington, Ohio
El voto de los creyentes y los grupos religiosos definió la balanza a favor de Bush.

La clave no sólo estaba en saber cuántos participaban, sino qué partido conseguiría movilizar a más electores.

El recuento del voto popular demuestra que los republicanos fueron más eficientes llevando a sus seguidores a votar.

La capacidad de los republicanos para movilizar a los creyentes y grupos religiosos fue clave en estos comicios.

Polarización

Sin embargo, si algo se demostró en estas elecciones es la polarización de la sociedad en los EE.UU., una división patente, sobre todo, en temas como la guerra de Irak y en los valores morales.

La religión -más que la clase social, el origen étnico y la educación- ha sido la clave determinante del voto en esta elección presidencial, según las encuestas a boca de urna.

Cifras
Según las encuestas, el 22% de los estadounidenses eligieron a su candidato teniendo en cuenta los valores morales.

Los dilemas morales pesaron más para los votantes que Irak, la guerra contra el terrorismo o incluso el "pan de cada día" -como la economía y la salud-, que normalmente era lo que más movilizaba al electorado.

Según las encuestas, el 22% de los estadounidenses eligieron a su candidato teniendo en cuenta los valores morales.

El 20% citó la economía, el 19% apuntó al terrorismo y sólo el 15% dijo votar teniendo como prioridad Irak.

Ya en el 2000, los analistas habían hablado de una "nación dividida", cuando los demócratas fueron los favoritos en las ciudades más liberales de ambas costas del país, mientras que los republicanos se llevaron el "corazón de los EE.UU.", sobre todo en las áreas rurales.

Este mapa se ha reproducido una vez más en estos comicios, a pesar de la intensa campaña en que se gastaron cientos de millones de dólares.

Además, vuelve a quedar en evidencia que la religión ocupa un lugar muy importante en la política.

Temas morales

Un reflejo clarísimo es que, según las encuestas, Bush recibió todo el apoyo de los ciudadanos que acuden a misa semanalmente, mientras que los no practicantes se decantaron por Kerry.

Partidarios de George Bush
Se preveía que una mayor participación beneficiaría al candidato demócrata John Kerry.

Entre las cuestiones morales que desequilibraron la balanza a favor de Bush están sobre todo el aborto, el matrimonio entre homosexuales y la investigación con células madre.

A pesar de los esfuerzos de la campaña demócrata, la participación en las urnas de los jóvenes fue menor que lo esperado. Esto también benefició la reelección de Bush.

Los jóvenes, muchos opuestos a la guerra contra Irak, prefirieron al candidato demócrata, pero este voto "anti-Bush" no logró superar los votos que consiguió el candidato republicano.

Pero no sólo los temas morales dividen a la sociedad estadounidense.

Según los resultados de estas elecciones, las familias de renta más baja y los mejor educados prefirieron a Kerry, mientras que la clase alta, los casados y en general el hombre blanco protestante se decidió por Bush.



VÍNCULOS
El contenido de las páginas externas sugeridas no es responsabilidad de la BBC.


 

BBC MUNDO - PRODUCTOS Y SERVICIOS


Portada | Internacional | América Latina | Economía | Ciencia y Tecnología | Cultura | Deportes | Participe | A fondo | Multimedia | Aprenda inglés | Tiempo | Quiénes somos | Nuestros socios
Programación | En FM, AM, OC |
banner watch listen