Skip to main contentAccess keys helpA-Z index
BBCMundo.com
OTROS IDIOMAS
English
Português
mas idiomas
Lunes, 16 de julio de 2007 - 12:45 GMT
Blog desde Venezuela
BBC Deportes

Bailarines en la ceremonia inaugural de la Copa América.
Bailes tradicionales llenaron de color la ceremonia inaugural de la Copa América en estadio Pueblo Nuevo de San Cristóbal.

Cubrir un evento como la Copa América ofrece un inagotable caudal de información deportiva, pero también un permanente flujo de vivencias y percepciones que van más allá de lo deportivo, que tienen que ver con el contexto social, cultural, político y hasta natural que rodea lo puramente futbolístico.

Este es un espacio para que nuestro equipo en Venezuela comparta y transmita esas sensaciones con las que se termina de pintar el cuadro en constante movimiento de la histórica fiesta del fútbol latinoamericano.

SE ACABÓ - 16.07.07
por Vladimir Hernández

No solo los jugadores de Brasil celebraban anoche, al terminar la final de la Copa América.

Bailarines en la ceremonia de clausura de la Copa América Venezuela 2007
Venezuela se despidió el domingo de la Copa América, con la mira puesta en el Mundial Sub-15.
Vi a periodistas, voluntarios y miembros del comité organizador abrazándose porque llegaban al final de un largo camino, siguiendo o preparando la competencia futbolística más antigua del mundo.

Una colega me dijo: "Tengo casi un mes fuera de casa, viviendo en hoteles y durmiendo poco; realmente estoy contento de que esto haya acabado".

Para otros, como los organizadores, esta aventura empezó meses atrás y consistió en mucho sacrificio y dedicación para presentar la mejor cara posible ante el mundo del fútbol.

Haciendo un balance general la Copa mostró una buena organización y un excelente nivel de balompié dentro del campo. Como nota negativa estuvo el fracaso de la venta de entradas al público, que fue una pesadilla para muchos que vieron como perdían su dinero o se veían obligados a acudir a revendedores.

Otro aspecto a resaltar fue la organización para la final. Fui testigo de muchos casos de personas que llegaban a sentarse a su puesto asignado, según el boleto, solo para encontrarse con alguien ocupando dicho lugar, quien además se negaba a abandonar la silla.

Las autoridades intervenían en algunos casos, pero otros fueron lamentablemente ignorados.

Lo mismo ocurrió en la tribuna de la prensa, donde quien llegaba tarde, o al filo de la hora del partido, corría un alto riesgo de no tener su puesto disponible y a veces con algún periodista que buscaba ser más astuto que los demás, quien se hacía el desentendido para desocupar el lugar invadido (como pasó con un "colega" justo a mi lado).

Fue una experiencia intensa pero enriquecedora; vimos buen fútbol como también malo; sufrimos alegrías y decepciones; pero definitivamente ya es hora de regresar a casa
Para colmo, las entradas de acceso a las tribunas, por lo menos por donde yo pasé, estaban abarrotadas de personas que de alguna manera habían accedido al estadio pero que parecían no tener silla.

No sé si hubo sobreventa, pero con el estadio a plena capacidad, era incomprensible ver decenas de personas de pie, bloqueando las vías de acceso a las tribunas, ante la mirada atónita de los organizadores y organismos de seguridad.

Algo muy a tener en cuenta para quienes están detrás de esta competencia si la ambición los lleva a querer organizar un torneo de igual o mayor magnitud, pues mucho se ha estado hablando a lo largo de la Copa América de querer montar un Mundial Sub-15 en este país.

Esperamos que sea afinando las cosas que no salieron bien en esta oportunidad, pues ya lo más importante, la infraestructura de los estadios, esta prácticamente lista (salvo en aquellos casos donde falta terminar las obras).

Escribo esta nota poco antes de salir al aeropuerto para terminar este viaje. Fue una experiencia intensa pero enriquecedora; vimos buen fútbol como también malo; sufrimos alegrías y decepciones; pero definitivamente ya es hora de regresar a casa.

Gracias por su compañía de una manera u otra.

CASA POR LA VENTANA - 15.07.07
por Vladimir Hernández

Una final siempre es una final. Siempre el ambiente que se respira en el estadio va a ser diferente en el día de la final.

Bailarines en la ceremonia de clausura de la Copa América 2007
Una colorida ceremonia de clausura, antesala de la final de la Copa América 2007.
Los organizadores suelen tener a los periodistas en una burbuja y bien atendidos, como por ejemplo con autobuses para que no caminen lo que camina el público general que viene al estadio: lo que en el Pachencho Romero pueden ser unos dos kilómetros, a pleno sol bajo 40 grados centígrados, desde el primer punto de acceso.

Esta vez me tocó hacer la ruta completa y en el camino, junto con la masa de gente que llegaba vas percibiendo cómo hay emoción, como se respira la sensación de que se va a ver algo grande. Claro, un Argentina-Brasil como final de Copa América promete ser eso y más.

