Skip to main contentAccess keys helpA-Z index
BBCMundo.com
OTROS IDIOMAS
English
Português
mas idiomas
Sábado, 2 de abril de 2005 - 20:39 GMT
¿Cómo se elige un Papa?
Cardenales
La elección de un nuevo Papa se realiza en secreto.

El complejo proceso de selección de un nuevo Pontífice se ha mantenido casi inalterado durante siglos. Conozca paso a paso cómo se vota por un Papa. Haga clic en los siguientes puntos:

1. Convocan a los cardenales
2. Comienza el Cónclave
3. La votación
4. Se anuncia el nuevo Pontífice


Convocan a los cardenales

Cardenales de todo el mundo deben empacar sus maletas y viajar a Roma. Tienen que estar presentes en el funeral del Papa y participar en nueve días de duelo oficial. Pero también deben elegir un sucesor.

Cardenales
Los cardenales son los miembros más encumbrados del clero.

Los cardenales son los miembros más encumbrados del clero y son conocidos como los "príncipes" de la Iglesia. Entre ellos hay arzobispos de grandes ciudades y jefes de dependencias del Vaticano.

Ellos son responsables del destino de una religión que actualmente posee alredor de mil seiscientos millones de fieles en todo el mundo. Y uno de ellos será elegido Papa.

Nadie puede predecir quién será el nuevo Pontífice. Europa presenta fuertes candidatos, pero ha crecido el número de cardenales de América Latina, África y Asia.

De modo que hay esperanzas de que el próximo Papa provenga de las naciones en desarrollo.

Volver arriba


Comienza el Cónclave

La elección de un nuevo Papa se realiza en secreto, durante un acto único en el mundo.

Los cardenales se recluyen en el Vaticano hasta decidir el nombre del sucesor de Pedro. El proceso puede tomar días y en siglos anteriores hubo casos en los que duró semanas, meses y hasta años.

Capilla Sixtina
El Cónclave se realiza en la majestuosa Capilla Sixtina.

La reunión se conoce como Cónclave, indicando que los cardenales se reúnen "bajo llave". No se les permite ningún contacto con el mundo exterior hasta que todo termine.

Esta práctica surgió para obligar a los presentes a llegar a un acuerdo lo más pronto posible. Cuando demoraban demasiado, los que esperaban afuera reducían sus raciones de comida. Con el tiempo, el procedimiento ha sido considerado también como una forma de evitar que los gobiernos influyan en la elección.

En épocas recientes los Cónclaves han sido breves. Pero el secreto se mantiene. Antes de que la votación comience en la Capilla Sixtina, el sitio es revisado por expertos en seguridad para garantizar que no haya micrófonos ni cámaras ocultas.

Volver arriba


La votación

La elección tiene lugar en la Capilla Sixtina y sus detalles jamás se revelan. La pena por romper el silencio es la excomunión.

Cada cardenal escribe su voto en el trozo de una tarjeta, intentando encubrir su letra, y luego pliega el papel y lo coloca en una bandeja. El sufragio es volcado en un cáliz. No se admite discusión alguna.

Guardia Suiza en la Plaza de San Pedro
El sitio es revisado para evitar micrófonos y cámaras ocultas.

Una vez que todos los cardenales se expresan, se cuentan los votos y se lee en voz alta el logro de cada candidato. Los trozos de tarjeta son unidos con hilo y aguja. Al final de dos rondas de elección, los papeles se colocan en un hornillo y son quemados.

El estricto secreto implica que la única señal de lo que ocurre en la Capilla Sixtina proviene del humo que surge dos veces al día de la chimenea, visible a las multitudes que aguardan en la plaza de San Pedro.

El humo blanco indica que se ha nombrado Papa; el negro, que ningún candidato ha logrado un número suficiente de votos.

Volver arriba


Se anuncia el nuevo Pontífice

El nombre del sucesor de Pedro no se revela inmediatamente al mundo.

Luego de que el nuevo Papa es felicitado por el resto de los cardenales, es necesario ajustar su vestimenta. El sastre papal tiene listas prendas de todas las tallas, pero deben hacerse retoques de último momento.

Plaza de San Pedro
El nuevo papado se inicia la bendición de "Urbi et Orbi".

Luego, el tradicional anuncio desde el balcón de la Basílica de San Pedro hace eco en toda la plaza: ¡Annuntio vobis gaudium magnum... habemus papam! ("Anuncio para júbilo de ustedes... tenemos nuevo Papa").

El nombre se revela entonces y pronto las puertas del balcón se abren para que se produzca la primera aparición pública del Pontífice consagrado, frente a cientos de miles de personas.

Luego de pronunciar algunas palabras, el Papa da la tradicional bendición de Urbi et Orbi (para la ciudad y el mundo) y así se inicia un nuevo papado.



ESCUCHE/VEA
¿Cómo se elige un Papa?



VÍNCULOS
El contenido de las páginas externas sugeridas no es responsabilidad de la BBC.


 

BBC MUNDO - PRODUCTOS Y SERVICIOS


Portada | Internacional | América Latina | Economía | Ciencia y Tecnología | Cultura | Deportes | Participe | A fondo | Multimedia | Aprenda inglés | Tiempo | Quiénes somos | Nuestros socios
Programación | En FM, AM, OC |
banner watch listen