Skip to main contentAccess keys helpA-Z index
BBCMundo.com
OTROS IDIOMAS
English
Português
mas idiomas
Viernes, 22 de junio de 2007 - 11:55 GMT
Javier Marías: "soy un escritor improvisador"
Javier Marías en 1996 (Foto cortesía http://www.javiermarias.es/)
Sus obras se han traducido a 32 lenguas y se han publicado en 44 países.

Javier Marías es uno de los escritores más relevantes de la literatura española contemporánea.

Novelas como "Corazón tan blanco" (1992) o "Mañana en la batalla piensa en mí" (1994) le valieron el aplauso del público y la crítica, además de consagrarle a nivel internacional.

Autor de más de una decena de novelas, ha publicado numerosos artículos, relatos y traducciones y ha recibido importantes galardones literarios, tanto en España como en el extranjero.

Miembro de la Real Academia de la Lengua Española, sus obras se han traducido a 32 idiomas y se han publicado en 44 países, con más de cinco millones de ejemplares vendidos en todo el mundo.

Javier Marías respondió a las preguntas de los lectores en BBC Estudio Abierto. Lea algunas de las respuestas, escuche la entrevista haciendo clic abajo, o descárguela en mp3 haciendo clic en la caja a la derecha.


Muchas de las preguntas de los lectores se refieren a su calidad de miembro de la Real Academia Española de la Lengua (RAE). Antonio Paz, desde Caracas, quiere conocer su opinión, como miembro de la RAE, sobre la "involución" del idioma español causada, según él, por la adopción de anglicismos o las nomenclaturas que se utilizan en los mensajes de texto.

Javier Marías
Me parecen exagerada la preocupación por la lengua castellana. La mayor parte de las lenguas que se hablan en el mundo están infinitamente peor que el castellano, que es una de las lenguas que más se habla

Como miembro de la RAE no puedo decir mucho, ya que he sido elegido hace un año pero aún no he ingresado. Todavía he de leer mi discurso de ingreso, y, por tanto, no asisto a las sesiones de la Academia.

Lo único que puedo decir es que tengo la sensación de que la RAE está aceptando últimamente demasiadas cosas.

Quizás es un criterio cómodo, porque así nadie protesta. Una vez que ingrese yo seré un miembro más entre los 40 que forman la RAE, así que tampoco podré decidir mucho.

En cuanto a los mensajes de texto, me temo que eso es como intentar ponerle puertas al campo. Lo que la gente utilice en sus cartas o en sus mensajes es imposible de controlar.

Más allá de que usted sea miembro de la RAE, como escritor, ¿cree que nuestro idioma se está quedando atrás? La gran mayoría de las publicaciones importantes en internet son en inglés, así como los términos que se utilizan para los avances en la ciencia.

Efectivamente, parece que hay una cierta pereza al intentar conseguir un equivalente apropiado en castellano, y a menudo se reproduce la palabra inglesa un poco españolizada.

Pero me parece exagerada la preocupación por la lengua castellana. La mayor parte de las lenguas que se hablan en el mundo están infinitamente peor que el castellano, que es una de las lenguas que más se habla.

Imagínese qué pueden pensar los franceses, quienes tuvieron a su lengua como idioma internacional hasta hace poco más de 50 años. Hoy en día en España es muy raro que alguien menor de 40 años hable o sepa leer francés.

Otro tema que interesa a los lectores de BBC Mundo tiene que ver con el arte de la escritura. Alejandra Curci, desde Argentina, pregunta si el escritor nace o se hace.

Supongo que es una mezcla de las dos cosas. Evidentemente, hay que tener unas ciertas facultades que probablemente se llevan al nacer o cuando uno empieza a leer.

Al mismo tiempo, las dotes para escribir no sirven de mucho si uno no lee frecuentemente y se tiene gusto por la literatura.

Recibo las cartas de lectores agradecidos, que me dicen, no solamente que se lo han pasado bien y que les he sacado de sus rutinas o de sus miserias durante unas horas, sino que también han pensado cosas que no habían pensado nunca antes

Creo que una de las cosas que me hizo escritor fue el afán de emulación, una palabra que se utiliza hoy en día muy poco.

Emular, que no quiere decir imitar, sino algo mas noble, es uno de los impulsos mayores que tenemos todos en la vida para hacer cualquier cosa.

Nos gusta emular lo que admiramos. Cuando se tiene gusto por la literatura y se admira a ciertos autores uno se dice: "yo también quiero hacer esto".

¿A qué escritores admira usted?

A lo largo de la historia admiro a muchos autores. Tengo particular predilección por algunos autores que yo mismo he traducido del inglés. Cuando uno traduce, en realidad está reescribiendo un libro en su propia lengua, lo incorpora a su propia lengua.

Admiro a autores como Joseph Conrad, Laurence Sterne, Nabokov o Stevenson. Dentro de la lengua española sería absurdo omitir a Cervantes. También me gusta Valle-Inclán.