En fin. Los efectivos de seguridad, que en otras oportunidades se les ve serenos, esta vez se les veía nerviosos. A los voluntarios, también. Corriendo de un lado para otro. Es el día de la final.

Para colmo, no se sabía si el presidente Hugo Chávez asistiría, lo que igual tenía a otros tantos en medio de una corredera.

Los periodistas no se escapan. Todos con cara de muy ocupados, de que son muy importantes, de que tienen mucho que hacer. Pocas sonrisas, sólo se dan para quienes se conocen.

¿Quién sabe? De repente el nervioso soy yo y por eso veo a todo el mundo nervioso.

Con un calor nada normal las gradas del estadio aun no se terminaban de llenar a menos de una hora para el partido. Caso contrario de la tribuna techada, reservada para el que pagó más o el que tenía buenos contactos.

Igual quienes se aguantaron el inclemente sol, pudieron ver cómo el comité organizador de la Copa América, literalmente, botó la casa por la ventana para cerrar el torneo.

En un despliegue de colorido y música, hubo de todo.

Primero se lanzó un despliegue descomunal de danzas indígenas de la región del estado Zulia, en el occidente venezolano, sazonado con música típica.

Toda una inversión de entretenimiento, que incluyó a un clon de Shakira (la cantante de merengue, Liz) en el acto de cierre, junto con Yolanda Moreno, una mujer que viene bailando música tradicional venezolana por lo menos desde principios de los ochenta.
Después, al otro lado de la moneda. Grupos de música juveniles que originaron chillidos desde el público femenino en las gradas, a tal punto que había que ver qué estaba pasando.

Por supuesto, estando en Maracaibo, no se podía obviar la tradicional gaita que caracteriza esta región, para lo cual estuvieron presentes las voces más emblemáticas del género.

Toda una inversión de entretenimiento, que incluyó a un clon de Shakira (la cantante de merengue, Liz) en el acto de cierre, junto con Yolanda Moreno, una mujer que viene bailando música tradicional venezolana por lo menos desde principios de los ochenta.

Todo un espectáculo y aun no empezaba la razón que trajo a las decenas de miles de asistentes aquí: el partido de fútbol.

Ya al momento de salir los equipos a la cancha, a calentar (si todavía no lo habían hecho con el calor), la ovación que recibieron dejó claro que ya todo el mundo estaba adentro del estadio.

LLEGÓ LA FINAL - 14.07.07
por Vladimir Hernández

Todo está listo para la gran final de esta Copa América.

Sepp Blatter
A los ojos de Blatter, Vagner Love es de los mejores jugadores del torneo.
Ya los políticos reservaron sus asientos. En el Estadio Pachencho Romero, de Maracaibo, se espera un incremento en las medidas de seguridad ante la asistencia del presidente venezolano, Hugo Chávez, al juego.

Otro político que estará presente, pero esta vez perteneciente al mundo del fútbol, es el titular de la FIFA, Sepp Blatter.

Blatter, quien llegó a Maracaibo este viernes, ya soltó una de sus frases políticamente correctas y aseguró que la Copa América había mostrado "el mejor fútbol" y que había tenido "la mayor repercusión internacional" que se recuerde de este evento.

El presidente de la FIFA dio para más. Se atrevió a señalar a Lionel "Mecí" y al brasileno Vagner Love, como los mejores del torneo.

Lo de Messi, se entiende y hasta comparte ampliamente. El amor por Love, sólo lo entiende Blatter.

¿Será que se confundió de brasileño y esperaba mencionar a Robinho, quien es hasta ahora el mayor anotador de la competencia?

Porque Vagner Love ha tenido un desempeño más bien discreto en la delantera y lo más llamativo han sido sus rulos pintados de azul, que lo separan del resto de la camada de goleadores.

¿En qué canal están pasando la Copa America que vio Blatter?
El delantero, número 9 de la "seleccao", no ha estado a la altura de los grandes delanteros brasilenos, y es injusto ponerlo por encima de otros quienes sí han aportado más fútbol y hasta goles para la Copa América.

¿Qué decir del goleador chileno Humberto Suazo? ¿O del número 10 de la albiceleste, Juan Román Riqulme, quien escolta a Robinho en el liderato de goleadores?

¿Acaso Nery Alberto Castillo, para México, no ha sido una agradable sorpresa?

¿Y el aporte en defensa de Gilberto Silva, para Brasil; Javier Mascherano, para Argentina? ¿Dónde estarían ambos conjuntos sin esa tarea destructiva del mediocampo?

¿En qué canal están pasando la Copa America que vio Blatter?

Esperaremos sus comentarios después de la final.

SUEÑO CUMPLIDO - 13.07.07
por Vladimir Hernández

Imagínese que tiene unos dieciocho años, juega al fútbol activamente y ve al equipo de Brasil allá arriba en el cielo de lo inalcanzable y como la mayor expresión de lo que para usted representa el fútbol.

Julio Baptista
Julio Baptista rodeado de admiradores en Maracaibo.

