BBC Página Principal (en inglés) BBC Noticias (en inglés) BBC Deportes (en inglés) BBC Servicio Mundial (en inglés)
versión texto | escríbanos | ayuda
BBC Mundo
Noticias 
América Latina 
Economía 
Ciencia 
Miscelánea 
Foros 
Especiales 
Aprenda inglés 
Nuestros socios 
Quiénes somos 
BBC Radio
Programación 
Cómo sintonizar 
  Foros
Martes, 27 de noviembre de 2001 - 14:36 GMT
Vivir con el SIDA
Pete, 48 años, con los hijos de sus hermana
Pete, 48 años, se encuentra tendido en la cama con los hijos de sus hermana. (Foto: Don McCullin)
1º de diciembre: Día Mundial del SIDA

Unas 40 millones de personas viven con VIH, el virus responsable del SIDA, el síndrome de inmunodeficiencia adquirida.

En el último año la enfermedad costó la vida a unos 3 millones de personas, mientras que otras 5 millones contrajeron el VIH/SIDA.

En América Latina -con 1,8 millones de infectados- la situación más alarmante se registra en el Caribe.

Naciones Unidas considera que se necesitan US$10.000 millones para poder combatir eficazmente esta pandemia que se ha expandido por todos los continentes y países.

En este 1º de diciembre, día mundial del SIDA, BBC Mundo quiere recoger los testimonios de las personas directa o indirectamente afectadas por la enfermedad, así como su opinión de cuánto se está haciendo para ganar la batalla.


Lea las opiniones y testimonios.

Cuando leí el reporte referente a la indiferencia del presidente de Sudáfrica al negarse a suministrar los fármacos que han demostrado en todo el mundo ser de enorme eficacacia en el tratamiento de los bebés con madres portadoras del VIH, me he estado preguntando si tanto cinismo por parte de un gobernante y quienes le rodean no amerita sanciones por parte de la ONU y otros organismos. Considero que es una aberrante y flagrante violación de los derechos humanos y creo incluso pudiendo calificarlo como genocidio.
Leonardo González, Toronto, Canadá

Esta terrible pandemia que azota a la humanidad puede ser erradicada con la ayuda de las grandes potencias cuyas trasnacionales de medicamentos y productos biotecnológicos se niegan a traspasar las patentes de los medicamentos que prolongan la vida de los enfermos a otras naciones necesitadas como son los casos de Sudáfrica y Brasil. En la recien finalizada Conferencia Ministerial de la OMC, celebrada en Doha, Qatar, ese fue uno de los temas de mayor trascendencia y que más debates ocasionó. El mundo debe tomar conciencia de que un enfermo de SIDA no es un depravado, es sencillamente un ser humano enfermo por el que hay que luchar e invertir hasta el último centavo posible. Cualquier ser humano vale más que todas las fortunas juntas.
Armando, Cuba

Necesitamos todos aprender a seguir y aplicar en nuestra vida la moralidad bíblica. No es práctico repartir preservativos a diestra y siniestra para evitar que la gente se siga contagiando de SIDA, cuando lo que hace esto es impulsar más a la gente a tener sexo. Además, mucho del entretenimiento de todo ámbito y medios de comunicación está cargado de seudo-pornografía. Sigamos pidiendo que venga el Reino de Jehová en las manos de Jesucristo para que erradique las raíces en que se basa el sistema mundial de cosas basado en la propaganda satánica, ya que es él (el diablo) el que promueve todas estas prácticas que causan calamidad entre nosotros. Gracias por permitirme comentar.
Javier Merlos, San Salvador, El Salvador

Una de las secuelas más importantes del SIDA es sin duda sus implicaciones en el mundo laboral. ¿Están preparados los patronos para asumir la enfermedad de sus empleados como una obligación derivada del contrato de trabajo? Creo que no, y lo más importante en este sentido es la omisión que la Organización Internacional del Trabajo ha tenido respecto a las sanciones patronales por la desatención del trabajador infectado de SIDA... Existe una gran carencia legislativa en este sector y urge que los organismos de protección a los derechos del hombre comiencen a atender este fenómeno.
Marielba Barboza, Caracas, Venezuela

Hay que vivir con el SIDA, hay que tratar a los que sufren de esa enfermedad devastadora como un hermano o hermana. No se debe hacer juicio hacia esos que padecen de esa enfermedad. También, hay que buscar y hacer presión hacia aquellos que pueden buscar una cura.
Roberto C. Alvarez-Galloso, Miami Florida, EE.UU.

Con mucha alegría me permito poner en conocimiento del mundo, que la semana recién pasada fue promulgada la Ley del SIDA en nuestro país, que pese a la hipocresía y cinismo, aún mantenía a las personas portadoras del VIH, marginadas de la droga que les permitiese prolongar sus vidas. Aquí sólo algunos privilegiados del centralismo imperante tenían opción a recibir sus terapias.
Nuestra ciudad está ubicada en el extremo norte de Chile, muy cerca de uno de los yacimientos minerales más grandes que tuvo nuestro país. El hospital existente es sólo de tercera categoría, al extremo que un ginecólogo -por hacer méritos para su currículo- aceptó sólo conversar con los portadores, porque le aterra auscultarlos. Recién el próximo año se podrá respirar y saber quiénes podrían ser favorecidos con las drogas.
Desde Enero a noviembre de 2001 se han detectado 25 nuevos casos: nueve son homosexuales, 6 hombres heterosexuales y 10 casos mujeres heterosexuales (4 de ellas están embarazadas, 3 de ellas son trabajadoras sexuales y otras 7 son dueñas de casas que han sido infectadas por sus parejas o maridos).
Por problemas religiosos (católicos) no se puede hablar abiertamente del uso del preservativo, ellos quieren que prime "la abstinencia sexual". No existe un hogar donde nuestros enfermos terminales puedan pasar sus últimos días en dignidad, amor y comprensión. Sabemos que el 90% de las personas infectadas no son de la zona, sabemos que por desquiciamiento muchos de ellos al haber sido contagiados buscan el desquite con la gente sana, no son capaces de advertir a su pareja ocasional el uso del preservativo. A ellos queremos albergarlos en un Hogar cuando encontremos el apoyo de la comunidad para construirlo.
Yo soy una persona sana, pero sí quiero hacer algo por mi prójimo que es discriminado por esta sociedad, pero no aceptan cooperar con los portadores terminales, pero confío que algún día gente de buen corazón nos escuchará y podrá tendernos una mano con amor, cariño para ellos.
Dios bendiga a todos los voluntarios, profesionales y sabios del mundo que estudian por encontrar un antídoto y velan por la salud de aquellos que han sido infectados.
Raúl Villanueva, Calama, Chile

Nota: estos comentarios fueron remitidos por los usuarios de BBC Mundo, y han sido editados y publicados en orden de llegada. Las opiniones vertidas no reflejan el punto de vista de la BBC de Londres.


Búsqueda en BBC Mundo
Claves de búsqueda
Arriba ^^  
 
 escribanos@bbc.co.uk
© BBC
BBC World Service
Bush House, Strand, London WC2B 4PH, UK.

Servicio Mundial de la BBC:
temas de actualidad e información institucional en más de 40 idiomas: