Skip to main contentAccess keys helpA-Z index
BBCMundo.com
OTROS IDIOMAS
English
Português
mas idiomas
Miércoles, 3 de noviembre de 2004 - 19:54 GMT
Los nuevos desafíos de Bush
Paul Reynolds
Paul Reynolds
Analista Internacional de la BBC

El presidente Bush logró la reelección porque supo persuadir a suficientes estadounidenses de no cambiar a su líder en tiempos de guerra.

George W. Bush
Bush convenció a los votantes de que aún es capaz de estabilizar Irak.

Sus seguidores sienten que su proyección del poder de Estados Unidos en el mundo los mantiene y los mantendrá a salvo. También responden a los valores morales que representa.

En cambio, el suspiro de frustración de sus oponentes en EE.UU. y el extranjero se escuchará en todo el planeta. Ellos ven con temor que un Estados Unidos sin contención domine por otros cuatro años.

George W. Bush ganó pese a los problemas en Irak, para los que no parece haber una pronta solución, y al fracaso de su gobierno para capturar a Osama Bin Laden.

De hecho, la inesperada aparición del líder de al-Qaeda en televisión un poco antes de las elecciones podría haber beneficiado al presidente al establecer con claridad quién era el enemigo.

Pero ahora la captura o la muerte de Bin Laden podrían convertirse en una de las principales prioridades del segundo período de Bush.

Porque un video de su "archi enemigo" antes de los comicios presidenciales de 2008 ya no sería un desafío, como fue esta vez, sino una humillación.

Sin fantasmas

La gente no necesariamente abandona a sus gobiernos cuando las cosas no están funcionando demasiado bien. Lo que los electores necesitan es la esperanza de que sus problemas pueden mejorar.

Osama Bin Laden
La captura o la muerte de Bin Laden cobran nueva relevancia para Bush.

Bush pudo convencer a los votantes de que todavía es capaz de estabilizar Irak, dar caza a al-Qaeda y evitar un nuevo ataque como el del 11 de septiembre de 2001 en territorio estadounidense.

El mandatario también consiguió desestabilizar la imagen de su contrincante, retratándolo como un hombre en cuya fortaleza no se puede confiar.

Fue una táctica de ataque clásica, que hizo tambalear la campaña de John Kerry.

Además, Bush hizo lo suficiente en el ámbito doméstico como para que los problemas económicos no lo perjudicaran como destruyeron a su padre cuando se enfrentó a Bill Clinton en 1992.

Y a diferencia de 2000, esta vez ganó el voto popular, con lo que alejó los fantasmas que surgieron ese año. Su legitimidad no será puesta en duda; en esta ocasión no triunfó gracias a la Corte Suprema.

Imprevistos

De modo que el mundo sigue como estaba el día antes de las elecciones.

Siempre aparecen crisis que son impredecibles. China podría amenazar a Taiwán, por ejemplo. Y los problemas que hay a la vista, como el de Irak, pueden empeorar.

El punto ahora es si su segunda administración será igual a la primera.

Para muchos los segundos períodos son utilizados para consolidar políticas, no para crearlas, pero no hay cómo asegurar que será así: siempre aparecen crisis que son impredecibles.

China podría amenazar a Taiwán, por ejemplo. Y los problemas que hay a la vista, como el de Irak, pueden empeorar.

Bush tendría además que hacer un esfuerzo por acercarse a los países europeos de los que se distanció a raíz del conflicto iraquí: Francia y Alemania.

Sin embargo, lo más probable es que las relaciones con los gobiernos francés y alemán se mantengan congeladas por el momento.

Corea e Irán

En otros ámbitos de la política exterior, el analista de temas estadounidenses John Dumbrell, de la Universidad de Leicester, opina que hay algo que sí cambiará: "No habrá más invasiones".

Cronograma en Irak
Enero 2005: elección de gobierno provisional
Fines 2005: elecciones generales inspiradas en una nueva Constitución

Ni el pueblo ni el presupuesto de Estados Unidos lo soportarían, opina el experto.

Desde luego, es muy difícil imaginarse a Washington lanzando un ataque contra Corea del Norte por su programa nuclear.

Porque aunque el ejército de EE.UU. está configurado para combatir en dos frentes, una intervención como ésa sería mucho más compleja que la de Irak.

Un ataque a las instalaciones nucleares de Irán no se puede descartar, pero en ese caso es más probable que Israel sea la "lanza".

Fue Israel el que en 1981 destruyó el reactor nuclear de Irak y en los últimos meses ha llevado a cabo una campaña diplomática afirmando que Irán intentará desarrollar armas nucleares.

Los mismos temas

Pero por ahora el principal problema de Bush seguirá siendo Irak.

La estrategia para que las tropas estadounidenses salgan de ese país parece débil, pero no es imposible. Básicamente depende del establecimiento de un gobierno estable y representativo del deseo de los iraquíes.

Yasser Arafat
El futuro de Arafat es la principal incertidumbre que Bush enfrentará en Medio Oriente.

Esto tendría que ocurrir en dos etapas. En enero se realizarán elecciones para elegir un gobierno de transición. A fines del 2005 habría comicios generales inspirados en una nueva Constitución.

En ese momento terminará el mandato del Consejo de Seguridad sobre las tropas extranjeras en Irak y la nueva administración podría solicitar que se queden.

Bush debe estar esperando que le pidan que retire a sus soldados o al menos a la mayoría de ellos.

Nadie espera cambios sustanciales en otras áreas.

En Medio Oriente, hay incertidumbre sobre el futuro de Yasser Arafat pero, como ahora, no hay certeza sobre el papel que jugará Estados Unidos.

En medio ambiente, Bush no firmará el protocolo de Kioto sobre cambio climático.

El presidente continuará ocupado en temas de seguridad. Y eso parece ser lo que los estadounidenses quieren.



VÍNCULOS
El contenido de las páginas externas sugeridas no es responsabilidad de la BBC.


 

BBC MUNDO - PRODUCTOS Y SERVICIOS


Portada | Internacional | América Latina | Economía | Ciencia y Tecnología | Cultura | Deportes | Participe | A fondo | Multimedia | Aprenda inglés | Tiempo | Quiénes somos | Nuestros socios
Programación | En FM, AM, OC |
banner watch listen