Skip to main contentAccess keys helpA-Z index
BBCMundo.com
OTROS IDIOMAS
English
Português
mas idiomas
Miércoles, 6 de octubre de 2004 - 23:35 GMT
Una enorme falla de inteligencia

Paul Reynolds
Especialista en temas internacionales de la BBC

El informe del Grupo de Investigación en Irak (ISG por sus siglas en inglés) deberá poner fin a la saga que quedará registrada en la historia como uno de los grandes fracasos de los servicios de inteligencia.

Saddam Hussein cuando todavía estaba en el poder
Saddam era una amenaza en potencia, mas no inmediata, dice el informe.

El grupo concluyó que era improbable que Saddam Hussein hubiese tenido armas de destrucción masiva.

También concluyó que probablemente tenía la intención de fabricar armas químicas en el futuro, si las sanciones internacionales hubiesen sido levantadas.

"El énfasis es sobre la capacidad y la intención y no sobre una amenaza inmediata", comentó un funcionario británico familiarizado con el informe.

Pero el debate político alrededor del tema continúa.

Los opositores a la guerra se sentirán reivindicados. Para ellos, los inspectores de Naciones Unidas hubieran podido concluir que Irak no poseía un arsenal si se les hubiera permitido terminar su tarea.

Para los que apoyan la guerra, la amenaza potencial es justificación suficiente para haber tomado la decisión de atacar Irak.

La Cancillería británica ya está afirmando que Saddam Hussein estaba a punto de acabar con las sanciones, que tenía un programa secreto de distribución de petróleo que le reportó US$2.000 millones, que nunca abandonó sus aspiraciones de obtener armas químicas y que emprendería de nuevo sus actividades de armas de destrucción masiva una vez se levantaran las sanciones.

Además de ser un gran fracaso de inteligencia, también es un gran misterio. ¿Cómo pudieron los servicios de inteligencia estar tan despistados?

Misiles scud en Irak durante el régimen de Saddam Hussein
Irak tuvo misiles scud que planeaban volver a fabricar, dice el informe.

A través de sus indagaciones, el ISG elaboró la teoría que Saddam Hussein estaba convencido de que su poder provenía de las armas que le tocó eliminar después de la Guerra del Golfo en 1991, pero estaba decidido a conservar su habilidad de fabricarlas.

Al mismo tiempo quería mantener el mito de su invenciilidad. Siempre pensó que los estadounidenses no entraron a Bagdad en 1991 por miedo a las supuestas armas de destrucción masiva. Así que ocultó el hecho que no las tenía.

Su prioridad no era fabricar las armas, era buscar el levantamiento de las sanciones.

Saddam estaba preparado a esperar que el mundo exterior perdiera interés en él y lo dejaran sólo. Pero esto resultó ser una estrategia desastrosa porque se encontró con un gobierno en Washington que estaba preparado para irse a la guerra.



NOTAS RELACIONADAS
¿Armas de destrucción masiva?
16 03 04 |  Internacional
Washington "tergiversó" amenaza
08 01 04 |  Internacional
Doble atentado en Bagdad
04 10 04 |  Internacional
Irak: EE.UU. "controla" Samarra
03 10 04 |  Internacional


VÍNCULOS
El contenido de las páginas externas sugeridas no es responsabilidad de la BBC.


 

BBC MUNDO - PRODUCTOS Y SERVICIOS


Portada | Internacional | América Latina | Economía | Ciencia y Tecnología | Cultura | Deportes | Participe | A fondo | Multimedia | Aprenda inglés | Tiempo | Quiénes somos | Nuestros socios
Programación | En FM, AM, OC |
banner watch listen