Skip to main contentAccess keys helpA-Z index
BBCMundo.com
OTROS IDIOMAS
English
Português
mas idiomas
Viernes, 1 de octubre de 2004 - 09:45 GMT
Sin golpe de knock out

Rob Watson
Analista de la BBC en Miami

Las mayores apuestas en el debate vinieron del lado de John Kerry. Después de todo, a él le corresponde el rol de desafiar en esta elección.

John Kerry y George W. Bush
El debate deja las cosas de un modo muy similar al que estaban.

Lo que necesitaba mostrar es esa calidad intangible, que debe aparecer cuando se ocupa la presidencia.

También debía criticar la política exterior del presidente George W. Bush.

Kerry logró lanzar varios golpes contra el presidente en relación a su manejo de la guerra en Irak.

Aseguró que la guerra fue mal planeada y fue una distracción más que una estrategia de la lucha contra el terrorismo.

En general, el eje de Kerry fue prometer un combate contra el terrorismo más inteligente y menos molesto para los aliados.

Ese fue su tema constante.

Kerry logró lanzar varios golpes contra el presidente en relación a su manejo de la guerra en Irak.

Incluso los mismos seguidores de Bush hubieran querido verlo hacer una defensa más convincente de su política.

Después de cuatro años de gobierno, posiblemente es cierto que Bush no está acostumbrado a enfrentar críticas tan frontales como las que le disparó Kerry.

El presidente suele estar rodeado de gente que siempre le dice que es el líder del mundo libre. El ataque en el debate debe haber sido de gran impacto para él.

Pero, más allá de la presión de Kerry, Bush no cometió grandes errores que lo dejaran al descubierto frente a su contrincante.

Pasar la prueba

Televisación del debate Bush-Kerry
Ninguno de los dos candidatos lanzó el golpe de knockout.

Después de verse un poco incómodo al comienzo, Bush devolvió el golpe.

Reiteró varias veces que lo que se necesitaba en la guerra contra el terrorismo era decisión, tenacidad y liderazgo.

El presidente también señaló que Kerry había cambiado su posición en relación a Irak, con lo cual enviaba señales confusas.

Y, aunque Bush ha tenido debates más exitosos, no falló en la prueba.

El presidente siempre fue visto como un orador incansable y el evento del jueves no fue una excepción.

Sus asesores se sentirán conformes al tener la certeza de que a todos los que miraron el debate les quedó claro su punto de vista: la guerra en Irak fue un acierto, fue parte de la guerra contra el terrorismo y el otro candidato no es confiable.

Ataques agudos

Los dos jugaron el juego que se esperaba.

El presidente siempre fue visto como un orador incansable y el evento del jueves no fue una excepción.

Kerry lanzó ataques agudos contra el presidente en su manejo de la política exterior y mostró las cualidades que cultivó como senador.

Bush, por su parte, desplegó al máximo su imagen de político convincente.

Al final de cuentas, ninguno de los dos lanzó el golpe de knockout.

Este debate le dio la oportunidad a Kerry de mantenerse en carrera y disminuir la brecha que lo separa de Bush.

Después de la contienda, Kerry quedó parado como un firme contrincante de Bush, aunque el presidente no cometió errores de consideración.

Esto deja las cosas de un modo muy similar al que estaban.



NOTAS RELACIONADAS
Bush Vs. Kerry: fin al primer duelo
01 10 04  |  Internacional
Bush y Kerry frente a frente
01 10 04  |  Internacional
Todo listo para el debate
30 09 04  |  Internacional
¿Y dónde están los candidatos?
30 09 04  |  Internacional
A. Latina: ¿Bush o Kerry?
18 09 04  |  Barómetro económico


VÍNCULOS
El contenido de las páginas externas sugeridas no es responsabilidad de la BBC.


 

BBC MUNDO - PRODUCTOS Y SERVICIOS


Portada | Internacional | América Latina | Economía | Ciencia y Tecnología | Cultura | Deportes | Participe | A fondo | Multimedia | Aprenda inglés | Tiempo | Quiénes somos | Nuestros socios
Programación | En FM, AM, OC |
banner watch listen