Skip to main contentAccess keys helpA-Z index
BBCMundo.com
OTROS IDIOMAS
English
Português
mas idiomas
Jueves, 8 de enero de 2004 - 02:11 GMT
Bush anuncia reforma migratoria
Lourdes Heredia
Lourdes Heredia
BBC Mundo, Washington

El presidente de Estados Unidos, George W. Bush, anunció una nueva política migratoria, que incluye varias iniciativas aunque todavía no haya una propuesta concreta para que sea aprobada en el Congreso, que es el que tendrá la última palabra en cuestiones migratorias.

George Bush.
Bush lanza su plan migratorio en año electoral.

"Como nación que valora a los inmigrantes y depende de ellos, debemos tener unas leyes de inmigración que funcionen y que nos hagan sentir orgullosos", dijo Bush.

Pese a ser todavía un proyecto, lo cierto es que hay lineamientos que la administración Bush va a tratar de implementar y para muchos es positivo que por lo menos el tema de inmigración vuelva a la mesa de negociaciones y no quede olvidado en un segundo plano.

Puntos principales

Se creará un plan de trabajo temporal con una visa especial que podrán solicitar los extranjeros que tengan una oferta de trabajo.

Aunque los trabajos disponibles serán aquellos que no quisieron aceptar estadounidenses.

Los que ya están en este país ilegalmente podrán solicitar también esta visa nueva, aunque este no sea un camino para lograr la residencia permanente.

"No debemos injustamente recompensar a los inmigrantes ilegales en el proceso de obtención de la ciudadanía, o poner en desventaja a aquellos que ingresan al país legalmente o que aspiran hacerlo", dijo Bush.

En este sentido Bush fue muy claro al decir que finalizado el plazo de la visa, que puede ser renovada, "el trabajador debe volver a su país de residencia".

Por eso, a fin de que estas personas realmente regresen a sus países, Bush incluyó unos "incentivos", otorgando beneficios de jubilación y cuentas de ahorros sin impuestos.

Los opositores al plan creen que se trata de una especie de amnistía.
"Deporten a los extranjeros indocumentados", dice una pancarta de los muchos que se oponen al plan.

Estos trabajadores, eso sí, tendrán las mismas protecciones que los estadounidenses y podrán volver a sus países cuantas veces quieran, algo por lo que han luchado incansablemente los grupos que defienden los derechos de los inmigrantes.

En conclusión, según las palabras del mandatario, "este programa ofrecerá una situación de legalidad, como trabajadores temporales, a los millones de indocumentados ahora empleados en Estados Unidos y a aquellos que se encuentran en otros países y quieran participar en el programa y se les hayan ofrecido trabajos aquí".

Gran polémica

Estas propuestas, sin embargo, han levantado ya una gran polémica.

Se calcula que hay por lo menos unos 8 millones de personas -de los cuales 4 millones son mexicanos- que viven ilegalmente en este país y que esperan legalizar su situación, que les permita entre otras cosas, reunificarse con sus familias.

Por eso, para Cecilia Muñoz, dirigente del Consejo Nacional de La Raza, un grupo de defensa a los inmigrantes hispanos, señaló que este plan no alcanza.

"Parece que todo apunta a recompensar a los empleadores de inmigrantes indocumentados, sin ofrecer casi nada a los trabajadores", señaló.

Otros críticos resaltan que el anuncio se hace a poco más de 10 meses de los comicios presidenciales de noviembre, cuando Bush se está jugando la reelección.

Por ejemplo, el senador Joseph Lieberman, uno de los precandidatos presidenciales del partido demócrata, dijo que esta iniciativa no es más que "una conversión para un año electoral" porque lo pudo haber hecho 3 años atrás (cuando salió a relucir el tema con el presidente mexicano Vicente Fox).

Otro candidato demócrata, Richard Gephardt, opinó por su parte que la propuesta de Bush "tiene el potencial de causar más daño que bien".

Pese a todo, Dan Griswold, director asociado del Instituto Cato de Washington, dijo que la propuesta debería ser entendida como "un esfuerzo de buena fe para adecuar las leyes de inmigración a las realidades de la vida estadounidense".

Para otros analistas lo importante es que se de por lo menos el primer paso. "Si te ofrecen medio sándwich, lo aceptas aunque quisiera todo completo. Más vale algo que nada, ¿no?", opinó Peter Hakim, director del Diálogo Interamericano.



ESCUCHE/VEA
Debate sobre la reforma migratoria en EE.UU.
BBC Enfoque - 09.01.2004



NOTAS RELACIONADAS
Fox: propuesta de Bush "insuficiente"
08 01 04  |  Internacional
Fox optimista tras gira por EE.UU.
08 11 03  |  América Latina
Lanzan comisión global de migración
10 12 03  |  Internacional
En pista... retrasos y guerras
05 01 04  |  Internacional
México/EE.UU.: la clave es migración
26 11 02  |  América Latina


VÍNCULOS
El contenido de las páginas externas sugeridas no es responsabilidad de la BBC.


 

BBC MUNDO - PRODUCTOS Y SERVICIOS


Portada | Internacional | América Latina | Economía | Ciencia y Tecnología | Cultura | Deportes | Participe | A fondo | Multimedia | Aprenda inglés | Tiempo | Quiénes somos | Nuestros socios
Programación | En FM, AM, OC |
banner watch listen