Skip to main contentAccess keys helpA-Z index
BBCMundo.com
OTROS IDIOMAS
English
Português
mas idiomas
Miércoles, 11 de agosto de 2004 - 13:23 GMT
La revancha de los excluidos
Vanesa Calvitti
Argentina

Argentina-piqueteros
"Parte del paisaje urbano".

Un señor se queja porque no puede llegar a tiempo a su trabajo. Claro, las calles están cortadas, pero no porque las estén arreglando. Es día de piquete, como casi todos los días de semana en Buenos Aires.

El caos del tránsito por culpa de los piquetes es noticia frecuente, pero no el motivo de las manifestaciones. Y la gran mayoría de los habitantes de la ciudad y sus alrededores desaprueba el modo de protesta social de los piqueteros, porque no pueden circular con libertad. Como si eso fuera lo más importante. El tránsito. ¿Y la desocupación? ¿Y la miseria? ¿Y la falta de futuro y oportunidades? Quedan al margen, como los piqueteros. Los postergados.

¿Quiénes son los piqueteros? Se podría decir, en principio, que son los representantes de los excluidos. Sus antecedentes se remontan a las protestas de los anarquistas y de los socialistas, a principios de siglo.

Si bien el movimiento piquetero tiene relación con las luchas de la clase obrera, sus representantes, paradójicamente, son trabajadores desocupados.

A mediados de los noventa, en Cutral Có, provincia de Neuquén, tuvo lugar el primer piquete, como reacción ante la privatización de la petrolera YPF, fuente de trabajo de muchas familias. Luego de este episodio, en el que no faltaron ni la represión ni las balas que mataron a la pobladora Teresa Rodríguez, quien luego se constituyó como un emblemático exponente de la resistencia, quedó acuñado el término "piquete".

A partir de allí, todo corte de ruta en señal de protesta será llamado "piquete" y quien lo ejecuta, "piquetero".

Silenciosamente los piquetes llegaron a Buenos Aires y al conurbano bonaerense, de la mano de la desocupación y la exclusión.

Hoy forman parte del paisaje urbano. A pesar de llevar las caras tapadas con pasamontañas -por temor a represalias- y palos en sus manos, son inofensivos, por más que molesten a la clase media indiferente, que no siempre puede ver más allá de sus necesidades, y a la dirigente, que suele mirar para otro lado, como distraída.

Sin muestras de unidad entre las distintas organizaciones, algunos piqueteros ya forman parte del clientelismo político, pero otros han muerto heroicamente en defensa de su causa, que no es más que el legítimo derecho a una vida digna, en la que no falte el pan ni el trabajo. Sí, señor, como la suya, como la de cualquier ser humano.


Nota: estos textos fueron remitidos por los usuarios de BBC Mundo. Las opiniones vertidas no reflejan el punto de vista de la BBC.



 

BBC MUNDO - PRODUCTOS Y SERVICIOS


Portada | Internacional | América Latina | Economía | Ciencia y Tecnología | Cultura | Deportes | Participe | A fondo | Multimedia | Aprenda inglés | Tiempo | Quiénes somos | Nuestros socios
Programación | En FM, AM, OC |
banner watch listen