Skip to main contentAccess keys helpA-Z index
BBCMundo.com
OTROS IDIOMAS
English
Português
mas idiomas
Martes, 28 de septiembre de 2004 - 14:32 GMT
Intifada: también lucha de palabras
Jana Beris
Jana Beris
BBC, Jerusalén

Joven palestino tirando piedras
2.778 palestinos y 1.017 israelíes han muerto desde el inicio de la intifada.

El 28 de septiembre de 2000, la polémica visita a la Explanada de las Mezquitas (para los palestinos) o el Monte del Templo (para los israelíes) por parte del entonces líder de la oposición israelí Ariel Sharon -actual primer ministro-, detonó el comienzo de la llamada segunda "Intifada".

Ya ni siquiera hay que traducir la palabra. El mundo todo sabe a qué nos referimos los periodistas, al reportar sobre la "intifada".

Pocos quizás saben que la traducción literal es "sacudida", algo así como un brusco movimiento, un temblor que pretende movilizar todo.

Esta "intifada" entra en su quinto año con números que asustan y una lucha que se combate en las calles y también en las palabras, palabras que siempre implican víctimas.






Operativos o asesinatos selectivos

Funeral del fundador de Hamas, Ahmed Yassin
Asesinatos selectivos: un crimen para los palestinos, un acto de autodefensa para Israel.

Ataques de proyectiles lanzados por tierra, misiles desde un helicóptero o mediante cargas explosivas colocadas en automóviles, en los que Israel da muerte a palestinos requeridos por el ejército, acusándolos de estar en camino a atentados o de estar planeándolos para perpetrarlos contra blancos civiles o militares.

Para los palestinos, éstos son simplemente asesinatos, crímenes de guerra, mientras que para Israel, se trata de un recurso legítimo de autodefensa, especialmente aplicable contra "bombas de tiempo", o sea radicales palestinos que de no ser frenados, concretarán nuevos ataques.

La organización israelí de derechos humanos Betselem sostiene que 168 palestinos fueron blancos mortales de estos ataques, a los que se suman otros 105 palestinos (tanto armados como civiles) que murieron a raíz de los mismos, aunque no eran ellos los buscados.

Valla separatoria, cerca, muro

Vista del muro de Israel
Un muro de 660 kilómetros de longitud.

El mundo lo conoce más que nada como "el muro" y los palestinos afirman inclusive que es "peor que el muro de Berlín", acusándole de ser intencionalmente "racista y discriminatorio".

Para Israel, es un "obstáculo antiterrorista", un recurso más en la lucha contra los atentados.

Para los palestinos, ésta ha sido construida para empeorar más aún su situación, quitarles tierras y crear hechos consumados de anexión en el terreno.

Según la organización de Derechos Humanos Betselem, el 38% de la población palestina de Cisjordania y de la zona de Jerusalén oriental y sus alrededores- o sea 875.000 personas- terminarán siendo afectadas de distintas formas por la construcción de la cerca, con el 16.8% de las tierras expropiadas para su construcción o "atrapadas" entre el límite de Israel y Cisjordania y los enclaves que quedan dentro.

Para los israelíes, el muro, valla o cerca es un imperativo para intentar impedir la infiltración de suicidas con explosivos, desde Cisjordania a territorio israelí.

LA INTIFADA EN NÚMEROS
2.778 palestinos muertos por Israel, 557 de ellos menores. Según Israel, 952 de ellos habían participado en atentados y en incidentes violentos de diferentes tipos.
273 palestinos fueron muertos en ataques selectivos (168 de ellos eran los blancos y 105, víctimas colaterales).
161 palestinos muertos al lanzar atentados suicidas
96 palestinos fueron muertos por palestinos como sospechosos de colaborar con Israel.
Algo más de 30 palestinos fueron muertos por las fuerzas de seguridad palestinas y algunos, mientras éstas disparaban a israelíes.
1.017 israelíes muertos, 70% de ellos civiles y 30% soldados.

