Skip to main contentAccess keys helpA-Z index
BBCMundo.com
OTROS IDIOMAS
English
Português
mas idiomas
Jueves, 7 de octubre de 2004 - 04:11 GMT
Campo de batalla
Lourdes Heredia
Lourdes Heredia
BBC Mundo, enviada especial a Cleveland, Ohio

Cuando faltan menos un mes para las elecciones presidenciales en EE.UU., los esfuerzos del presidente George W. Bush y de su oponente demócrata, el senador John Kerry, se centran en un puñado de estados considerados como el "campo de batalla".

Según los especialistas, las elecciones presidenciales de este año se decidirán en 9 de los 50 estados del país y por eso, no es de extrañar que sea en estos lugares donde se ha dado hasta ahora el mayor número de viajes y eventos de ambos candidatos.

George W. Bush, presidente de EE.UU.
Bush sabe del valor de los votos electorales.

Incluso, algunos analistas consideran que sólo son tres estados los que tienen las llaves a la Casa Blanca: Ohio, Pensilvania y Florida.

Aquél candidato que logre ganar dos de ellos se llevará la victoria, predicen los observadores tomando en cuenta lo que pasó en otras elecciones.

Lo que es común en todos estos estados es que en los pasados comicios del año 2000, la competencia fue muy cerrada y la diferencia entre los votos fue mínima. Además de los tres "estados clave" están también: Nuevo México, Iowa, Minnesota, Missouri, Nevada, New Hampshire y Wisconsin.

Peculiaridades

Pero, si es sorprendente que sólo un puñado de estados decida las elecciones, hay otros factores en el sistema electoral estadounidense que también son distintos a otros países.

Por ejemplo, en el año 2000, George W. Bush ganó las elecciones con menos votos que su contrincante Al Gore. ¿cómo fue esto posible?

Pues bien, la respuesta es que la elección se hace a través de "colegios electorales" y no de votos individuales.

Así los estadounidense eligen a su presidente de manera indirecta y basta con que un aspirante obtenga 270 de los 538 votos electorales para triunfar.

Estos 538 colegios electorales que están repartidos de forma proporcional entre los diferentes estados, en función, principalmente, del tamaño de su población.

El sistema fue diseñado en 1787, con el objetivo de equilibrar el poder de los estados más grandes con los pequeños y ahora es una constante fuente de controversia entre los analistas políticos.

John Kerry, candidato demócrata a la Presidencia de EE.UU.
Los expertos creen que Kerry debe ganar al menos dos de los tres estados clave.

Pero además de los colegios electorales, el otro detalle es que no hay que olvidar es que no basta con figurar en el censo para poder votar, sino que hay que registrarse (como máximo, 29 días antes de las elecciones).

Muchos estadounidenses, sobretodo los de minorías étnicas, incluyendo los latinos, no hacen este trámite y por eso luego no pueden ejercer su derecho al voto.

Aunque en estas elecciones, muchas asociaciones políticas han hecho un esfuerzo para llegar a estas comunidades y se llevaron a cabo muchas campañas para convencer a los ciudadanos para que se registraran a tiempo.

Este esfuerzo tuvo sus frutos y las autoridades han anunciado que en muchos de los estados clave, se han registrado un número histórico de nuevos votantes.



NOTAS RELACIONADAS
Cheney vs Edwards: sin ganador claro
06 10 04  |  Internacional


VÍNCULOS
El contenido de las páginas externas sugeridas no es responsabilidad de la BBC.


 

BBC MUNDO - PRODUCTOS Y SERVICIOS


Portada | Internacional | América Latina | Economía | Ciencia y Tecnología | Cultura | Deportes | Participe | A fondo | Multimedia | Aprenda inglés | Tiempo | Quiénes somos | Nuestros socios
Programación | En FM, AM, OC |
banner watch listen