BBC Página Principal (en inglés) BBC Noticias (en inglés) BBC Deportes (en inglés) BBC Servicio Mundial (en inglés)
versión texto | escríbanos | ayuda
BBC Mundo
Noticias 
América Latina 
Economía 
Ciencia 
Miscelánea 
Foros 
Especiales 
Aprenda inglés 
Nuestros socios 
Quiénes somos 
BBC Radio
Programación 
Cómo sintonizar 
  Foros
Martes, 03 de abril de 2001 - 18:29 GMT
Autoritarismo: ¿aprendimos la lección?

Los regímenes autoritarios han marcado a sangre y fuego a casi todos los países latinoamericanos, en especial durante la década de los 70.

Ahora, la mayoría poseen gobiernos democráticos que, aunque lejos de ser perfectos, procuran garantizar principios fundamentales como el derecho a la vida, al voto, a expresarse libremente.

Sin embargo, los problemas económicos y la pérdida de credibilidad de la clase política, entre otros, pueden hacer que la historia se repita.

¿Hemos aprendido la lección?

¿Valoramos en toda su magnitud las garantías que ofrece la democracia?


Lea las opiniones

La democracia es una utopía de los países del mundo. Existe en la letra, en teoría; empero en la praxis, el hombre la recorta, lesiona, trastoca, la mal usa, la pisotea, se aparta de esas tres sagradas direcciones, por, con y para el pueblo.

Y muchos políticos profesionales, rateros y defraudadores no sólo de la fe popular sino tambien del erario nacional, y aprovechadores del poder, se llenan la boca, y botan abundante baba hablando de la pobre y triste democracia.

Miremos la América Latina, por ejemplo. Y lo más grave, que roban y pretenden nuevamente alcanzar el poder. Qué ricos tipos
Antonio Ruiz, EE.UU.

Es imposible pensar que "se ha aprendido la lección". ¿Acaso podemos llamarlas democracias cuando menos de la mitad de la población en capacidad de votar lo hace? Podríamos pensar que cuando se tenga mayor autonomía y menos dependencia de los Estados Unidos, tanto los políticos como los ciudadanos podremos empezar a creer en una verdadera democracia.
M. Montenegro, Bogota, Colombia

Es sorprendente ver en cuántas formas existió el autoritarismo en América Latina. Creo que México tuvo un caso bastante interesante por la manera en que se mantuvo durante tantos años un sólo partido, con aparente indiferencia pública (o tal vez por temor y sentimiento de incapacidad).
Joe Salas, Mérida, México

¿Lección? ¿Qué lección? Nadie jamás la aprenderá, ya que todos estamos ocupados en nuestras propias cosas. Sólo si lo vivimos en carne propia trataremos de hacer algo, pero si no, no nos importa. A todo el mundo le importa un reverendo comino lo que pase más allá de sus narices.
Raúl Oviedo, Houston, EE.UU.

A Don Fernando, compatriota mío, le quiero recordar, y a todos los que tienen una mirada objetiva, que se olvida de la situación en que se encontraba el mundo en aquellos años antes del Golpe... Potencias mundiales disputándose cada centímetro del globo y enfrentándose encubiertamente en todo proceso democrático de cambio social.

Chile quiso cambiar y tratar de lograr que las profundas diferencias de ingreso y educación se disolvieran en un gobierno popular, lo cual fue politizado por los más poderosos y transformado en un enfrentamiento que no tuvo límites, lo que terminó en una masacre que Estados Unidos apoyó y disfrutó...

La Dictadura fue un títere, y quiso lavarse las manos con el cuento del progreso económico.
Sewin, Santiago, Chile

Algunos aprendieron la lección; otros siguen añorando románticamente las épocas del despotismo.
Manolito, Arequipa, Perú

Lamentablemente somos un pueblo que olvida demasiado rápido los efectos devastadores de la política, pero nuestro peor defecto es el de apegarnos a nuestras emociones mucho más que a un juicio racional.

Por esta simple razón es fácil convencer al pueblo de cometer los mismos errores tantas veces. ¿Hasta cuándo será suficiente la pobreza, el desempleo y el atropello de la dignidad latina? ¿Será posible que nuestros líderes no puedan desempeñar un mejor papel que el que los conquistadores pretendían mucho antes de nuestra independencia? Sólo resta esperar a que la paciencia se desvanezca.
René, Puerto Ordaz, Venezuela

En toda América latina la única forma de hacer valer la presencia ha sido el caudillismo y el autoritarismo. Ahora nuestros países están endeudados; la pobreza y la falta de educación nos ahogan y los gobiernos se parapetan en una coraza de corrupción casi inquebrantable.