Sueña con Brasil, se compra sus camisetas (originales o copias), no se pierde sus partidos y algún día, como buen joven adolescente, desearía jugar contra ellos.

Aquí en Maracaibo vi como a algunos jóvenes este sueño se les cumplió.

La "canarinha" reanudó sus entrenamientos de cara a la final contra Argentina el domingo.

Pero como todavía tienen descansando a varios jugadores, el equipo brasileño se comunicó con las autoridades locales solicitándole algunos jóvenes jugadores para que participaran dentro del entrenamiento.

Es que nada más me imagino al muchacho, viendo la televisión en el sofá de su casa, y de repente alguien lo llama y le dice: "¿Qué haces esta tarde? ¿Por qué no te vienes a entrenar con Brasil?".

Primero pensará que es broma, después no se lo creerá.

En el campo de prácticas me encontré con estos chicos, unos cinco, quienes tendrían no más de dieciocho años y era claro que venían de sectores humildes de la ciudad.

Era hasta enternecedor verlos al llegar a la puerta del campo de entrenamiento y el soldado les preguntaba a dónde iban, pues tratando de poner la cara más profesional posible se les salía la emoción por los ojos.

Entrenamiento de Brasil
Algunos incluso aprovechaban para mostrar uno que otro truco bajo la manga, pero todos tenían cara de que se estaban pellizcando para saber si era verdad lo que les estaba pasando

Ahí se quedaron sentados, esperando que llegara la selección, se veían unos a otros, se reían nerviosamente y la sonrisa casi les mordía las orejas.

Mejor aún fue cuando ya les tocó comenzar la práctica.

El calentamiento consistía de una vieja práctica en los equipos, de formar un círculo donde dos personas adentro tenían que quitarle la pelota a los que hacían la circunferencia.

En este momento algunos de estos chicos, con rostro de timidez, hacían gala de lo mejor que podían hacer.

Algunos incluso aprovechaban para mostrar uno que otro truco bajo la manga, pero todos tenían cara de que se estaban pellizcando para saber si era verdad lo que les estaba pasando.

Imagínese: cómo se puede uno poner a hacer truquitos con la pelota cuando está tocando el balón con la selección de Brasil, la inventora del "jogo bonito".

No creo que muchos de estos chicos hayan podido dormir después. ¡Qué experiencia!

Más aún si alguno logró hacerle un caño a Diego o a Daniel Alves, que seguro no se les olvidará nunca.

ARMISTICIO - 12.07.07
por Vladimir Hernández

En la navidad de 1914, durante la Primera Guerra Mundial, las tropas alemanas y británicas en el frente occidental en Bélgica llegaron a un acuerdo muy inusual.

Robinho (izq.) y Alex Silva tocan instrumentos musicales en el hotel de Maracaibo, Venezuela, donde se aloja la selección de Brasil
Robinho (izq.) y Alex Silva le ponen ritmo de samba al día de descanso del seleccionado brasileño.
Los soldados acantonados en las trincheras, en medio de un silencio del crudo combate, empezaron a poner velas y a cantar aguinaldos, con lo cual llegaron a establecer un armisticio temporal en medio de una de las guerras más cruentas de la historia.

Hay versiones de algunos historiadores que dicen que en esa Nochebuena algunos incluso intercambiaron regalos de navidad horas después de haber intercambiados balas; otros hablan de partidas de fútbol jugados sobre el campo de batalla, aún manchado de sangre.

En fin, un armisticio particular.

Una día después de que Brasil le ganase a Uruguay en penales para pasar a la final de la Copa América, fui testigo de una tregua también bastante inusual.

La comitiva de la selección brasilera había informado a tempranas horas que los jugadores de la "canarinha" tendrían un día libre; por lo tanto no habría contacto con la prensa.

Uno siempre tiene una suerte de escepticismo ante estas instrucciones, pues en este medio competitivo los valores empiezan por llegar primero que el otro, en luchas que a veces pueden ser encarnizadas.

Por ello, cuando llegué al hotel donde se aloja Brasil, inmediatamente me encontré con hordas de periodistas, camarógrafos y fotógrafos quienes, en mi entender, esperaban o acechaban ver a algún miembro de la selección. Equivocado estaba.

En el área de la piscina, hacia donde ningún efectivo de seguridad bloqueaba el paso (como pasaba en la concentración de Argentina o Uruguay), uno podía acercarse a ver a Gilberto Silva, Juan o Maicon, disfrutando de las cristalinas aguas de la pileta bajo el abrasador sol de Maracaibo.

Cerca, Elano, tomaba sol en traje de baño con completo desenfado.

Lástima que hay otras selecciones, especialmente como la argentina, donde este contacto no se puede tener
Pero los periodistas presentes estaban respetando una regla no escrita que decía que no había que molestarlos, era su día libre. Parecía un día libre para todo el mundo.

Dunga en la recepción del hotel charlaba con periodistas brasileños conocidos, esperaba tranquilamente un taxi local para ir a almorzar a un centro comercial de la ciudad. Nadie se le acercaba con micrófonos o cámaras.

