Skip to main contentAccess keys helpA-Z index
BBCMundo.com
OTROS IDIOMAS
English
Português
mas idiomas
Viernes, 7 de mayo de 2004 - 11:27 GMT
Rumsfeld bajo la lupa
Jonathan Marcus
Jonathan Marcus
Analista en temas de Defensa, BBC

Donald Rumsfeld es uno de los grandes sobrevivientes de la administración Bush. Pero ahora, a la luz de las evidencias sobre el maltrato a los prisioneros iraquíes, su continuidad en el cargo se encuentra bajo la lupa.

Donald Rumsfeld, secretario de Defensa de EE.UU.
Rumsfeld tiene tantos admiradores como detractores.

El presidente ya lo ha amonestado.

Su evidente fracaso en comunicar la gravedad de las acusaciones de abuso, junto con el fracaso del Pentágono en comprender a fondo el funcionamiento del sistema penitenciario una vez que se conocieron los maltratos, colocaron a Bush en una situación delicada.

Esto no hizo más que profundizar el descrédito del ejército estadounidense en Irak e incrementar las sospechas sobre los valores que EE.UU. se enorgullece de estar imponiendo en el país.

También empeora en general la reputación de Washington en el mundo árabe. Y probablemente, hace poco en favor de los proyectos de EE.UU. a los ojos de sus amigos y aliados en todo el mundo.

Fracaso

El a veces efervescente, otras cascarrabias Donald Rumsfeld se encuentra en el epicentro del problema.

Maltrato a prisioneros en Irak. Foto: AP/Cortesía del New Yorker
¿Dónde deja todo esto a Rumsfeld? Foto: AP/Cortesía del New Yorker

Él es un veterano genuino. Es más, su longevidad política es notable. Es a la vez el secretario de Defensa más joven y más viejo en la historia de EE.UU.

La primera vez que ocupó esta cartera fue durante la administración Ford entre 1975 y 1977.

Además, es probablemente el más controvertido.

Rumsfeld ha estado con la soga al cuello con anterioridad.

Antes de los atentados del 11 de septiembre, su gran proyecto de transformar al ejército estadounidense en una fuerza más ágil y ligero concluyó en un rotundo fracaso.

El secretario de Defensa ha ofendido a poderosos grupos políticos, además de a muchos de los más altos jefes militares.

Errores

Pero llegó el 9/11 y la exitosa campaña en Afganistán. El prestigio de Rumsfeld otra vez escaló posiciones.

La guerra en Irak -a pesar de algunos momentos difíciles- parecía ser otro éxito de la doctrina Rumsfeld de enviar al terreno una fuerza de menor envergadura, pero con gran capacidad tecnológica.

La disolución del ejército iraquí puede verse en retrospectiva como un error grave, eliminando la única fuerza iraquí auténtica que podría haber actuado rápidamente para reestablecer el orden
Jonathan Marcus, BBC

Rumsfeld desconcertó a sus críticos. Los soldados estadounidenses entraron a la capital iraquí, Bagdad, en menos de un mes.

Pero desde entonces, todo comenzó a ir bastante mal. Y muchos de los errores parecen deberse precisamente a Rumsfeld.

Había muy pocos soldados en Irak para garantizar la seguridad luego del derrocamiento del gobierno de Saddam Hussein.

La disolución del ejército iraquí puede verse en retrospectiva como un error grave, eliminando la única fuerza iraquí auténtica que podría haber actuado rápidamente para reestablecer el orden.

El Pentágono -encabezado por Rumsfeld- ha estado a cargo mayormente de las operaciones en Irak.

Y si las cosas han salido mal, dicen los críticos, es difícil que la responsabilidad recaiga en otra parte.

"Preparación de prisioneros"

El problema del maltrato a los prisioneros está también, en definitiva, relacionado con Rumsfeld.

Protestas contra el maltrato a prisioneros iraquíes en Turquía.
Las fotos de los abusos causaron conmoción en el mundo entero.

Por supuesto que él no aprueba semejante conducta y probablemente está horrorizado como cualquiera por las fotografías publicadas en todos los medios.

Pero es cierto que las organizaciones de derechos humanos han planteado hace tiempo que el maltrato de los prisioneros iraquíes, así como el de los prisioneros afganos, era un problema "sistémico".

Esto no quiere decir que cada uno de los prisioneros es maltratado o torturado. Pero muchas de las normas que rigen el tratamiento de los detenidos fueron suspendidas o declaradas inapropiadas en su gran mayoría a petición de Rumsfeld.

Por lo tanto, los reglamentos de la Convención de Ginebra no fueron tomados en cuenta, las advertencias del Comité Internacional de la Cruz Roja ignoradas, e incluso los procedimientos militares básicos -el principio de que los guardias de la policía militar no deben involucrarse en lo que eufemísticamente se describe como "preparación de los prisioneros para el interrogatorio", fueron ignorados.

Cualidades admirables

¿Dónde deja parado todo esto a Rumsfeld? Bush todavía respalda públicamente a su secretario de Defensa.

Su destino depende del Congreso.

Importantes senadores demócratas han pedido la dimisión de Rumsfeld, pero hasta el momento, prominentes senadores republicanos no se han manifestado al respecto, esperando ver qué es lo que va a decir el secretario de Defensa cuando se presente en dos reuniones de peso este viernes en el Congreso.

¿Es Rumsfeld un punto a favor para la administración Bush o un estorbo?

Ciertamente, tiene tantos admiradores como enemigos. Hacerse cargo del dossier de Irak requiere una fuerza y una resistencia poco comunes.

Y no cabe ninguna duda de que Rumsfeld, tiene enormes cantidades de las dos.



VÍNCULOS
El contenido de las páginas externas sugeridas no es responsabilidad de la BBC.


 

BBC MUNDO - PRODUCTOS Y SERVICIOS


Portada | Internacional | América Latina | Economía | Ciencia y Tecnología | Cultura | Deportes | Participe | A fondo | Multimedia | Aprenda inglés | Tiempo | Quiénes somos | Nuestros socios
Programación | En FM, AM, OC |
banner watch listen