La experiencia ha dejado en nuestros corazones diferentes huellas, incredulidad de que la situación se tornara diferente, lo que produce abstencionismo al momento de votar y un sinnúmero de ascos ante el sistema político llevado a cabo por los dictadores.
Marjorie Lainez, Tegucigalpa, Honduras

Al menos en Chile, y creo que en toda Latinamérica, el autoritarismo no desaparecerá por muchos años. No me refiero a las dictaduras militares, sino a aquella forma de actuar de todos los gobiernos, sean de izquiera o de derecha, que realizan su gestión sobre la base de decisiones impuestas por la cúpula de los partidos políticos que gobiernan, sin tomar en consideración previamente las opiniones de la gente, de la sociedad civil.

El hecho de que existan parlamentos no es ni con mucho un paliativo para aminorar esta costumbre autoritaria que heredamos de nuestros ancestros españoles desde la colonia y nos acostumbramos a ella.
Gregorio Valdés, Chile

Para mí la experiencia del gobierno militar fue muy satisfactoria ya que nuestro país se liberó del marxismo y de la revolución, dejando una nación ejemplar y en vías de desarrollo.

Me gustaría informar a las personas que no les tocó vivirlo y se ha informado sólo por lo que la prensa dice, que no pueden opinar ya que las cosas que se dicen afuera están muy alejadas de la realidad que se vivió en Chile.

Algunas veces creemos saber mucho, porque nos informamos con los medios de comunicación, pero lo que a mí me ha tocado ver es que en el extranjero tergiversan los hechos.
Paulina, Chile

¿Qué lección? La que he aprendido yo es que las sociedades son entidades muy frágiles que sometidas a los embates del terrorismo marxista producen monstruos. No me interesa ni Videla, ni Pinochet, ni Franco porque son el resultado de procesos de destrucción social. Lo que hay que evitar es que la sociedad los necesite para sobrevivir.
Francisco Casero, España

La lección es que siempre el beneficio económico de unos pocos ha prevalecido sobre el bien del conjunto. La corrupción siempre prevaleció sobre la lógica de las instituciones. Muchos éramos los que sentíamos que con un golpe no se iba a resolver nada y que la violencia estaba presente en una lucha civil encubierta.

La lección aprendida fue que era más importante para los intereses geopolíticos un "plan condor" que pensar en cuidar a la gente... Que la corrupción de las grandes empresas, incluidas las grandes corporaciones, es más importante que la gente.


Ignacio, Argentina

El autoritarismo es un gigante tan difícil de desplazar por completo de Sudamérica que tras décadas de democracia en muchos países aquel mostruo sigue presente en cada acto de los grupos que detentan el poder. Imagínese nada más que en Paraguay hoy día tengamos un presidente que no fue electo por el pueblo. ¿Qué les parece? ¿Aprendimos la lección?
Alfredo Agustín, Paraguay

Sin duda la respuesta es no, cuando vemos la miseria, el hambre, la corrupción y la apatía. La población esta solo a la espera de un líder que resuelva todo con mano dura, siempre y cuando no nos aplaste a nosotros; seguiremos gobernados por ególatras, autoritarios y déspotas.
Rafael, Venezuela

Ser autoritario es estar enfermo del espíritu y tener la mente descompuesta.
Rosa Elisa Trujillo Amozorrutia, México

La democracia debe ser analizada con las nuevas situaciones económicas políticas y culturales que enfrenta el mundo actual .
María Elena Pineda Flores, México

Si, hay lecciones aprendidas, por distintos grupos, en diferente forma: el golpe militar de Chile aprendió del golpe en Indonesia y Brasil, la represión tomó los ejemplos de Brasil y Alemania nazi; la estructura legal fue inspirada en parte por la doctrina del jurista Carl Schmitt, que fue usada for el nazismo. En lo positivo, es posible que también se haya aprendido, pero siempre en el propio pellejo, porque parece ser que las experiencias de autoritarismo no se han repetido en el mismo país.
Luis Emilio, Estados Unidos

