Skip to main contentAccess keys helpA-Z index
BBCMundo.com
OTROS IDIOMAS
English
Português
mas idiomas
Martes, 23 de marzo de 2004 - 20:33 GMT
11-S: Powell testifica

Lourdes Heredia
BBC, Washington

Colin Powell
Colin Powell defendió la política antiterrorista del gobierno de Bush.

¿El gobierno hubiera podido hacer más para evitar los ataques del 11 de septiembre del 2001? ¿La administración Clinton deja demasiadas pistas sin seguir? Además, ¿estuvo la administración Bush obsesionada con Irak, descuidando así lo que pasaba con al-Qaeda?

Estas preguntas son las que se hace ahora una comisión del Congreso de los EE.UU. que se encarga de investigar las circunstancias de los atentados de 2001, ante la que comparecen altos cargos de ambas administraciones.

Uno de ellos fue el secretario de Estado Colin Powell, que recalcó las gestiones del gobierno para combatir el terrorismo.

"El presidente Bush y todo su equipo de seguridad nacional comprendieron que el terrorismo era de máxima prioridad", dijo Powell ante la comisión.

Su testimonio tiene lugar en medio de un debate electoral sobre la incapacidad de los servicios de inteligencia del país, que están bien financiados, para detectar o bloquear a los radicales islámicos que llevaron adelante la conspiración mortal.

Un informe, presentado al inicio de las audiencias del panel, señala que un día antes de los atentados de 2001, la administración de Bush había acordado un plan para combatir a Osama bin Laden, que preveía pasar sólo gradualmente de la presión diplomática a la acción militar.

El fin de semana, Richard Clarke, ex funcionario de Bush y de Bill Clinton, dijo que el actual mandatario ignoró las amenazas terroristas antes de los atentados de septiembre de 2001 y que posteriormente los vinculó, sin evidencias, con Irak.

Administración Clinton

Madeleine Albright
La lucha contra la amenaza terrorista era una prioridad para el presidente Clinton
Madeleine Albright

Pero no sólo se buscan respuestas en la administración Bush, sino que también se está investigando lo que paso durante el gobierno de Bill Clinton.

Además de Colin Powell, testificaron Madeleine Albright quién defendió con fuerza la política antiterrorista del gobierno anterior.

"No puede haber dudas sobre el hecho de que la lucha contra la amenaza terrorista era una prioridad para el presidente Clinton y todos sus consejeros en política exterior y seguridad nacional", agregó Albright, e hizo referencia a una larga serie de iniciativas internas y diplomáticas para que Osama bin Laden fuese entregado a Estados Unidos.

La ex secretaria vivió un momento difícil cuando un miembro demócrata de la comisión, Bob Kerrey, le preguntó porque "no declararon la guerra a al-Qaeda" después de los ataques mortales contra las dos embajadas americanas en África en 1998, y el ataque contra el destructor Cole en Yemen en 2002.

"El presidente estaba preparado para ordenar acciones militares, para capturar o matar a bin Laden. Si hubiéramos tenido la información de inteligencia necesaria que necesitábamos, lo habríamos hecho (...) y yo habría respaldado fuertemente esa medida", dijo la ex funcionaria.

Plena campaña electoral

La comisión estudia el manejo de la seguridad interna entre agosto de 1998 y los atentados del 11-S.
La comisión estudia el manejo de la seguridad interna entre agosto de 1998 y los atentados del 11-S.

Tras Powell y Albright comparecerán ante esta comisión el secretario de defensa Donald H. Rumsfeld, así como al ex secretario de defensa de Clinton, William Cohen.

El miércoles testificarán otros testigos de gran importancia como George Tenet, el director de la CIA que ya estaba a la cabeza de los servicios secretos con Clinton, así como Sandy Berger, ex consejero para la seguridad nacional de Bill Clinton y Richard Clarke.

La Comisión, establecida en noviembre de 2002, debe emitir su informe final confidencial el 26 de julio y una versión pública a finales de agosto.

Siendo las elecciones presidenciales en noviembre, cuando Bush se jugará su reelección, los resultados de esta comisión pueden influir en la contienda electoral debido a que el terrorismo y la seguridad nacional son una prioridad del electorado estadounidense.

Mientras que los demócratas acusan a Bush de estar obsesionado con Saddam Hussein y darle por eso muy poca importancia a la amenaza terrorista antes del 11 de septiembre. Los republicanos dicen que la administración Clinton hizo muy poco contra la amenaza de al-Qaeda, y que fue Bush quien tuvo que enfrentarse a ella.



ESCUCHE/VEA
Irak, un año después
BBC Enfoque 19.03.2004



NOTAS RELACIONADAS
La Casa Blanca se defiende
23 03 04  |  Internacional
Irak: aniversario con protestas
21 03 04  |  Internacional


VÍNCULOS
El contenido de las páginas externas sugeridas no es responsabilidad de la BBC.


 

BBC MUNDO - PRODUCTOS Y SERVICIOS


Portada | Internacional | América Latina | Economía | Ciencia y Tecnología | Cultura | Deportes | Participe | A fondo | Multimedia | Aprenda inglés | Tiempo | Quiénes somos | Nuestros socios
Programación | En FM, AM, OC |
banner watch listen