Skip to main contentAccess keys helpA-Z index
BBCMundo.com
OTROS IDIOMAS
English
Português
mas idiomas
Lunes, 22 de enero de 2007 - 12:20 GMT
Tener talento no es suficiente
Tim Vickery
BBC

Escribo esta columna desde Luque, Paraguay, donde se lleva a cabo parte de la segunda ronda de encuentros del Campeonato Sudamericano Sub-20.

Martín Palermo
Palermo, todavía figura a los 33 años, con Boca Juniors.
Esto me recuerda la primera vez que estuve aquí, en un momento no muy difícil de olvidar: fue en la Copa América de 1999, cuando el delantero argentino Martín Palermo falló tres penales en un encuentro contra Colombia.

Este episodio ha sido utilizado una y otra vez para criticar a Palermo, pero yo estoy en desacuerdo. Este capítulo más bien lo enaltece.

Ciertamente se puede argumentar que otro jugador debió haber cobrado ese tercer penalty, aunque ello hubiese significado la necesidad de conseguir un recurso judicial para quitarle el balón.

Fue él quien fue víctima de la falta en el área, y antes que nadie se diera cuenta se metió la esférica de inmediato bajo el brazo y se dirigió hacia el punto de lanzamiento de penas máximas.

Palermo corrió el riesgo de hacer un gran ridículo porque confiaba en su habilidad para anotar. Pero en ese momento se equivocó y es precisamente porque estaba preparado para fallar es la razón que lo ha llevado a ser exitoso en tantas ocasiones.

El argentino es un gigantesco delantero centro de limitada habilidad. No obstante, su corazón y temeridad le ha permitido alcanzar la renta máxima de cada oportunidad que ha tenido en el juego.

Logró recuperarse de una seria lesión -cuando jugaba en España- y a la edad de 33 años se mantiene como una de la figuras de Boca Juniors.

Cosecha variada

Hay muchos jóvenes en la vitrina de este campeonato que se efectúa en Paraguay, con una mayor habilidad natural que la de Palermo.

Alexandre Pato
Alexandre Pato es una de las jóvenes figuras que tiene el torneo.
Este torneo es siempre una mina de oro y esta versión no es la excepción: Alexandre Pato, Lucas y Leandro Lima, de Brasil; Juan Pablo Pino, de Colombia; Alexis Sánchez, Chile; Ever Banegas y Maxi Morales, de Argentina; y Edinson Cavani, de Uruguay.

Todos se ven como jugadores que prometen. ¿Pero alcanzarán las expectativas que hay a su alrededor? Hay uno que se encuentra entre ellos que ya pareciera haberse salido del camino.

En 2004, cuando Paraguay ganó el Campeonato Sub-16, su estrella era el mediocampista ofensivo Germán Segovia.

Paraguay lo llevó al Mundial Sub-20 en 2005, donde aún con 16 años, mostró ráfagas de genio, con una fluida carrera junto al balón y pases exquisitos.

Dos años después, en su casa, esperaba verlo como uno de los grandes atractivos de la competencia. Sin embargo, ni si quiera fue incluido en el equipo nacional.

Cuando le pregunté a los periodistas por él muchos movieron la cabeza de lado a lado, con un dejo de tristeza. Al parecer el estilo de vida de Segovia dejó mucho que desear.

Todavía debe haber tiempo para este joven paraguayo para poner su carrera de vuelta en la senda del éxito, pero es difícil que tal posibilidad se ofrezca para otro otrora genio joven sudamericano.

Un juego, dos historias

Jhonnier Montaño
A los 16 años, Montaño tuvo el mundo a sus pies. No sucedió.
Aquí mismo en Luque, en ese mismo encuentro de 1999 en el que Palermo falló tres veces, Colombia mostró a una sensación de 16 años llamado Jhonnier Montaño.

Era un jugadores con talento natural. Anotó un gol sensacional y tenía escrito superestrella por todas partes.

Sin embargo, todo pasó muy rápido. especialmente su pase a Europa donde estuvo calentando la banca de suplentes y sin chance de manejar la situación. Montaño simplemente perdió la disciplina y su momentum.

Este colombiano acaba de cumplir 24 años -en teoría debería estar llegando a su máximo nivel de rendimiento- pero más bien es un futbolista con sobrepeso que trata con mucho esfuerzo de impresionar en la segunda división de su país.

Los diferentes destinos que tuvieron Palermo y Montaño deberían llamarse la lección de Luque: una enseñanza que se le muestra a gritos a los jóvenes sudamericanos que corren el campo en estos días.

Tener talento es fantástico, pero no es suficiente.

NOTAS RELACIONADAS
La veta del talento joven
08 01 07 |  Deportes

VÍNCULOS
El contenido de las páginas externas sugeridas no es responsabilidad de la BBC.




 

BBC MUNDO - PRODUCTOS Y SERVICIOS


banner watch listen