De pronto, Alex pasó por el lobby y todos lo veían y volteaban a seguir en lo suyo, como si no lo hubiesen visto; lo mismo pasó con Julio Baptista, quien sin embargo, fue "linchado" por una turba de niños buscando autógrafo.

La cercanía que se podía tener con los miembros de la selección era sorprendente. Sobre todo considerando que este es la penta campeona del mundo y que suele ser un imán de arrastrar masas de periodistas e hinchas.

Pese a ello, el armisticio funcionaba.

Lástima que hay otras selecciones, especialmente como la argentina, donde este contacto no se puede tener.

VELOCIDAD Y RIESGO - 11.07.07
por Vladimir Hernández

Pensé que después del juego entre Brasil y Uruguay no tendría más emoción en la noche, pero me equivoqué.

Pablo García de Uruguay es consolado por el arquero brasileño Dony
Pensé que después del juego entre Brasil y Uruguay no tendría más emoción en la noche, pero me equivoqué.

El taxi que me llevó del estadio hasta el lugar donde estoy durmiendo puso mi corazón a latir más rápido que en los segundos anteriores al penal que iba a cobrar Pablo García, con la posibilidad de dejar por fuera de la Copa América a Brasil.

El taxista transitaba a velocidad hiperespacio por las calles y avenidas de Maracaibo, como seguramente lo hace todos los días.

Para darle un aspecto tragicómico al asunto, además el hombre era un clon de Java, el personaje de la película "El Retorno del Jedi", que en este caso además manejaba con el asiento reclinado de forma casi horizontal; esto le daba más aspecto de Java aun, pues parecía que se desparramaba por la butaca.

Cuando le hablaba -como para decirle a donde iba- el hombre solo me respondía en monosílabos y de manera gutural... ¡cómo Java!

Cuando me bajé del taxi tartamudeé más que C3-PO, el robot diplomático y lingüista de la "Guerra de las Galaxias" y sólo me faltó besar el piso como el Papa cada vez que llega a un nuevo destino.

Toda esta historia es sólo para comentarles mi estupor ante la manera como manejan muchos en este país y especialmente en Maracaibo.

Velocidad mínima, no existe. Dar paso, es un lujo. Frenar en las esquinas, es algo opcional. Y cuando se va de noche es a sabiendas de que el riesgo aumenta entre los que beben y manejan y los que se quedan dormidos.

En Venezuela muchos se quejan de la inseguridad, sobre todo de las cifras de homicidios por arma de fuego que hay en el país.

Uno de los últimos estudios sobre el tema -realizado por la UNESCO- determinó que Venezuela tenía la tasa más alta del mundo en cuanto a muertes por arma de fuego.

Pero, ¿y las muertes por accidente de tránsito? No son una preocupación, pese a que las estadísticas son igual de dramáticas.

Cuando viajaba de Barquisimeto a Maracaibo, con otros cuatro pasajeros en un taxi, todos hablaban recurrentemente de diferentes experiencias de familiares o conocidos que habían muerto en las carreteras venezolanas.

Para colmo, durante la conversación, nos topamos con un camión de carga larga volteado en la vía.

No obstante, de estas cosas se habla con naturalidad. Es algo que se volvió común y corriente. Una lástima.

En medio de esta Copa América, ya hubo una baja por esta causa. Antonio Calderón, un periodista de Radio Táchira, salió del juego entre Paraguay y Argentina la semana pasada y tomó la carretera.

Hay versiones que dicen que se quedó dormido al volante y se estrelló de frente contra un camión.

Otra de las silenciosas victimas de la carretera.

MESSI: PASIÓN Y FIGURA - 10.07.07
por Vladimir Hernández

Lionel Messi, ha sido el jugador de la Copa América que más fanatismo y emoción ha generado en Venezuela.

Messi desparrama defensores en el área de Paraguay
Cuando (Messi) decide picar, sobre todo hacia el arco, la algarabía pasa a convertirse en una explosión de gritos
En los partidos, cuando va a recibir la pelota ya se empieza a sentir un murmullo de expectativa en el estadio, como el ronroneo de un gato que empieza a desperezarse.

Cuando la recibe, el murmullo se transforma en algarabía, aun si simplemente Messi aguanta la pelota y hace absolutamente nada.

Pero cuando decide picar, sobre todo hacia el arco, la algarabía pasa a convertirse en una explosión de gritos de altos decibeles que hace que hasta el más distraído quiera saber qué está pasando.

Por ejemplo, en medio de un partido, cuando estoy escribiendo la nota que envío para BBC Mundo, si dejo de ver al campo es fácil saber cuando Messi la tiene de solo escuchar la reacción del público.

Ni los goles se gritan tan duro.

El nivel de emoción que genera "La Pulga" tuvo un clímax el pasado domingo, tras el partido entre la albiceleste y Perú en Barquisimeto.

Al finalizar el encuentro, los jugadores se dirigían al túnel, rumbo al vestuario, despidiéndose del público presente, que los felicitaba por la contundente victoria 4-0.

