OTROS IDIOMAS
English
Português
mas idiomas
Viernes, 3 de abril de 2009 - 15:24 GMT
G-20: "Fue un shock de confianza"
Redacción BBC Mundo

Enrique Iglesias, secretario general iberoamericano
Lo que uno puede decir es que el G-20 en Londres le puso piso a la caída económica y sentó las bases para que volvamos a crecer. ¿En qué ritmo y en qué condiciones? Sólo el tiempo lo dirá.
Enrique Iglesias, Secretario General Iberoamericano

"No hay una solución fácil. Esta es una crisis económica global complejísima, en donde el tema central es cómo recomponemos la confianza. Eso se logra con acciones concretas, pero también con mensajes que den la impresión de que se está actuando".

El Secretario General Iberoamericano, Enrique Iglesias, asegura que la cumbre del G-20 que se llevó a cabo en Londres buscó enviar una señal de confianza a los mercados, pero advierte que habrá que esperar para saber si la reacción positiva de los mercados al acuerdo, se mantiene.

Hace unos días, Iglesias respondió las inquietudes de los lectores de BBC Mundo previo a la cumbre en Londres. En esta ocasión conversamos nuevamente con él para conocer sus reacciones tras los acuerdos alcanzados en la capital británica.


Algunos lectores de BBC Mundo han reflejado, en nuestros foros de discusión, un gran escepticismo respecto a si este tipo de cumbres pueden mejorar realmente la economía mundial. Usted qué piensa, ¿debemos ser escépticos?

La pregunta que cabe es... ¿es suficiente? Bueno, vamos a ver. Ha habido una respuesta rápida, y eso se debe reconocer como un paso importante. ¿Convencerá eso a los mercados? La reacción inicial ha sido positiva. ¿Durará esto? No sé. El diablo está en los detalles, es un dicho muy común y es verdad. Vamos a ver si realmente retorna la confianza.

Mayor regulación, recursos al FMI, estímulo al comercio, ¿qué faltó en el acuerdo?

En realidad esta reunión fue un gran shock de confianza al mercado. ¿Lo va a comprar el mercado? Yo estaría rezando porque sí lo compre y en cierta manera la primer reacción fue positiva.

Quizá el tema de los estímulos económicos, pero ese tema dividía al grupo y con cierta inteligencia decidieron no ponerlo arriba de la mesa y cada país verá cómo se hace.

En realidad esta reunión fue un gran shock de confianza al mercado. ¿Lo va a comprar el mercado? Yo estaría rezando porque sí lo compre y en cierta manera la primera reacción fue positiva.

¿Durará esto? Hay que esperar y ver.

¿Así que en realidad la cumbre del G-20 se trataba de enviar un señal de tranquilidad más que traducirla en acciones concretas?

Así es y no hay otra manera porque en esto no hay una solución fácil. Esta es una crisis económica global complejísima, en donde el tema central es cómo recomponemos la confianza.

Lo que uno puede decir es que el G-20 en Londres le puso piso a la caída económica y sentó las bases para que volvamos a crecer. ¿En qué ritmo y en qué condiciones? Sólo el tiempo lo dirá.

El Fondo Monetario Internacional (FMI) recibirá más recursos, pero quienes critican al organismo ponen el énfasis en las condiciones que el Fondo pone a los préstamos que otorga a los países. ¿No tendrían que haberse relajado estas condiciones?

Si usted pone plata buena dentro de una estructura mala, ésta termina comiéndose la plata y no logra nada. Si usted pone plata sin condiciones puede terminar poniéndola en un recipiente lleno de agujeros.

Dos comentarios.

Primero, el aumento de US$250.000 millones de los llamados derechos especiales de giro es plata constante y sonante que va sin ninguna condición al balance de todos los países. Eso es una ayuda directa que genera liquidez.

En segundo lugar, el FMI esta iniciando una serie de líneas de crédito cuasi automáticas para los países que tienen una buena estructura económica, macroeconómica, y por tanto es un giro casi automático.

En el caso donde hay una estructura macroeconómica deficiente hay que mirarlo con atención porque si usted pone plata buena dentro de una estructura mala, ésta termina comiéndose la plata y no logra nada. Si usted pone plata sin condiciones puede terminar poniéndola en un recipiente lleno de agujeros.

¿Cómo se traduce lo que se acordó en el G-20 para América Latina? ¿se beneficia la región?

Bastante, porque nosotros somos clientes del FMI. Hay muchos países que están teniendo ya problemas de balanza de pagos. Creo que nos viene muy bien el crédito a la exportación que se había cortado bastante. Y por ultimo los derechos especiales de giro significan que van a depositar en cada banco central una cifra importante de recursos de libre disponibilidad lo que refuerza un poco el sistema de reservas.






 

banner watch listen