Entre los autores contemporáneos admiro mucho al escritor austriaco Thomas Bernhard.

Los escritores que le influyen a uno a lo largo de la vida son muchos. Afortunadamente, a lo largo de la historia de la literatura ha habido numerosas obras maestras.

Cuando elige un personaje para la historia que está escribiendo, ¿esboza previamente su personalidad, los aspectos físicos o biográficos? Pedro Domínguez, desde España, quiere saber cómo es ese proceso.

No esbozo previamente prácticamente nada. En una entrevista que me hicieron recientemente el entrevistador se quedó sorprendido al saber que para mis novelas no tengo ningún guión previo. Voy haciendo unas pequeñas anotaciones que me caben una cuartilla.

No preparo nada. Soy un tipo de escritor bastante improvisador. Decido sobre la marcha. Aunque me atengo a lo que he escrito. Cuando he dicho que algo sucedió de tal manera en la página tres de un libro, en la página 300 intento que se adecúe a lo que he dicho en la página tres.

Javier Marías
La literatura buena y profunda -y no quiero decir con esto que la mía lo sea- es aquella que, aparte de contarnos una historia, nos hace reflexionar y nos hace ver las cosas de otra manera

Es lo mismo que nos sucede en la vida. A todos nos gustaría cambiar lo que hicimos a los 20 años, pero no podemos. Tenemos que adecuarnos a lo que fue. Es el principio de conocimiento que rige la vida y yo lo aplico también en mis novelas.

¿Tiene algún ritual a la hora de sentarse a escribir?

Intento que haya un poco de silencio, lo cual en la ciudad de Madrid es casi imposible. Fuera de eso, la verdad es que no mucho más.

Tania, desde México, quiere saber cómo puede justificar sus ganas de ser escritora, si no va a salvar niños de enfermedades mortales, no va a construir edificios, no va a generar trabajo...

No tiene que preocuparse mucho. A veces la cosas que uno hace de manera arbitraria, o para sí mismo, ayudan a mucha gente.

Yo empecé a escribir porque me gustaba; al cabo del tiempo, ya con muchos libros publicados, recibo las cartas de lectores agradecidos, que me dicen, no solamente que se lo han pasado bien y que les he sacado de sus rutinas o de sus miserias durante unas horas, sino que también han pensado cosas que no habían pensado nunca antes.

La literatura buena y profunda -y no quiero decir con esto que la mía lo sea- es aquella que, aparte de contarnos una historia, nos hace reflexionar y nos hace ver las cosas de otra manera.

Incluso a veces nos damos cuenta de que hay cosas que sabíamos, pero que no sabíamos que las sabíamos. Una vez que están expresadas de una manera convincente y adecuada, decimos "sí claro, esto es así, pero yo no sabía decir que era así". Creo que eso es mucho.

Usted ha escrito sobre temas de actualidad, como el impacto de los atentados de Madrid o de los de Londres, de sociedades "atenazadas" por el miedo. ¿Como ve ese impacto ahora, dos años depues de los atentados de Londres por ejemplo?

No creo que la situación haya cambiado mucho. Aunque me parece que en España es distinto a Gran Bretaña o Estados Unidos.

En España, poco tiempo después del atentado de hace tres años, la gente salió a la calle como siempre. No se notó un miedo añadido, tal vez porque teníamos ya nuestro propio terrorismo, por lo que no nos pilló por sorpresa.

Recuerdo que cuando hablaba o discutía con mi padre y yo hacia un esfuerzo por razonar, él a menudo decía: "Ya, ¿y qué más?" Y yo decía "¿Y cómo qué más?" Y él decía "No, acabas de empezar, ¿qué más? Sigue pensando, sigue pensando, sigue pensando..."

Pero en Gran Bretaña o EE.UU. sí hay una especie de miedo instalado que es muy peligroso cuando se enquista y pasa a formar parte de la manera de vivir de las personas.

Y creo que las autoridades no están haciendo nada por disiparlo, sino más bien por aumentarlo.

Precisamente en sociedades con libertades de alguna manera carcomidas por el miedo, donde incluso a la prensa se la ha acusado de aumentar ese miedo globalizado, ¿cuál es el papel del escritor?

Yo creo que, por fortuna, el escritor no tiene un papel tan importante como hace 30 o 40 años.

Lo que se ha llamado un "intelectual", sobre todo en el sentido francés del término, es decir, que intervenía en todo, que opinaba sobre todo lo que sucedía en la sociedad, a mí me parecía una especie de anomalía.

Hoy en día no pasa una semana sin que haya un manifiesto de escritores a favor o en contra de algo, por lo que se ha convertido en rutina.

No me parece mal que eso esté disminuyendo un poco para que quizás, en un futuro, cuando un escritor deje de lado su literatura para ocuparse de las cosas sociales, se le haga un poco más de caso.

