Skip to main contentAccess keys helpA-Z index
BBCMundo.com
OTROS IDIOMAS
English
Português
mas idiomas
Jueves, 1 de junio de 2006 - 11:04 GMT
Blog desde Nueva Orleans
Nueva Orleans
La nueva temporada de huracanes se inicia en las costas del Atlántico.

¿Cómo afectará este año la temporada a los países de la región? El año pasado el huracán Katrina se convirtió en uno de los peores desastres naturales en Estados Unidos y el trauma de se paso aún se siente.

Nuestro enviado especial, Javier Aparisi, visitó por dos días la ciudad de Nueva Orleans, una de las áreas más golpeadas por Katrina, para ver cómo se prepara la población ante la llegada de una nueva temporada de huracanes.

Desde allí, nos escribió esta bitácora.

MIÉRCOLES 31 DE MAYO

La parroquia de Jefferson es un suburbio de Nueva Orleans, pero forma parte del gran rompecabezas de esta ciudad devastada por el huracán Katrina hace nueve meses.

Digo esto porque las inundaciones que cambiaron el semblante de la ciudad del jazz están muy relacionadas con la coordinación entre las diferentes autoridades locales.

Resulta que según una denuncia del diario Picayune-Times, los operadores de las estaciones de bombeo de Jefferson se ausentaron durante las primeras horas cruciales del embate de Katrina.

Según los funcionarios locales, los trabajadores de las 47 estaciones de bombeo tuvieron licencia para irse a sus casas debido a la magnitud de la tormenta y el hecho de que las instalaciones no estuviesen a prueba de tormentas de categoría 4 o 5.

Pese a que poco después del paso de la tormenta se reanudaron sus labores, ya era tarde para salvar muchas casas inundadas por las aguas del Misisipi, la línea divisoria entre Nueva Orleans y este suburbio.

La estación de bombeo de la parroquia de Jefferson.
Esos hechos me impulsaron a visitar una de las estaciones de bombeo de esa parroquia.

Los funcionarios me dieron un recorrido completo de la estación en el barrio de Metairie e inclusive arrancaron un gigantesco compresor diesel para que yo pudiera grabar un poco de sonido ambiente.

Fue en ese momento en que me di cuenta del delicado equilibrio entre la naturaleza y la ciudad.

La gran mayoría de Nueva Orleans ha sido construida sobre pantanos drenados. El suelo está por debajo del nivel del mar, salvo en el famoso casco histórico del barrio francés.

Después de la visita lo que realmente me llamó la atención no es el hecho de que se haya inundado Nueva Orleans, sino el logro de haberla mantenido seca durante tantos años en un desafío a las leyes de la naturaleza.

MARTES 30 DE MAYO

Me bajé del avión con mucha curiosidad para ver qué encontraría en esta ciudad después de nueve meses de haber presenciado los destrozos del huracán Katrina.

Por lo general la gente se ve alegre y esperanzada, pero también aprehensiva porque se acerca una nueva temporada con la posibilidad de muchas tormentas de gran intensidad.

Las tareas de reconstrucción avanzan a todo vapor, pero el ritmo es insuficiente ante la magnitud de las reparaciones.

Esta tarde visité las instalaciones del Cuerpo de Ingenieros del Ejército de EE.UU. en el dique de la calle 17, el punto donde comenzó a inundarse Nueva Orleans con las olas del lago Pontchartrain.

Desde hace dos meses las cuadrillas de obreros han estado alternándose en turnos de 12 horas, siete días por semana, para completar la instalación de una nueva compuerta del dique a un costo de US$50 millones.

Sin embargo las dificultades de ese tipo de trabajo quedaron en evidencia ante la noticia de que la barrera de otro dique se hundió más de un metro cuando el lodo cedió inesperadamente.

Otra gran incógnita será la capacidad de las autoridades locales, estatales y federales de evacuar a la población en caso de necesidad.

La muy criticada Agencia Federal para el Manejo de Emergencias (FEMA, según sus siglas en inglés) ha estado llevando a cabo una campaña de educación pública en inglés, español y vietnamita para instar a la población a preparar sus propios planes de evacuación y en el peor de los casos tener la capacidad de valerse por si mismos durante una semana.

Este año se ha descartado la posibilidad de que vuelva a utilizarse el Superdome para albergar refugiados. El tiempo dirá si la nueva estrategia funciona.

NOTAS RELACIONADAS
Imágenes de Nueva Orleans
31 05 06 |  Imágenes
Huracanes: ¿cómo se prepara?
31 05 06 |  Participe




 

BBC MUNDO - PRODUCTOS Y SERVICIOS


banner watch listen