Skip to main contentAccess keys helpA-Z index
BBCMundo.com
OTROS IDIOMAS
English
Português
mas idiomas
Viernes, 11 de marzo de 2005 - 15:44 GMT
Cuentos cortos: a partir de una foto
Fotografía tomada en Nepal.
Semanas atrás lanzamos una propuesta invitando a los lectores a enviar un cuento de no más de 150 palabras, inspirado en esta foto.

Cuando publicamos la iniciativa, decidimos no revelar el origen de la fotografía para no limitar la imaginación de los lectores. Ahora sí puede saberlo: esta imagen fue tomada en Nepal, un día de mercado.

De los cientos de historias que recibimos, éstas son las diez mejores según estimó un panel de la BBC. Sin embargo no se desanime, usted podrá leer las demás historias -que son muy buenas por cierto- haciendo click en el siguiente vínculo.

La semana próxima, visite el espacio del lector, donde podrá encontrar una nueva propuesta.


Los textos fueron reproducidos sin correcciones de ortografía o de sintaxis. La BBC cuida que los comentarios no ofendan la dignidad de las personas y que no sean difamatorios. Las opiniones vertidas no reflejan el punto de vista de la BBC.

A la sombra de la montaña donde los dioses juegan con las nubes, con deseos del juego lo hacen también formando el carrusel de la vida. Gira sin fin en rápida sucesión, una generación termina y otra se levanta, hasta el fin del tiempo, del día, del milenio.

Victor Driotez, San Salvador, El Salvador


Es la fiesta del santo patrono, todos llegan de los lugares vecinos. Unos dicen que es muy milagroso, otros sólo vienen a la fiesta atraídos por el alcohol y la comida. Tanta gente en cada camión, es la fiesta del santo patrono y vale la pena apretujarse un poco para recibir a cambio la bendición y los favores del santito. Hace buen clima, pude bajarme del camión para iniciar mi manda, hace un año le rogué me diera salud y hoy vengo a cumplir lo prometido. Al caminar voy viendo como todos tienen algo que agradecer, unos de rodillas, otros hacen de esos sacrificios difíciles de observar. Sigo mi camino y llego a la puerta de la iglesia, hay demasiada gente, voy abriendo paso hasta llegar al altar, cuando levanto la vista para agradecer a mi santito me doy cuenta que me equivoque de día, de pueblo y de... santito.

Teresa Tovar, San Nicolás de los Garza, México


La peste

Cuando salí de la escuela el abuelo me esperaba "Julián, el pueblo se echó a perder, se pudrió", pensé que la locura senil se había apoderado del abuelo pero mientras caminábamos lo pude percibir, un olor a podrido saliendo de las casas, edificios de todas partes. La gente se cubrìa boca y naríz para que sus almas no respirasen el hedor pero era tarde porque la podredumbre emanaba de ellos tambien. El abuelo me dijo "te mostraré algo" y subimos al cerro de la Cruz, desde la cima vi una fila de vehículos de todo tipo, una víbora ponzoñoza alejándose del pueblo, "¿A donde van abuelo?" "a llevarse la peste a otro lado, quizas haya aun una esperanza para nosotros" .

Ana Laura Piera, Manzanillo, México


Me siento pesado como si hubiese tragado camiones y camiones repletos de cuanta mercancía pueda usted imaginarse. tengo la impresión de tener un atasco en mi garganta, en mi esófago; aun más allá de mi estómago. Los pesados camiones se me acumulan en mi intestino delgado y a duras penas pueden transitar hacia mi intestino grueso. Se a donde llegaran por entre esos angostos valles y también se en lo que llegaran convertidos. Sentiré un gran alivio cuando todos ellos con sus pesadas cargas de carbón, madera, arroz, pescados, aceites, inútiles electrodomésticos, inservibles chucherias, jabones que nunca limpiaran la mugre, papeles que se acumularan en mi sangre, humo que contaminará mis pulmones, licores que pudrirán mi hígado y piedras de sal que destrozaran mis riñones, solo sean una plasta más de simple y desagradable abono esparcido por este hermoso y perfumado valle.