Desi Mier,desde México, quiere conocer su opinión sobre la oposición de los españoles a la inmigración, sobre todo teniendo en cuenta que hace tan sólo una generación eran ello los que buscaban nuevas oportunidades en Hispanoamérica.

Es una oposición relativa. Se podría decir que en España, por fortuna, ha habido muy pocos incidentes de tipo racial.

Se tiene que tener en cuenta que en España hemos tenido en un breve período de tiempo una inmigración a la que no estabamos acostumbrados, muy variada y que se ha producido en los ultimos diez años.

Sin embargo, hay una aceptación considerable, lo cual no quita que haya energúmenos que están en contra. Pero, en conjunto, yo creo que podemos estar contentos con que las cosas no hayan tenido de momento peores consecuencias.

Una pregunta que seguramente mucha gente se hará, sobre todo de generaciones anteriores que han crecido con los libros de su padre, es cómo habrá sido crecer con un padre como Julián Marías, con un padre filósofo. ¿Le enseñó su padre desde pequeño a cuestionar, a plantearse preguntas, a ver la realidad de forma inquisitiva?

Sí. La verdad es que lo hicieron tanto mi padre como mi madre, que era una mujer extremadamente inteligente.

Lo que uno puede desear es que dentro de 100 años haya alguien que se moleste en leer lo que uno escribió, sobre todo con lo rápido que van hoy las cosas y la poca posteridad que parece haber hoy en día.

Recuerdo que cuando hablaba o discutía con mi padre y yo hacia un esfuerzo por razonar, él a menudo decía: "Ya, ¿y qué más?" Y yo decía "¿Y cómo qué más?" Y él decía "No, acabas de empezar, ¿qué más? Sigue pensando, sigue pensando, sigue pensando...

No vale la pena pensar lo primero que a uno se le ocurre, hay que seguir pensando, que es cuando uno ve un poco más allá.

Otra pregunta que también muchos lectores han formulado tiene que ver con usted y el Reino de Redonda. Sabemos que ha sido investido con el título de rey Javier I, como rey del legendario, real y ficticio Reino de Redonda y que usted ha otorgado títulos nobiliarios, por ejemplo a Pedro Almodóvar. ¿De qué se trata todo esto?

Es una cosa que viene desde 1880, cuando hubo el primer rey de Redonda, que fue un escritor nacido en la isla de Montserrat cuyo padre compró la isla de Redonda e hizo coronar a su hijo rey a cargo del obispo de Antigua.

Ese reino, que es un reino literario que no se hereda por la sangre sino que se nombra a un heredero, ha ido pasando de unos a otros.

Hasta ahora había estado en manos de escritores ingleses. Por una serie de circunstancias, el anterior "rey" quiso abdicar en mi favor y yo pensé que si algo tan novelesco me ocurría en la vida, mal novelista sería si no lo aceptase, de modo que he continuado con la broma.

Y ahora hay un premio de Reino de Redonda, que este año ha ganado el critico George Steiner, y una pequeña editorial en la que publico un par de libros al año.

Creo que la leyenda es graciosa. Casi parece un cuento de Kipling.

José Agustín Uranga, desde México, quiere saber cuándo se publicará la tercera entrega de su libro "Tu rostro mañana".

Le puedo decir con gusto que el pasado 25 de mayo lo terminé.

Es el más largo de los tres volúmenes, con algo mas de 700 paginas. Se titulará "Veneno y sombra y adiós" y saldrá publicado en España, probablemente a principios de octubre.

Ya para terminar, una pregunta que le hacemos a todos los invitados de BBC Estudio Abierto, ¿cómo quiere que algún día recuerden a Javier Marías?

Es difícil de decir. Pero lo más probable es que alguien que escribe sea recordado por lo que escribió.

Lo que uno puede desear es que dentro de 100 años haya alguien que se moleste en leer lo que uno escribió, sobre todo con lo rápido que van hoy las cosas y la poca posteridad que parece haber hoy en día.

Si me leyeran dentro de 100 años, me daría por contento. Luego que cada uno opine lo que quiera sobre los libros, que evidentemente es lo que hacemos todos cuando leemos algo.

BBC Estudio Abierto


ESTA SEMANA...
Rodrigo Vázquez (foto cortesía de los premios Rory Peck). Rodrigo Vázquez, realizador y documentalista

ENTREVISTAS PREVIAS...

Michele Rolland Rolland: en vino, no hay expertos

Fernando Parrado. Fernando Parrado, sobreviviente de los Andes

Kevin Johansen Kevin Johansen: "mi género es la canción"

ARCHIVO DE ESTUDIO ABIERTO

 

ARCHIVO DE ESTUDIO 834
 


NOTAS RELACIONADAS
Javier Marías habla sobre los atentados
13 03 04 |  Internacional

VÍNCULOS
El contenido de las páginas externas sugeridas no es responsabilidad de la BBC.




 

BBC MUNDO - PRODUCTOS Y SERVICIOS


banner watch listen