Skip to main contentAccess keys helpA-Z index
BBCMundo.com
OTROS IDIOMAS
English
Português
mas idiomas
Jueves, 14 de octubre de 2004 - 14:01 GMT
Ohio: un estado clave
Lourdes Heredia
Lourdes Heredia
BBC Mundo, enviada especial a Cleveland, Ohio

Campaña electoral en Ohio
El estado de Ohio es un reflejo de lo dividida que se encuentra la sociedad estadounidense.

El estado de Ohio, uno de los más peleados por los candidatos presidenciales, es un reflejo de lo dividida que se encuentra la sociedad estadounidense en estas elecciones, que muchos consideran la más importante de la historia contemporánea del país.

"Todos son mentiras y sólo depende quién las diga mejor", opinó convencido Jason Pierres, un trabajador de una fábrica en Cleveland, que es la ciudad más pobre de Estados Unidos.

Jason, sin embargo, aseguró que sí irá a votar, mientras que su compañero de asiento en un autobús comenta que el votar fue un derecho por el que sus antepasados lucharon duramente.

"Me enfurecen los jóvenes. No se dan cuenta de cómo batallamos los afroamericanos para poder tener voz en este país", señaló Jessie, un jubilado de 60 años que se queja de que, durante el gobierno de George W. Bush, sus hijos y nietos han perdido su empleo.

"Ahora trabajan con contratos sin beneficios, y eso significa que no tienen seguro médico. Vamos de mal en peor", agregó.

Recortes

Desde 2001, se perdieron en el estado de Ohio 237.000 empleos, sobre todo en el sector industrial. Pese a los esfuerzos del gobierno local, y a pesar de que el estado ha sido el centro de las campañas electorales en las que los partidos han gastado más de US$20 millones en publicidad y eventos, las plantas industriales continúan cerrando y sube la cifra oficial de desocupados.

Es ridículo pensar que los políticos gastan tanto dinero en las campañas electorales. ¿Por qué no utilizan ese dinero para crear empleo o para las escuelas?
Cristine Haley, trabajadora social y estudiante

"Es ridículo pensar que los políticos gastan tanto dinero en las campañas electorales. ¿Por qué no utilizan ese dinero para crear empleo o para las escuelas?", dijo Cristine Haley, una trabajadora social que ahora cursa una maestría en la Universidad Case Western Reserve.

Para Meg Wuerdeman, otra universitaria que es voluntaria para enseñar teatro en la escuela primaria de Buhrer, definitivamente los recortes en la educación son un problema para la sociedad.

"Para mí es importante este proyecto en el que los niños tienen la oportunidad de expresar su creatividad y formar un grupo, porque de otra manera la escuela no tiene recursos para actividades extracurriculares", explicó Meg.

La BBC visitó el colegio, que se encuentra en el oeste de la ciudad, donde viven muchos niños latinos.

"Esta escuela es maravillosa. Con sus pocos recursos incluso enseñan español, y hacen todo el esfuerzo para que estos niños, que en su mayoría vienen de familias de pocos recursos, tengan un futuro mejor. Pero vaya que el gobierno podría dar un poco más de fondos en lugar de estar recortando", enfatizó Meg. Otros estudiantes compartieron su opinión.

Dura realidad

Lo que se vive en esta escuela en Cleveland, se vive en muchas otras ciudades de Estados Unidos, y por eso no es de extrañar que además de la seguridad nacional las prioridades de los electores en Ohio son la economía, la salud y la educación.

Campaña electoral en Ohio
"Todos son mentiras y sólo depende quien las diga mejor", dijo Pierres un trabajador de Cleveland.

"A todos nos importa lo que pasa en Irak. Sin seguridad tampoco hay trabajo, pero para mí es importante tratar de que las fábricas no sigan cerrando", señaló Mark Granakis, el líder del sindicato de la empresa metalúrgica que hace láminas de acero en las afueras de Cleveland.

Hace dos años la planta había cerrado por dos años y de los más de 450 empleados, quedaron sólo nueve trabajadores manteniendo las máquinas. Ahora la planta reabrió sus puertas tras ser comprada por otra empresa, aunque sólo da empleo a la mitad de los trabajadores.

"Hay que ver hacia el futuro, hace dos años se te partía el alma al ver estas máquinas muertas. Ahora por lo menos tenemos una esperanza" aseguró Granakis después de haber criticado la política del gobierno Bush.

A todos nos importa lo que pasa en Irak. Sin seguridad tampoco hay trabajo, pero para mí es importante tratar de que las fábricas no sigan cerrando
Mark Granakis, líder sindicalista

"Esos acuerdos de libre comercio se han llevado nuestros trabajos a lugares donde pagan más barata la mano de obra. Esa política es equivocada y aunque no estoy convencido con todo lo que dice, yo voy a votar por John Kerry porque a él si le preocupa que todos los trabajadores tengamos un salario decente y seguro médico", enfatizó.

Uno de los nueve que quedaron manteniendo las máquinas durante el tiempo que permaneció cerrada, la planta donde hacen láminas de acero, también dio su opinión.

"Incluso mi hermano se quedó en la calle", señaló Bob Bullick.

Pese a estos altibajos, Bullick aseguró convencido que el votará por la reelección de Bush.

No tengo ninguna duda, ese es mi candidato. Para mí son importantes los valores en los que se fundó esta nación y él va a protegerlos", explicó.



NOTAS RELACIONADAS
Cheney vs Edwards: sin ganador claro
06 10 04  |  Internacional


VÍNCULOS
El contenido de las páginas externas sugeridas no es responsabilidad de la BBC.


 

BBC MUNDO - PRODUCTOS Y SERVICIOS


Portada | Internacional | América Latina | Economía | Ciencia y Tecnología | Cultura | Deportes | Participe | A fondo | Multimedia | Aprenda inglés | Tiempo | Quiénes somos | Nuestros socios
Programación | En FM, AM, OC |
banner watch listen