Messi no hacia nada diferente a los demás. Saludaba, reía y aceptaba gustoso los reconocimientos. Pero hubo una seguidora de Argentina que llevo el asunto un poco más allá.

Inclinada sobre la baranda de la tribuna, en el primer piso del estadio Metropolitano, apenas Messi pasaba rumbo al vestuario, la joven lo llamó con tal fuerza que a Messi no le quedó otra que mirar.

La chica no solo devolvió el abrazo, sino que se le aferró. A fin de cuentas se había lanzado del primer piso del estadio para eso
En ese preciso instante, la joven -puede que de unos 17 años- se lanzó al vacío tratando de acercarse lo más posible a su ídolo. Cayo de pie, pero el impacto de la caída la llevo inmediatamente al piso, de donde se levantó como con un resorte.

La sonrisa de Messi pasó a un rostro de incredulidad. Inmediatamente los efectivos de seguridad intervinieron y tomaron a la joven a quien, sin embargo, Messi se le acerco y le dio un beso y un abrazo.

La chica no solo devolvió el abrazo, sino que se le aferró. A fin de cuentas se había lanzado del primer piso del estadio para eso.

Pasado el momento, él siguió su camino, probablemente tratando de asimilar el momento.

Ella seguramente también se quedó disfrutando el instante, que sin duda le aliviará cualquier dolor de semejante caída. La pasión desenfrenada lleva a algunas personas a arriesgarlo todo.

El video está en YouTube, si les interesa.

FESTIVAL DE GOLES - 09.07.07
por Vladimir Hernández

Un total de 22 goles se marcaron en cuatro partidos de cuartos de final. ¡22 goles!

Alfio Basile
Todo el mundo jugó a ganar los partidos, a ganar o morir; porque se sabe que perdiendo 1-0 o 6-0 se pierde igual
Alfio Basile, técnico argentino
Seguramente no habrá quejas de quienes creen que la Copa América no ofrece espectáculo o dicen que el fútbol es aburrido.

¿Por qué tantas anotaciones? Se lo preguntaron al técnico argentino Alfil Basile.

"Todo el mundo jugó a ganar los partidos, a ganar o morir; porque se sabe que perdiendo 1-0 o 6-0 se pierde igual. Entonces se arriesgó más y se vio un fútbol tan abierto", respondió.

Entonces, ¿se puede esperar que este ritmo avasallante de anotaciones marque una nueva era en el fútbol moderno de juego físico y resultados, pero de menos goles?

"Sí, pero hasta que llegue el Mundial", soltó con filosofía Basile.

"Cuando lleguemos al Mundial ya verán como regresan los 0-0, 1-0, 1-1, en donde nadie quiere perder por goleada", agregó.

En total se han anotado 72 goles desde que arrancó el campeonato y en mi memoria se me han quedado grabados más de uno.

El del chileno Humberto Suazo, en la derrota 6-1 ante Brasil, donde desde afuera del área le mandó un sombrero al arquero Doni, con frialdad y calidad.

El del mexicano Nery Castillo en la primera ronda, también ante Brasil, en el que se sacude con un sombrero a un defensa y la pone al fondo de la red.

El tercero de Robinho ante Chile, en el que mete la quinta velocidad, se hace un auto pase y hace que todo parezca tan sencillo.

De izq. a der.: Messi, Tévez y Riquelme
Messi, Tévez y Riquelme (de izq. a der.), protagonistas del gol favorito de nuestro blogger.
El de Pablo García ante Venezuela, con un zurdazo impecable desde afuera del área tras una excelente combinación de pases con un compañero.

Pero mi favorito fue el último de Argentina ante Perú, este domingo.

El portero albiceleste Roberto Abbondanzieri despejó mal un centro cruzado desde la derecha. La pelota se fue a la raya lateral, pero Abbondanzieri se fue tras de ella tratando de llegarle primero que un atacante peruano.

Cuando le llega, levanta la mirada por fracción de segundos, ve a Tévez al otro lado de la cancha, y le manda un balonazo al borde del campo que el "Apache" recibe, aguanta la marca, voltea y corre.

El defensa peruano trata, trata, trata de quitársela, pero Tévez se lo termina sacudiendo y llega al área.

Ya a estas alturas Riquelme y Messi están ambos cerca del punto penal sin un defensa, completamente solos.

Tévez cede la pelota, Messi y Riquelme por un momento dudan entre sí en quién debe tomar semejante oportunidad, pero al final la "Pulga" cede ante el 10 de su equipo.

Román toma y define una de las mejores expresiones de contragolpe que se puede llegar a ver.

Les recomiendo que busquen estos goles en YouTube. No tienen desperdicio.

PAÍS GRANDE, PAÍS CHICO - 08.07.07
por Vladimir Hernández

Espectadores de la Copa América en el estadio de Puerto La Cruz
El público que asiste a los encuentros ha estado pagando sobreprecios.
Después de haber ido a cubrir el Mundial de Alemania 2006, inevitablemente haciendo esta ruta de la Copa América me pongo a comparar cosas como la organización, la logística, las sedes y por supuesto el fútbol que se ve.

