Skip to main contentAccess keys helpA-Z index
BBCMundo.com
OTROS IDIOMAS
English
Português
mas idiomas
Viernes, 23 de julio de 2004 - 21:06 GMT
La Moneda chilena
Pablo Alexis Padilla Rubio
Chile

En todo el mundo la moneda representa cierto poder. En Chile, este simbolismo alcanza el límite. Veamos:

Moneda chilena (Foto: Pablo Alexis Padilla Rubio)
Las monedas del régimen de Pinochet mantenían un símbolo libertario.

En el siglo XVIII se construye un palacio para acuñar dinero, conocido hasta hoy como Palacio de La Moneda. Con el tiempo, pasó a ser sede del poder político. Hasta mediados del siglo XX, los gobernantes ejercían allí sus funciones y también residían en él.

En su estado actual, este palacio no es 100% original, sino que es una "reconstrucción", ya que durante el golpe de Estado de 1973 fue bombardeado. Más adelante, sufrió reformas para mejor representar al nuevo poder entronizado. Fueron suprimidos lugares simbólicos, especialmente relacionados con el derrocado Salvador Allende.

El dinero chileno también sufrió cambios. Se volvió desde el "escudo", que duró una década, al "peso", vigente hasta hoy.

El metal acuñado en tiempos de Pinochet presenta dos ejemplares notables: las monedas de 5 y 10 pesos. Estas muestran un ángel, con los brazos abiertos, ostentando unas cadenas rotas, bajo la leyenda "libertad", y la fecha de la emancipación: 11-IX-1973.

Estas pasaron a ser un símbolo poderosísimo. De hecho, una costumbre "rebelde" de aquella época, que practicamos con entusiasmo, consistía en marcar con un objeto punzante dicha moneda, para unir los eslabones.

Timidez

Moneda chilena (Foto: Pablo Alexis Padilla Rubio)
Las monedas de 5 y 10 pesos son ejemplares "notables" de la época pinochetista.

En 1990, cuando vuelve la democracia, La Moneda se ocupa de manera tímida, conservándose las reformas arquitectónicas, con sus pasillos secretos y sus fortificaciones.

Con las monedas también hubo timidez. Estas no han sido sacadas de circulación aún hoy. Se las ha reemplazado paulatinamente por otras con otro diseño. Las anteriores siguen vigentes, recordando la permanencia de un poder supuestamente pasado.

Muchos de nosotros, en nuestra niñez, caímos en la tentación de la numismática. Pocos son los que perseveraron hasta adultos con ese intento.

Soy uno de esos, con una pequeña diferencia: sólo colecciono monedas de diez y cinco pesos de la dictadura.

Estas van a dar a un tarro de cerveza. A veces las cuento y las ordeno, observando pequeñas diferencias que haya entre ellas: año de acuñación, efectos del uso.

Muchas están ennegrecidas, otras gastadas, algunas perforadas como para usarlas de medalla. Las que tienen algún maltrato son las que más me interesan.

Un detalle: no ha llegado a mis manos ninguna de aquellas monedas que, con tanto entusiasmo arañábamos para unir las cadenas rotas del ángel. Esa es la medida del efecto de nuestra rebelión contra el poder que acuñó esos dineros.


Nota: estos textos fueron remitidos por los usuarios de BBC Mundo. Las opiniones vertidas no reflejan el punto de vista de la BBC.



 

BBC MUNDO - PRODUCTOS Y SERVICIOS


Portada | Internacional | América Latina | Economía | Ciencia y Tecnología | Cultura | Deportes | Participe | A fondo | Multimedia | Aprenda inglés | Tiempo | Quiénes somos | Nuestros socios
Programación | En FM, AM, OC |
banner watch listen