Skip to main contentAccess keys helpA-Z index
BBCMundo.com
OTROS IDIOMAS
English
Português
mas idiomas
Miércoles, 29 de agosto de 2007 - 12:22 GMT
Por el amor a participar
Rafael Chacón
Rafael Chacón
Enviado especial de BBC Deportes

No todo se limita a lograr una medalla en los Campeonatos Mundiales de Atletismo. Son muchos atletas que están presentes y apenas tres pueden acceder al podio. Sin embargo, eso no quita mérito a quien viene a tratar de poner en lo alto el nombre de su país y a dar lo mejor de si mismo.

Franklin Nazareno
El ecuatoriano Franklin Nazareno compitió en los 100 y 200 metros planos.

Hablo de un grupo de jóvenes que, a pesar de no entrar en el reducido grupo de medallistas, no podemos dejar a un lado su protagonismo. Vienen a luchar y a desarrollarse como deportistas.

Como Franklin Nazareno, de Ecuador, quien llegó para competir en los 100 y 200 metros planos y posee el mejor registro para su país en ambas especialidades.

En los cien metros no pudo pasar de la primera ronda, pero sí en los 200. Cayó en cuartos de final, pero el crecimiento estuvo ahí.

"Queda mucho por delante. Hoy se acabó el mundial y ahora a pensar en las Olimpiadas. Lo importante era agarrar experiencia", nos dijo.

"Queda demostrado que para ir a Pekín y poder competir a este nivel no hay que conformarse con los Panamericanos y tratar de tener más roce en instancias internacionales".

Vale mencionar que en las dos especialidades Nazareno se topó con corredores como el estadounidense Tyson Gay.

Bronce por horas

Otro atleta del que seguiremos oyendo en el futuro es el mexicano Éder Sánchez. Terminó cuarto en la marcha de 20 kilómetros y se asoma como una fuerte promesa para seguir representando por todo lo alto a la región una vez que Jéfferson Pérez se retire, e incluso antes.

Éder Sánchez
El mexicano Éder Sánchez busca convertirse en la nueva figura latinoamericana de la marcha.

Por una confusión relacionada a la descalificación del español "Paquillo" Fernández, a quien luego le reinstauraron su medalla de plata, Éder se convirtió por un par de horas en el medallista de bronce.

Sin embargo, lo más importante para el mexicano no era el podio sino lo bien que se había administrado en una carrera que por las condiciones climáticas fue muy exigente.

"Voy progresando poco a poco. Yo creo que no soy un atleta del momento, soy un atleta a futuro y creo que voy bien. Voy a seguir trabajando, a dar todo lo que pueda y a pelear una medalla en Pekín."

"Son muy fuertes"

También están algunos atletas que llevan sobre sus hombros casi todo el peso de representar a su país.

Dos centroamericanas llegaron a Osaka como las únicas mujeres de sus países. María Gabriela Carrillo, de El Salvador y Jeimy Bernández, de Honduras.

Nosotros en estas competencias venimos a representar a nuestro país con mucha humildad y mucha dignidad
Jeimy Bernández, atleta hondureña

Competían en los 100 metros con vallas pero no pudieron estar a la altura del compromiso.

María Gabriela nos dijo que principalmente venían a foguearse y participar.

"Son unas atletas muy fuertes a las que hay que tenerles bastante respeto. Venir acá es toda una experiencia, competir con ellas es para reflexionar", dijo esta chica que está a punto de graduarse en Ingeniería de redes y sistemas.

Algo similar nos confesó Jeimy.

"Nosotros en estas competencias venimos a representar a nuestro país con mucha humildad y mucha dignidad".

"Es muy bonito venir a participar y decir soy de Honduras".

La primera vez

Otra chica que llegó a esta cita a dar la cara por las mujeres de su país es la venezolana Rosa Martínez, quien participó en la especialidad de lanzamiento de martillo.

Era su primera competencia de corte internacional en adultos porque ya había estado en varios campeonatos mundiales juveniles.

El español Felipe Vivancos descans tras la competencia
No todos llegaron al podio, pero sí sintieron orgullo de representar a su bandera.

Consciente de que aún le falta por crecer, vino a Osaka a buscar una nueva marca para su país, la cual ya posee.

"Me sentí muy nerviosa. No pude hacer el trabajo como lo tenía pensado y no pude romper el récord. No se me dio ese placer".

Pero no todo es pérdida, para esta joven atleta de 21 años la experiencia en suelo japonés la dejó contenta.

"Pude observar la técnica de las campeonas del mundo. Así que hay un buen crecimiento".

Y como todos ellos hay muchos más.

Podría seguir escribiendo esta historia hasta el cansancio, contando los sueños, alegrías y tristezas de muchos otros que si bien no escucharon el himno de su país por los altoparlantes del estadio de Nagai, vieron su bandera ondear sobre las gradas.

Protagonistas de una aventura tan enorgullecedora como lo es representar a su patria más allá de sus fronteras.



VÍNCULOS
El contenido de las páginas externas sugeridas no es responsabilidad de la BBC.




 

BBC MUNDO - PRODUCTOS Y SERVICIOS


banner watch listen