El ejercicio del autoritarismo es a la represión y el poder lo que la democracia es a la autoridad como base del principio de vida entre sus miembros. La distancia entre la autoridad y el poder es muy tenue y frágil. En América Latina, el uso y manejo por los representantes de una élite política educada en modelos foráneos hace valer un discurso lleno de un populismo manipulador y contradictorio, que procura sembrar en sus pueblos la esperanza de grandes reformas sociales y económicas, pero que en sustancia yerran en la carencia de un verdaero enfoque en la solución de los más graves problemas como lo son: el hambre y la pobreza, que son en definitiva las herramientas esenciales para interpretar nuestro continente.
Marielba Barboza, Venezuela

Como cura participo en marchas por los desaparecidos. No quiero que se pierda la memoria, aunque nos señale y nos duela. No quiero un perdón sin arrepentimiento ni una reconciliación impune o cómplice. Quiero verdad, para que el dolor que en muchos todavía no ha cerrado tenga motivos reales de esperanza; quiero justicia, para que la sospecha de la impunidad no desaliente a los pobres que creen fundadamente que la justicia tiene dos brazos para juzgar diferentemente a débiles y poderosos; quiero memoria, para que los gestadores del golpe, que vuelven a ocupar puestos legislativos, judiciales y ejecutivos-ministeriales, empresariales, periodísticos, sindicales y eclesiásticos sean reconocidos como quienes son y podamos recomenzar la esperanza de fraternidad sin "patrones de estancia", sin "ídolos de pies de barro, cuentas de oro y corazón inoxidable" y teniendo delante una bandera con 30.000 rostros y una común esperanza.
Pbro. Eduardo de la Serna, Argentina

Pareciera que hemos sido malos alumnos y no hemos aprendido. Aún soñamos con el caudillo que nos resuelva todos los problemas. La democracia se ha convertido en la oportunidad para que unos pocos engorden sus patrimonios con los dineros públicos, lo cual no es sólo responsabilidad de ellos, sino de quienes nos mantenemos al margen sin participar, prefiriendo que sean otros quienes "resuelvan", mientras los vemos de lejos y criticamos. Participar debe ser nuestra consigna, al fin y al cabo, todos somos ciudadanos.
Martha, Venezuela

En primer lugar quiero destacar que la violencia, el odio y la sangre, fueron sembrados por el gobierno anterior al del régimen militar. En el caso de Chile el Pronunciamiento Militar fue pedido por la gran mayoría del País, además el Poder Legislativo y el Poder Judicial declararon en el año 1973 "inconstitucional" el gobierno socialista de Salvador Allende. Mi experiencia del gobierno Militar fue que era necesario, ya que tomó un país derrumbado sumido en el caos e incertidumbre y lo entregó en elecciones como un país próspero, ordenado y en vías de desarrollo.
Fernando, Chile

Fue una guerra "sucia",que indica la mediocridad de los gobernantes, o pobreza de inteligencia de parte del pueblo que con el silencio apoya. No se puede dar amnistía a criminales de guerra. Lo que fue válido para con el nazismo debe ser válido para con todo crimen de guerrra.
Clarisa, Israel

Hoy por hoy, hay dos posibilidades reales 1 Democracia 2 Autoritarismo Sin embargo ambas no han demostrado resultados, los políticos en democracia son una dictadura encubierta ya que la mayoría son corruptos!! ¿O me van a decir que en los paises "desarrollados" no proliferan también? Ver Hlemut Kohl, François Miterrand, etc El problema de fondo es el sistema que no logra evitar la degradación. Solución: creo que debe ser asumida y combatida esta realidad en democracia Con la valentía de unos pocos no corruptos que existen y que aun creemos que la democracia es el menos malo de los sistemas de gobierno (W. Churchill) Lo veo sin embargo difícil.
Marcelo matus, Chile

Es difícil decir que se ha aprendido la lección, porque por más principios que se tengan, cuando los bolsillos se vacían, las injusticias se suman, y los políticos nos mienten, cualquiera que ofrezca una salida aparentemente decorosa y digna puede llegar al poder, incluso si ello implica tener que empeñar algunos cuantos principios democráticos.
Francisco López, Colombia

Nota: estos comentarios fueron remitidos por los usuarios de BBC Mundo, y han sido editados y publicados en orden de llegada. Las opiniones vertidas no reflejan el punto de vista de la BBC de Londres.


Búsqueda en BBC Mundo
Claves de búsqueda

 Envíe este artículo a un amigo
Arriba ^^  
 
 escribanos@bbc.co.uk
© BBC
BBC World Service
Bush House, Strand, London WC2B 4PH, UK.

Servicio Mundial de la BBC:
temas de actualidad e información institucional en más de 40 idiomas: