Skip to main contentAccess keys helpA-Z index
BBCMundo.com
OTROS IDIOMAS
English
Português
mas idiomas
Miércoles, 28 de julio de 2004 - 11:39 GMT
"Quemados vivos" en Sudán

La Unión Africana condenó a las milicias árabes pro gobierno que operan en Darfur, oeste de Sudán, y las responsabilizó por las masacres contra civiles que han dejado un estimado de 50.000 muertos y más de un millón de refugiados.

Desplazados sudaneses.

Así lo confirmó el corresponsal de la BBC Mark Doyle, quien tuvo acceso a las minutas del Consejo de Paz y Seguridad de la organización de países africanos.

En las mismas se consigna el testimonio de observadores militares de la Unión Africana, que describen las atrocidades cometidas por los Janjaweed, acusados de ejecutar una campaña de limpieza étnica contra campesinos negros.

Uno de los testigos citados relata el saqueo de un mercado en una localidad de Darfur, en el que los milicianos árabes encadenaron y quemaron vivas a varias personas.

El gobierno del presidente Omar al-Bashir reconoció haber movilizado "milicias de autodefensa" luego de los primeros ataques rebeldes en Darfur, pero niega cualquier vínculo con los Janjaweed.

Misión de paz

Los observadores militares de la Unión Africana (UA) advirtieron al organismo sobre la escalada de ataques indiscriminados y sin provocación, perpetrados por los Janjaweed contra la población civil en Sudán.

Mural de la Unión Africana.
La Unión Africana considera desplegar una fuerza de paz a gran escala.

Esto llevó a que la UA pusiera como primer punto de un comunicado oficial su "grave preocupación" por los continuos ataques a la población civil a manos de las milicias Janjaweed.

En el mismo documento, la organización señala que considera seriamente la posibilidad de ampliar su misión de observación a una misión de paz a gran escala, con el principal objetivo de desarmar a los rebeldes.

Las denuncias contra las milicias Janjaweed no son nuevas, pero sí el hecho de que la organización continental se pronuncie al respecto.

Según nuestro corresponsal, el endurecimiento de la posición de la UA da un firme impulso a un proyecto de resolución del Consejo de Seguridad de la Organización de Naciones Unidas (ONU) que contempla duras sanciones contra el gobierno de Sudán si no hace nada para detener la violencia en Darfur.

Powell y Mubarak

Colin Powell, secretario de Estado de EE.UU. (centro) y Kofi Annan, Secretario General de las Naciones Unidas.
EE.UU. promueve ante el Consejo de Seguridad de la ONU una resolución crítica de Sudán.

El jefe de la diplomacia estadounidense, Colin Powell, se reunió este miércoles con el presidente de Egipto, Hosni Mubarak, en el marco de su gira por Medio Oriente, y Sudán no fue un tema ajeno a las conversaciones.

Powell dijo que se debe dar tiempo al gobierno sudanés para enfrentar la crisis, pero advirtió que las enfermedades y el hambre se cobrarán pronto miles de vidas en la región.

El secretario de Estado indicó también que es necesario mantener la presión sobre las autoridades de Jartum pero se negó a determinar un plazo exacto para exigir medidas.

El gobierno egipcio opina por su parte que Jartum está dando los pasos correctos para resolver la crisis, y que se le debe dar más tiempo.

En tanto, los gobiernos de Estados Unidos y el Reino Unido anunciaron seguir juntando pruebas para determinar claramente si las masacres en Sudán deben calificarse de "genocidio".

La cancillería británica señaló el martes que en caso de ser así, implicaría la "obligación moral" de una intervención internacional.



VÍNCULOS
El contenido de las páginas externas sugeridas no es responsabilidad de la BBC.


 

BBC MUNDO - PRODUCTOS Y SERVICIOS


Portada | Internacional | América Latina | Economía | Ciencia y Tecnología | Cultura | Deportes | Participe | A fondo | Multimedia | Aprenda inglés | Tiempo | Quiénes somos | Nuestros socios
Programación | En FM, AM, OC |
banner watch listen