En un informe que el servicio de seguridad israelí Shin Bet hizo llegar a la BBC, se revela que en los 34 meses transcurridos desde el estallido de la intifada hasta la construcción de la valla en la parte norte de Cisjordania, la zona de la cual salía mayor cantidad de atentados, fueron originados allí 73 atentados cometidos dentro de Israel, en los que murieron 293 personas y 1950 resultaron heridos.

A partir de la finalización de la construcción de ese tramo de la valla, fueron perpetrados desde allí seis atentados con 30 muertos. Israel sostiene que la reducción, a raíz de la cerca, fue de un 84% en la cantidad de víctimas mortales y de un 92% en la cantidad de heridos.

En la práctica, esta valla separatoria (que tendrá al ser terminada, una longitud de 660 kilómetros) es sólo en una pequeña parte de su recorrido (el 4%) un muro de cemento, mientras que en el resto es una cerca alambrada.

Atentados suicidas

No comenzaron con la intifada, pero se han convertido sin duda en uno de sus principales símbolos, especialmente las imágenes de los autobuses de línea israelíes, carbonizados en medio de las ciudades.

Funeral de un israelí muerto en un atentado suicida
Los grupos palestinos han cometido 138 ataques suicidas.

También hubo atentados suicidas en cafés, restaurantes, discotecas, supermercados y paradas de transporte colectivo.

Al comienzo, eran exclusividad de las organizaciones integristas islámicas Hamas y Yihad Islámico, pero hace mucho que son cometidos también por los Batallones Mártires de Al-Aqsa.

Según Israel, 138 atentados suicidas han sido cometidos por palestinos cargados de explosivos y muchas decenas han sido frustrados a tiempo. Unos 161 palestinos se han inmolado en estos ataques.

Para los grupos radicales, los atentados suicidas constituyen un éxito cualitativo, pero dentro de la sociedad palestina también se han escuchado condenas a esta práctica mortal.

Demoliciones

Niña palestina entre los escombros de una casa demolida
Según Betselem, el ejército israelí ha demolido más de 600 viviendas.

Las imágenes de casas destruidas por Israel, especialmente en Rafah, al sur de la Franja de Gaza, han llegado a menudo a los salones por las pantallas de televisión.

Para los palestinos, son un crimen de guerra cometido por Israel. Para los israelíes, una forma de combatir el uso de las casas en cuestión por parte de grupos radicales, ya sea para disparar, para cobijarse luego de atentados o para ocultar en ellas la salida de túneles subterráneos a través de los cuales se hace llegar armas desde el vecino Egipto.

La problemática especial es que a pesar de que Israel sostiene que en muchos de los casos las casas destruidas estaban deshabitadas, está claro también que en no pocos casos, numerosas familias quedan a la intemperie.

Según Betselem, en los cuatro años de intifada han sido destruidas por Israel 612 casas, como "castigo", lo cual no incluye los casos de demoliciones, en la zona de Jerusalén oriental especialmente, por construcción sin autorización.

No está claro si esa cifra incluye los casos de Rafah, que Israel alega es una "necesidad de seguridad", pero sí la destrucción, por ejemplo, de las casas de los suicidas que cometieron atentados.

Pero según el PHRMg, un grupo que monitorea las violaciones a los derechos humanos de los palestinos, durante la intifada han sido demolidas 3.700 viviendas, afirmando la fuente que sólo en Rafah fueron destruidas 1.800, lo cual dejó a 15.000 personas a la intemperie.



ESCUCHE/VEA
Cuatro años de la segunda Intifada
Enfoque - 28.09.2004



VÍNCULOS
El contenido de las páginas externas sugeridas no es responsabilidad de la BBC.


 

BBC MUNDO - PRODUCTOS Y SERVICIOS


Portada | Internacional | América Latina | Economía | Ciencia y Tecnología | Cultura | Deportes | Participe | A fondo | Multimedia | Aprenda inglés | Tiempo | Quiénes somos | Nuestros socios
Programación | En FM, AM, OC |
banner watch listen