Pero una de las cosas que más me han llamado la atención son los costos para los periodistas dentro del estadio.

En Alemania al periodista, o más bien al medio, le cobraban hasta por respirar.

Hubo que pagar, a precios astronómicos, la conexión a internet que es vital para que un periodista envíe sus materiales.

Había que pagar, sí, también a precios astronómicos, cada botellita de agua que se consumiese.

Muchos de los encargadas o voluntarios de buena parte de las sedes que visité parecían que les habían ofrecido un salario que nunca les llegó, por la cara con que recibían cada pregunta o búsqueda de información.

Aquí en Venezuela ha sido totalmente opuesto.

El periodista es alimentado (gratis), se le dan bebidas (gratis), transporte al hotel (gratis), acceso a internet (gratis) y hasta un teléfono fijo para hacer llamadas nacionales o internacionales (también gratis).

¿Por qué en Alemania, una de las diez economías más grandes del planeta, se tuvo que pagar por absolutamente todo, y en Venezuela, con una economía mucho más pequeña, todo es gratis (para la prensa)?
El Comité Organizador no titubeó para brindarle a los comunicadores todas las comodidades necesarias para hacer su trabajo, eso hay que reconocerlo.

Y es aun más curioso cuando se compara Alemania con Venezuela. Por eso me pregunto, de repente de manera naif: ¿por qué en Alemania, una de las diez economías más grandes del planeta, se tuvo que pagar por absolutamente todo, y en Venezuela, con una economía mucho más pequeña, todo es gratis?

¿Será que en Venezuela no se han enterado de que estas cosas se suelen cobrar? ¿O será parte de la multimillonaria inversión que se ejecutó para que el periodista no encontrase nada que le incomodase y de ahí escribiese algo desfavorable?

Claro, también Venezuela, con su inmensa riqueza petrolera tiene el efectivo para hacer estas cosas y la actual relación de su gobierno socialista con la empresa privada puede que haya influido.

Curiosamente, mientras el periodista no paga nada por los servicios que usa, el público que asiste a los encuentros ha estado pagando un sobreprecio de hasta cinco veces más el valor del producto en las tiendas. No parece muy justo eso.

EL ROL DE LA PRENSA - 07.07.07
por Vladimir Hernández

¿Cuál es el rol del periodista que cubre estos torneos?

Fotógrafos y periodistas
La subjetividad del periodista deportivo es quizá la que más se perdona.

Hay varios tipos: los que siguen a su país, los que pertenecen a medios locales, y los que siguen el torneo.

El tema se presta para debatir, porque en muchas ocasiones se entremezclan temas éticos del periodismo con la cobertura del evento.

Hay una delgada linea roja que a veces se cruza demasiado en nombre del periodismo, o simplemente se olvida.

Para muestra, un botón. Cuando la selección de Colombia perdio 4-2 contra Argentina, la semana pasada, la primera pregunta al entrenador colombiano Jorge Pinto por parte de la prensa de su país fue un largo editorial analizando el fútbol en Colombia y luego se pasó a atacar frontalmente -casi a gritos- la labor del entrenador.

Pinto recibió gritos, reclamos airados por parte de varios colegas y pese a ello mantuvo un admirable coportamiento de calma y cordura. De alguna manera no respondió al juego.

Se puede entender que muchos de los periodistas colombianos en mención se deben haber sentido extremadamente afectados por ver la derrota de su país, al cual seguramente quieren mucho. Pero entonces me pregunto, ¿son periodistas o hinchas? O peor aún, ¿se puede separar ambos roles?

El caso que aquí describo con periodistas colombianos como ejemplo se puede extrapolar para varias nacionalidades en América Latina, e incluso para toda la región: abaraca a brasileños, argentinos, venezolanos, mexicanos, et al.

Trabajando para un medio como la BBC me he hecho en repetidas ocasiones esta interrogante. Sabiendo lo difícil que es dejar de ser hincha para la selección del propio pais, creo que en nada beneficia al lector o escucha una vision donde la pasión por los colores nacionales se difuminen entre las líneas de una reseña.

Claro, fácil no es. Como bien se dice que la objetividad no existe, la subjetividad del periodista deportivo es quizás una de las que más se perdona, más cuando se habla de la selección nacional... y sobre todo si el equipo está ganando.

Ahí están los periodistas argentinos con su romance (¿temporal?) con Alfio Basile. Ahí están los venezolanos con un equipo que no está jugando el mejor fútbol del torneo... pero bastó para la prensa que lograse una clasificación histórica para que no se hable de su planteamiento en el terreno.

Todo es lindo mientras se gana.

Pero ¿usted como lector qué prefiere? ¿Que le digan cómo son las cosas, o que prevalezca el patriotismo en cada nota o reseña?

Ahí se la dejo.

UN BEDUINO EN BARQUISIMETO - 06.07.07
por Vladimir Hernández

El estadio Metropolitano de Barquisimeto.
El estadio Metropolitano de Barquisimeto fue la sede del partido entre Colombia y Estados Unidos.