Victor Manuel Vega Herrera, Bogotá, Colombia


Desde niño lo soñé, ¡de mis manos brotaba oro! sabia que si seguía soñando la realidad me haría caso pero en la gran ciudad donde nací la soledad que provocan los contrastes fundieron mi mas preciado poder. La gente y el tiempo consumían la certeza., mientras crecía, me debilitaba. A los 22 años lo note, como guerrero salí a vivir a la montaña, Una hermosa tarde a mis 30 años rodeado de ardillas saque mi espada y grite al cielo y al mismo tiempo a mi alma; "yo soy quien te reclama regresa!" El eco me apoyaba "regresa!" Entro la noche fría y comprendí: Era yo quien se había ido, Aquella noche llena de estrellas grite, sude, imagine e implore hasta que era de pronto aquel niño que podía soñar. ¡De mis manos brotaba oro! Por la Mañana la gente lo supo, los camiones llegaban por el dorado tesoro.

Sebastian Garza, DF, México


Allá lejos, desde las verdes montañas, un pastor preguntole a otro: -¿Y tú, qué haces para dormir? Ni corto ni perezoso el pastorcillo le contestó: -contar camiones.

Rolando López, La Paz, Bolivia


Años trás años la misma fila. No se porque?. Como eligieron al borracho de Ernesto el primero de la fila. Si total con la pendejada que hizo el pasado año,quedandose de último por temor a volcarse en esta misma curva.Bueno en verdad aquella ocasión era un tiempo feo, el día no estaba como hoy, soleado, claro, sin negras nubes y poder divisar ese lomerio que siempre me hace recordar a mi pueblo natal. Pero de todas maneras, no entiendo coño, el porque Ernesto es ahora el primero de la fila de camioneros. Ha! ya caigo, fue puesto por el viejo Pablo, su suegro. Claro fornicandose a su hija, ha subido, cama versus promoción y como la niña son los ojos de papa, porque como camionero normal Ernesto nunca alcanzaria ese puesto, el primero de la fila.

Alejandro, Cuba, Cuba


A ver ¿Quién fue el gracioso que dijo que por aquí habías menos tráfico?- No me miren a mí.El mapa no dice nada de "vía sólo para camiones"-¿Estás seguro de que después de la curva podremos ir al baño?- Tenía que ser la genial de tu madre a la que se le ocurriera venir a pasar las vaciones en el Camionero´s Social Club- Tranquilo,los helados llegan.Después de la curva el tráfico fluye-.

Sara, Maracaibo, Venezuela


Un mecánico collar, de cuentas cuadradas pero rodantes, bailaba sobre aquel valle, avanzando, lento pero implacable, hacia el mas monumental y seductor de sus cuellos: "La montaña Azul", de ahora en más la Montaña del Oro...

Juan, Montevideo, Uruguay


El caminito estaba harto y decidió mudarse. Nunca lo atendían, su superficie tenia mas cráteres que la luna, a quien envidiaba de noche por vivir tan lejos de los autos. El caminito nació hace tiempo; entonces, era feliz con el trato de los arrieros que lo trazaron. Esos arrieros que agradecían al camino por llevarles a lugares fabulosos y después regresarlos a sus hogares. Eran alegres y al caminito gustaba como silbaban arriando sus bestias. Pero ahora, todo era diferente. Los arrieros desaparecieron y su lugar fue ocupado por máquinas sin alma. El caminito dábase cuenta de esas cosas. Así que estaba decidido: ¡se iría a otra parte! Pero cuando el pueblo se enteró, cundió el pánico; jamás sobrevivirían sin su caminito. Corrieron a sus camiones mortificados y los condujeron. Sin excepción, en larga fila, en interminable fila, subiéndose en él, abrazaron a su caminito... y no lo dejaron ir.

Sergio Rodríguez Carranza, México, México





RESULTADOS
Mi cuento favorito es el número:
1
 9.49% 
2
 7.12% 
3
 10.58% 
4
 3.28% 
5
 5.11% 
6
 34.49% 
7
 3.65% 
8
 8.39% 
9
 3.65% 
10
 14.23% 
548 votos emitidos.
Estos resultados no tienen valor estadístico ni reflejan el punto de vista de la BBC.


 

BBC MUNDO - PRODUCTOS Y SERVICIOS


Portada | Internacional | América Latina | Economía | Ciencia y Tecnología | Cultura | Deportes | Participe | A fondo | Multimedia | Aprenda inglés | Tiempo | Quiénes somos | Nuestros socios
Programación | En FM, AM, OC |
banner watch listen