Skip to main contentAccess keys helpA-Z index
BBCMundo.com
OTROS IDIOMAS
English
Português
mas idiomas
Miércoles, 23 de mayo de 2007 - 22:34 GMT
AC Milan campeón de Europa
Filippo Inzaghi celebra su segundo gol ante los aficionados italianos.
El "Pippo" Inzaghi se entrega al delirio de los italianos tras convertir el segundo tanto.

El AC Milan conquistó su séptima copa de Europa al ganar por 2 tantos a 1 al Liverpool de Inglaterra.

De esta manera el equipo italiano se convirtió en la segunda escuadra con más títulos de la Liga de Campeones, al sumar una séptima estrella a su palmarés, detrás del Real Madrid español que cuenta con nueve.

Los dos goles del Milan fueron convertidos por Filippo Inzaghi, mientras que para el Liverpool descontó el holandés Dirk Kuyt.

El partido disputado en el estadio Olímpico Spyro Louis de Atenas, quizás no fue el más vistoso de la historia del deporte, pero tampoco estuvo carente de emociones.

Los equipos saltaron al campo de juego con estrategias diferentes. El Liverpool tomó la iniciativa y atacó de manera incisiva, anulando a su rival en cualquier salida de ataque.

En cambio el AC Milan salió más conservador, y cuando se vio sobrepasado por el rival se concentró en defender su arco, y luego, la ventaja en el marcador.

El primero

La primera etapa fue un monólogo del Liverpool.

Steven Gerrard
Gerrard no puede creer que regaló el gol del empate.

Dominó todas las acciones de ataque con las buenas llegadas de Jermaine Pennant y sus centros a Kuyt y Gerrard, pero ninguno pudo concretar el gol.

Incluso un tiro de media distancia del español Xabi Alonso anunciaba que el arquero Dida del Milan tendría una larga noche.

Por otro lado el Milan se apoyó en Kaká para sus tímidas intenciones de ataque, pero éste fue opacado por un candado llamado Javier Mascherano.

Al final del primer tiempo, cuando nadie se lo esperaba, se cobró un tiro libre a favor del Milan desde el borde superior izquierdo del área.

Andrea Pirlo disparó un balón con efecto que rodeó a la barrera y que se encontró con el cuerpo de Inzaghi, desviando su trayectoria hacia el fondo de las redes.

Así llegó el primero.

Segundo tiempo

En el segundo tiempo la defensa del Milan se afianzó, y sus atacantes se atrevieron más.

Filippo Inzaghi celebra con Kaká
El "Pippo" Inzaghi celebra su segundo gol con el artífice Kaká.

Los rojos sintieron la presión y sus jugadas empezaron a perder precisión.

Steven Gerrard desaprovechó una clara oportunidad en el minuto 61, cuando quedó frente a frente al arquero rival y disparó el balón a sus manos.

En el minuto 84 el brasileño Kaká recibió la pelota desde el centro del campo, adelantó unos metros y con precisión milimétrica hizo un pase en profundidad a Inzaghi, que encaró a Reina y convirtió el segundo gol.

Así el AC Milan se proclamaba como el nuevo monarca de Europa.

A esa altura del partido la suerte parecía sentenciada para los rojos de Rafa Benítez, aunque Dirk Kuyt hizo renacer las esperanzas al último minuto con un tanto de cabeza.

Pese a sus esfuerzos, el Liverpool no pudo repetir la hazaña de 2005 en Estambul cuando remontaron un resultado adverso y se llevaron la copa en la tanda de los penales.

Reacciones

Al finalizar el encuentro el entrenador del AC Milan, Carlo Ancelloti, felicitó la labor y el desempeño de su escuadra.

"Ha sido un partido equilibrado y mis jugadores han estado bravos. Supimos tener el control del balón, sobre todo, después del gol de Inzaghi al final del primer tiempo".

Paolo Maldini levanta la copa
El gran capitán Paolo Maldini levanta la copa por quinta vez en su carrera.

"No ha sido un partido espectacular, pero seguramente ha sido el encuentro más difícil de cuantos afrontamos en nuestro camino", concluyó el estratega italiano.

Mientras tanto el entrenador del Liverpool, Rafa Benítez, dijo que la falta de acierto de sus jugadores inclinó el partido hacia el rival.

"Creo que jugamos realmente bien en la primera mitad. Pero tuvimos un error y de ahí llegó el gol en una situación de mala suerte. Esa concesión fue determinante", dijo el español.

Benítez también se quejó del árbitro que dio por terminado el encuentro antes de los tres minutos de adición, aunque admitió que esa "no fue una razón para la derrota, perdimos contra un gran equipo con jugadores de primera clase".

Mientras tanto el capitán del equipo de los rojos, Steven Gerrard, se sintió muy decepcionado con la derrota.

"Hay que mirar hacia adelante y tratar de superar este revés, pero lo cierto es que se trata de un momento decepcionante, difícil de superar", dijo Gerrard.

EN OTROS SITIOS BBC

VÍNCULOS
El contenido de las páginas externas sugeridas no es responsabilidad de la BBC.




 

BBC MUNDO - PRODUCTOS Y SERVICIOS


banner watch listen