El estadio Metropolitano de Barquisimeto, bien merece unas líneas en este blog.

El centro deportivo es impresionante, tiene un diseño de primera y casi 40.000 personas caben sentadas. Sólo tiene un detalle. No lo terminaron.

Este jueves, para los últimos juegos de la ronda regular del grupo B, estuvimos en este estadio que más bien parece una obra en construcción.

En el área posterior del estadio se ven numerosas vigas y columnas sin terminar, cerca hay camiones y tractores esperando continuar la faena y el lugar es como caminar en el Sahara por la cantidad de polvo de cemento que se levanta con cada paso.

Imagínese, con el lugar lleno de hinchas, cómo fue el polvero; una experiencia digna de un beduino. No sé si fue por la falta de sueño o tener las defensas bajas, pero estando en el estadio me enfermé (presumo) de tanto aspirar polvo.

No sé si es por la fiebre que tengo o el dolor de amígdalas, pero en general la experiencia con el estadio - repito impresionante - fue un tanto agridulce.

Antes de entrar, por casualidad conocí a uno de los ingenieros que estaba a cargo de la obra. Tras las presentaciones de rigor, me dijo que se sentía orgulloso del estadio que había construido, sólo que hubiese deseado tiempo para dejarlo completamente listo.

Uno asume que las autoridades políticas y del fútbol consideraron que el lugar estaba apto para recibir no una sino dos fechas del torneo.

El estadio (cuando lo terminen) es una maravilla arquitectónica. Ojala su conclusión no se postergue para siempre luego de la Copa América

Pero la presencia, este jueves, de docenas de efectivos del cuerpo de bomberos sin duda que buscaba evitar cualquier hecho indeseado.

Llama la atención además la planificación para la salida de los espectadores.

El túnel del área superior del estadio converge con la salida del área inferior, en un corredor cerrado por rejas metálicas. Imagínese cientos de personas concurriendo en un área cerrada, todas buscando salir, junto con numerosos periodistas persistentes tratando de no perderse la rueda de prensa posterior al juego y además una tormenta de polvo. No apto para claustrofóbicos.

Pese a las deficiencias estructurales de la situación, la labor de los voluntarios era inmaculada. Sonrisa, amabilidad y paciencia. Siempre buscando solucionar, lo que tiene aun más merito tomando en cuenta la difícil situación.

El estadio (cuando lo terminen) es una maravilla arquitectónica. Ojala su conclusión no se postergue para siempre luego de la Copa América.

TODO PASA Y TODO QUEDA... - 05.07.07
por Vladimir Hernández

Valla de Messi
Valla con la imagen de Messi desplegada en las adyacencias del estadio Pachencho de Maracaibo.

Cosas que nos dejó la primera ronda de la Copa América, dentro y fuera del terreno:

  • Los precios de las bebidas y comidas dentro de los estadios. En algunos casos el valor del agua o las bebidas gaseosas era hasta diez veces mayor que el precio de venta al público normal. Incluso había vendedores que aumentaban el valor en el segundo tiempo un poco más. Las autoridades han prometido controlar la situación, estaremos atentos.
  • La "Messi-manía". El jugador más reconocido en esta Copa América sin duda es Lionel Messi. No se puede evitar ver su imagen en cada calle o avenida del país. Cuando juega, la excitación que genera es tal, que apenas toca el balón la gente se levanta de sus asientos y se escuchan gritos de expectativa.
  • En el partido Argentina-Colombia, en Maracaibo, había tantos hinchas de la albiceleste como de Colombia, pese a que la ciudad es tradicional como sede para la gran población colombiana en Venezuela. En Barquisimeto también había miles de seguidores "locales" de la albiceleste aupando al país sureño. Cosa rara en Venezuela donde Brasil ha liderado siempre los favoritismos, antes del repunte de la "vinotitno".
  • La insistencia de los políticos de aparecer en cada valla alusiva a la copa: desde el presidente Hugo Chávez, hasta el alcalde del pueblo más remoto de una ciudad sede. Todos aparecen fotografiados con la mascota Guaky de la Copa y todos sonríen dando la bienvenida. Ninguno ha dejado pasar la oportunidad para darse a conocer a los visitantes que llegan desde el exterior.
  • El trabajo de los organizadores y voluntarios en los centros de prensa ha sido más que destacable. En su mayoría, los jóvenes han estado dispuestos a colaborar y resolver problemas con la mayor simpatía. Cosa destacable si se toma en cuenta que muchos no cobran nada.
  • La otra cara de la moneda, si de organización hablamos, ha sido el caos para comprar entradas. Hinchas locales e internacionales han pasado largas horas de penurias, preocupaciones y dolores de cabeza -a veces bajo el inclemente sol venezolano- sólo para retirar boletos ya pagados. Las autoridades han anunciado medidas, pero hasta ahora lo que ha quedado es un desagradable sabor en la boca.
  • Esta última situación lo que ha provocado es un mercado negro de entradas con precios de no creerse. En Barquisimeto un boleto para los juegos entre Colombia y Estados Unidos y Paraguay-Argentina se ofrecía en más de 200 dólares, pese a que su valor original había sido menor a diez dólares.
  • El juego mostrado por Bolivia y Estados Unidos, pese a quedar eliminados. Una sensación agradable de fútbol dejaron estos conjuntos. Los del altiplano empiezan a ver el fruto del nuevo técnico Edwin "Platini" Sánchez que combinó veteranos con jóvenes valores y mostró un buen fútbol. EE.UU. también tuvo principalmente a jóvenes jugadores en Venezuela, dejando a los llamados veteranos. ¿Quién sabe si con estos jóvenes les hubiese ido mejor en el pasado Mundial donde salieron en primera ronda con un juego deficiente?
  • "ESTO SÓLO SE VE EN VENEZUELA" - 04.07.07
    por Vladimir Hernández

