OTROS IDIOMAS
English
Português
mas idiomas
Jueves, 21 de agosto de 2008 - 06:00 GMT
Robles contra Robles
Rafael Chacón
Rafael Chacón
Enviado especial de BBC Mundo a Pekín

Dayron Robles al frente de los 110 con vallas
Robles ostenta el récord mundial de los 110 con vallas.

El cubano Dayron Robles es el principal favorito para imponerse en los 110 metros con vallas en los Juegos Olímpicos de Pekín, especialmente tras la salida de uno de sus principales rivales a causa de una lesión. Y dice que ganará de forma contundente.

"Voy a hacer como Bolt", aseguró, con lo que promete entonces dejar a los 91.000 espectadores que alberga el Nido de Pájaro con la boca abierta.

No bailará en la final, no frenará faltando unos metros. Robles quiere el oro y no se detendrá en su búsqueda, a pesar de que todos lo señalan como virtual ganador.

Me siento mal por él (Liu Xiang, lesionado). Me hubiera encantado correr en su contra.
Dayron Robles, corredor cubano
Y hay razones para hacerlo. Es el poseedor del récord mundial en la especialidad con 12,87 segundos, y si bien en Pekín todavía no baja de los 13 segundos, desde la primera clasificatoria no ha hecho sino mejorar sus tiempos.

En la segunda ronda recorrió la distancia en 13,19 segundos. En la semifinal terminó con 13,12, el mejor registro en estos Juegos Olímpicos. Además, en todas sus carreras de las etapas preliminares ha sido el primero en cruzar la línea de meta.

¿Camino libre?

Se fue Liu Xiang, el atleta que se volvió héroe nacional al darle la primera medalla de oro a China en el atletismo en los Juegos de Atenas. No pasó de la primera prueba por una lesión en su talón de Aquiles y aún su pueblo lo llora un poco.

De hecho, ni siquiera pasó por encima de la primera valla. Después de una salida en falso se fue directo al túnel.

Dayron Robles
Las gafas y la cadena de oro de Robles contrastan con el estilo de otros competidores.
También está fuera de la final el estadounidense Terrence Trammel, medallista de plata en los olímpicos de Atenas y del Campeonato Mundial de Osaka del año pasado.

Como Liu -el ganador en ambas pruebas- una lesión lo dejó fuera del camino en la etapa inicial.

Robles queda ahora como el favorito de todos, pero lamenta que no se enfrentará a su colega chino.

"Me siento mal por él. Me hubiera encantado correr en su contra", dijo el cubano.

Entre los especialistas en atletismo provenientes de la isla caribeña la sensación es la misma: sin Lui y sin Trammel, Robles corre contra él mismo.

De pocas palabras

Pero quedan otros corredores de cuidado en la prueba. ¿Cuáles son para Robles?

De forma telegráfica -como suele hacerlo- lo aclara. "Siempre los americanos".

Y tiene razón. Estados Unidos ha sido históricamente una potencia en los 110 metros con vallas.

Dayron Robles
Los dos estadounidenses en la prueba son ahora el mayor desafío para el cubano.
En las 25 olimpiadas en que ha estado presente la prueba, los estadounidenses acumulan 19 oros, 18 platas y 16 bronces. Ningún otro país pasa de un total de cinco medallas.

Y a los dos que quedan en la prueba, Robles los tiene a su lado. El cubano parte del carril seis. David Payne y David Oliver lo hacen del cinco y del siete respectivamente.

Oliver tiene el segundo mejor tiempo de la temporada, detrás del cubano, mientras que Payne fue medallista de bronce en Osaka y viene además de ser primero en su semifinal.

Pero Robles no se preocupa. Él saldrá como siempre, con sus lentes oscuros, con sus cadenas de oro al cuello, exhibiendo su gran crucifijo. Saltará a las pistas del nido "a ganar", señala lacónico.

Quizás este cubano nacido en Guantánamo prefiere hablar con hechos y no con palabras. Esperemos entonces que no le pase como en Osaka, que con su cuarto lugar quedó afónico fuera del podio.






 

banner watch listen