Skip to main contentAccess keys helpA-Z index
BBCMundo.com
OTROS IDIOMAS
English
Português
mas idiomas
Martes, 20 de julio de 2004 - 18:17 GMT
Irak: guerra en Parlamento británico

El primer ministro del Reino Unido, Tony Blair, negó este martes que su credibilidad estuviera en tela de juicio en un agitado debate del Parlamento sobre la guerra en Irak.

Blair dijo que los errores que se cometieron en la interpretación de la información con la que se contaba antes de la guerra, no implicaba que la misma no hubiera sido justificada.

Tony Blair, primer ministro del Reino Unido.
El premier alegó que el hecho de que hoy en día Irak tenía un "futuro al alcance" implicaba la guerra fue un acto de liberación.

Ante los cuestionamientos de sus opositores el primer ministro no se excusó, aunque anunció cambios para evitar que se vuelvan a cometer los mismos errores.

La discusión tuvo lugar pocos días después de que fueran reveladas las conclusiones de una investigación interna dirigida por el ex funcionario civil Lord Butler de Brockwell.

El informe criticó la forma en que se recolectó y presentó la información sobre la capacidad armamentista de Irak, pero no responsabilizó a ninguna agencia o persona en particular por las fallas.

Tras la publicación del informe y a pesar de que ha sido atacado desde todos los flancos -con muchos pidiendo su cabeza- el primer ministro británico sigue defendiendo su decisión de unirse a la coalición bajo las órdenes de Estados Unidos.

Concesiones

Big Ben
El debate empezó a las 1330 GMT con las palabras de Tony Blair.

El debate de este martes, que se anticipó duraría cinco horas, empezó a las 1330 GMT con Blair asegurando que, si en el futuro se vuelven a publicar, los documentos de los servicios de Inteligencia incluirán las advertencias sobre las limitaciones de la información recolectada.

También, el análisis del Comité Conjunto de Inteligencia y el informe del gobierno se publicarán por separado.

Además, las reuniones entre los ministros y funcionarios de relaciones exteriores serán más formales.

A la luz de las recomendaciones del informe de Butler, el primer ministro aceptó que el próximo asesor en jefe de Inteligencia deberá ser manifiestamente independiente.

Ataque interno

Paso seguido, Blair insistió en que la información de los servicios de inteligencia que recibió apuntaba a que el ex presidente de Irak, Saddam Hussein, estaba tratando de desarrollar un programa de fabricación de armas de destrucción masiva, y que representaba una amenaza continua.

Claire Short, miembro del parlamento -laborista.
Hoy en día, Short es una de las más acérrimas opositoras de Blair.

El premier subrayó que el análisis que reflejaba el punto de vista de los servicios de inteligencia a nivel mundial.

No obstante, una de las más duras críticas de la posición del gobierno, Claire Short -quien fue parte del gabinete que decidió atacar a Irak y luego renunció- cuestionó la urgencia del ataque.

En respuesta, Blair se refirió a la resolución 1441, que fue aprobada por el Consejo de Seguridad y que exigía de Hussein cooperación completa. Señaló además que trató de conseguir una segunda resolución con un ultimátum más fuerte y fechas límite, pero algunos países rehusaron siquiera discutirlo.

Sin ultimátum y ante la posibilidad de que continuara la misma situación en la se había estado por 12 años, sólo se podía dar un paso atrás o atacar -explicó el premier.

O darle más tiempo a los inspectores de armas de la ONU, opinaron varios, entre ellos Short, durante el debate.

Los terceros de primeros

Pero quizás la condena más efectiva provino del segundo partido de oposición y el tercero en tamaño del Reino Unido, el Liberal Demócrata.

Charles Kennedy, líder del partido Liberal Demócrata.
Kennedy señaló que no dudaba de la buena fe de Blair, pero que el público quería verlo "genuinamente arrepentido".

Su líder, Charles Kennedy, y todos sus integrantes se opusieron desde el principio a lanzar una operación militar contra Irak -lo que les garantiza la libertad moral para cuestionar.

Dejando muy claro que no dudaba de la buena fe de Tony Blair, Kennedy señaló que el telón de fondo del informe de Butler era una guerra que para su partido no había sido necesaria y que había afectado negativamente al Reino Unido.

Habló además de la serie de juicios políticos erróneos y una justificación para la guerra con "fallas fatales" habían resultado en la "profunda pérdida de la confianza del público".

Subrayó que quienes estaban pagando por el error son aquellos que han perdido la vida y que Blair tenía que demostrar un "arrepentimiento genuino" frente a lo sucedido.

Kennedy cerró su intervención diciendo que se sentía "avergonzado por la guerra en Irak".

Difícil de decir

A pesar de que este martes le correspondía el estrellato al líder del partido de oposición, Michael Howard, el hecho de que los conservadores apoyaron la guerra desde el principio y sin titubear limitó la capacidad de crítica del principal contendiente de Blair.

Michael Howard, líder del partido Conservador.
Howard tenía las manos relativamente atadas pues su partido apoyó -y apoya- la guerra.

La opinión pública británica ya había recibido con escepticismo las declaraciones formuladas antes del debate por el líder del Partido Conservador (o Tory) de que no hubiera votado a favor de la guerra de haber sabido de las fallas en la información sobre Irak.

"No habría podido votar por esa resolución", le dijo Howard al diario Sunday Times, aunque aclaró luego que en todo caso habría apoyado el ataque, sólo que basándose en una moción distinta.

Los laboristas lo acusaron inmediatamente de estar alcanzando "nuevos niveles de oportunismo".

Durante su intervención de este martes, Howard trató en vano de resaltar la validez de su argumento.

Incluso cuando criticó al gobierno por no haber preparado un plan para la postguerra iraquí, la misma Claire Short defendió al Ejecutivo diciendo que sí lo tenían pero que Estados Unidos no lo implementó.

Howard finalizó su intervención preguntándose por qué, para el primer ministro, "perdón parece ser la palabra más difícil de decir" -parafraseando una canción de Elton John.



ESCUCHE/VEA
Significado y consecuencias del informe Butler
BBC Enfoque - 15.07.04



NOTAS RELACIONADAS
ONU/Irak: regresarán inspectores
20 07 04  |  Internacional
Blair de nuevo en jaque por Irak
20 07 04  |  Internacional
Todos tienen la culpa
15 07 04  |  La Columna de Miguel
R.Unido: derrota laborista en las urnas
16 07 04  |  Internacional
Blair: "Una caja de cuchillos afilados"
15 07 04  |  Internacional
Irak: "graves fallas" de inteligencia
14 07 04  |  Internacional


VÍNCULOS
El contenido de las páginas externas sugeridas no es responsabilidad de la BBC.


 

BBC MUNDO - PRODUCTOS Y SERVICIOS


Portada | Internacional | América Latina | Economía | Ciencia y Tecnología | Cultura | Deportes | Participe | A fondo | Multimedia | Aprenda inglés | Tiempo | Quiénes somos | Nuestros socios
Programación | En FM, AM, OC |
banner watch listen