Skip to main contentAccess keys helpA-Z index
BBCMundo.com
OTROS IDIOMAS
English
Português
mas idiomas
Martes, 16 de marzo de 2004 - 17:41 GMT
Esbozando el futuro político

Desde 1963 hasta 2003, el partido Baas, al que pertenece Saddam Hussein, rigió los destinos de Irak. Tras su caída, una amplia gama de grupos religiosos, étnicos y nacionales reclaman su porción de poder político nacional y local.

BBC Mundo analiza el panorama político del Irak de la posguerra:


Partidos islámicos


Los musulmanes chiitas esperan tener mucha influencia en el futuro de Irak.

Mediante manifestaciones políticas masivas, una organización popular y a veces confrontaciones violentas, los musulmanes chiitas de Irak están reafirmando su identidad luego de años de opresión brutal bajo el gobierno de Saddam Hussein.

Como comunidad mayoritaria, los chiitas esperan tener una gran influencia en el futuro del país.

Según los expertos, esto será muy problemático para el gobierno estadounidense en Irak. Muchos chiitas reclaman un Estado islámico y otros exigen la pronta retirada de las fuerzas de la ocupación.

Además, dentro la comunidad chiita hay una lucha: los líderes jóvenes radicales emergentes desafían a los clérigos tradicionales, algunos de los cuales han vuelto a Irak luego de años en el exilio.

Grupos religiosos sunitas y kurdos también tratan de reclamar su posición en la nueva vida política iraquí.


Grupos laicos


Algunos grupos laicos están en peligro de ser considerados ajenos por haber estado en el exilio.

La mayoría de las figuras laicas o nacionalistas que buscan poder político en Irak representan a grupos que han existido en el exilio durante años.

Algunos de los grupos que llegan desde fuera de Irak tienen la doble desventaja de contar con poco apoyo en el país y ser considerados como agentes estadounidenses.

El cambio de gobierno en Irak ha supuesto la desaparición del partido Baas, el instrumento político de Saddam Hussein. Bajo el antiguo gobierno, el partido, su burocracia y su aparato de seguridad penetraron muy profundamente en la vida de los iraquíes. Era imprescindible ser miembro del Baas para acceder a puestos oficiales.

En muchas regiones del país, ex funcionarios y miembros del partido están ahora ocupando cargos importantes en el gobierno provisional que Estados Unidos y el Reino Unido están tratando de establecer.

Los servicios secretos estadounidenses creen que los elementos armados de la época de Saddam Hussein siguen activos en Irak y, en gran parte, son los responsables de los ataques contra las fuerzas de la ocupación.


Kurdos y otros grupos


Los kurdos quieren un Irak federal para mantener su autonomía.

Las comunidades no árabes, especialmente los kurdos, los turkmenistanos y los asirios conforman entre del 20% y el 25% de la población de Irak. En su mayoría viven en el norte del país. Muchas de esas comunidades fueron reprimidas durante los años de Saddam Hussein.

Los kurdos son la minoría más poblada. Las dos principales facciones dentro de los kurdos del norte de Irak tienen una fuerte base entre su propia gente, pero difícilmente pueden considerarse candidatos con posibilidades en todo el país.

En un Irak que comprenda una autonomía kurda, se espera que las facciones compartirán el poder -a pesar de años de una rivalidad que a menudo se tornó violenta.

Los kurdos han vivido una especie de "edad de oro" desde la Guerra del Golfo de 1991 bajo la protección de Estados Unidos y el Reino Unido. Lo que quieren ahora es participar realmente del gobierno de Bagdad, así como algún tipo de democracia federal que protegería la autonomía con la que ya cuentan.

Durante la guerra en Irak, la mayoría de los kurdos lucharon con los soldados estadounidenses, aunque algunos de ellos llegaron a Kirkuk y Mosul -dos ciudades estratégicas del norte del país- antes que las tropas de la coalición, lo que significó una amenaza de Turquía de intervenir militarmente.

Ankara teme que la independencia de los kurdos en Irak alentaría el nacionalismo de los kurdos que viven en Turquía.

Las comunidades de asirios y turkmenistanos son mucho más pequeñas y se han estado organizando, después de la caída de Saddam Hussein.


Consejo de Gobierno iraquí


El Consejo intenta reflejar la sociedad iraquí.

El Consejo de Gobierno de Irak fue nombrado por el jefe de la Autoridad Provisional de la Coalición en julio de 2003 y cuenta con algunos poderes importantes: puede nombrar y cesar a ministros y controla el presupuesto nacional.

También revisará la creación del congreso redactará la nueva Constitución. Las elecciones se celebrarán después de que se haya aprobado la Carta Magna en referendo.

Sin embargo, la Autoridad Provisional mantiene el poder real porque controla la "seguridad operativa" y puede vetar decisiones tomadas por el Consejo.

La mayoría de los que tienen un escaño en el Consejo eran miembros de la oposición en el exilio, de ahí que una de las más fuertes críticas en su contra es que está compuesto de personas ajenas que no representan apropiadamente a la población iraquí.

El gabinete del Consejo nombró a 25 ministros a principios de septiembre, luego de meses de discusiones para asegurar que los seleccionados reflejaran la diversidad étnica y religiosa del país.




VÍNCULOS
El contenido de las páginas externas sugeridas no es responsabilidad de la BBC.


 

BBC MUNDO - PRODUCTOS Y SERVICIOS


Portada | Internacional | América Latina | Economía | Ciencia y Tecnología | Cultura | Deportes | Participe | A fondo | Multimedia | Aprenda inglés | Tiempo | Quiénes somos | Nuestros socios
Programación | En FM, AM, OC |
banner watch listen