    Aficionados de Venezuela
    No hay duda de la pasión de muchos venezolanos por la selección.

    La ilusión de un público venezolano que ahora masivamente vive su rol como hincha de la selección de fútbol nos presenta episodios por demás curiosos y con un aroma de inocencia.

    Al terminar el partido entre Venezuela y Uruguay, algunos jugadores de la vinotinto salieron -de manera inusual para selección de mayores- a hacer un enfriamiento de los músculos en el campo de fútbol cuando todavía había numerosos seguidores abandonando el recinto.

    Muchos, con acceso al campo, aprovecharon para celebrar junto a los jugadores la recién lograda clasificación histórica a segunda ronda para un conjunto venezolano en la Copa América; otros se tomaron fotos o pedían autógrafos.

    Todo un baño de multitud se daban los futbolistas de la vinotinto.

    El delantero Fernando de Ornelas se encontraba tomándose fotos con varios hinchas cuando me acerqué, y los felices seguidores no cabían de sí para este encuentro cercano.

    Solo que uno de ellos, tras conseguir foto y autógrafo, se le acerco tímidamente a De Ornelas antes de irse y le dijo: "oye, cual es que es tu nombre?".

    El delantero no pudo evitar reírse a carcajadas luego de responder a la pregunta, pero luego soltó: "esto solo se ve aquí en Venezuela".

    No hay duda de la pasión de muchos venezolanos por la selección. Una pasión que se podría decir que es nueva para una buena cantidad de hinchas de este país beisbolero, donde el fútbol era sinónimo de derrotas

    No hay duda de la pasión de muchos venezolanos por la selección. Una pasión que se podría decir que es nueva para una buena cantidad de hinchas de este país beisbolero, donde el fútbol era sinónimo de derrotas.

    Pero, ahora no solo es que son apasionados sino que son exigentes como el que más.

    Venezuela empataba cero a cero con Uruguay y con ello lograba la ya mencionada histórica clasificación y de manera invicta. La estrategia vinotinto parecía conformarse con el empate, lo que inmediatamente desvió los abucheos dirigidos a los uruguayos para su propia selección nacional!

    El público aprendió rápido, dirían algunos. Pero para los jugadores fue algo que dolió en el alma.

    "Algunos simplemente no saben de fútbol", me dijo uno de los jugadores de la selección tras el encuentro. "Clasificamos invictos y ellos prefieren abuchearnos", apuntó.

    Para algunos, sin embargo, el espectáculo era tan importante por la victoria y la clasificación.

    Igual que lo que pasa con Brasil, solo que la "verdeamarelha" tiene varios Mundiales en el bolsillo. Cuestión de perspectivas.

    BOHEMIA, MODALES Y FÚTBOL - 03.07.07
    por Vladimir Hernández

    Estadio Metropolitano de Mérida.
    Entre la cordialidad y la paz andina, los merideños tienen como pasión el balompié.

    La presencia indígena en Venezuela es más difícil de ver en las grandes ciudades, pero en el estado Zulia está más que presente. Me tocó hacer el viaje entre Maracaibo y Mérida (para ver los partidos Perú-Bolivia y Venezuela-Uruguay) en un autobús que parecía una mujer de 60 años que aún trataba de verse como una quinceañera con varias cirugías plásticas.

    Mis acompañantes dentro del autobús se pueden contar entre las etnias Wayuu y Guajira que hay en el occidente venezolano y en parte de la zona fronteriza con Colombia.

    En general estas comunidades se encuentran dentro de las clases mas excluidas y pobres del país y mis compañeros de viaje se encargaron de mostrarme de nuevo esa cruda realidad.

    A lo largo de las numerosas paradas donde se iban quedando a lo largo del camino, se les veía llegar a poblaciones rurales, con caminos de tierra, casas endebles, pero en pueblos llenos de afiches del político de turno que a su vez tapaban a dirigentes ya caídos en desgracia.

    El remozo que tuvieron las ciudades sedes de la Copa América no llegó a estos lugares, que probablemente han estado así desde que existen.

    De hecho el camino para llegar al nuevo Estadio Metropolitano Cinco Águilas Blancas es una belleza, pues serpentea entre las montañas, rodeado de un paisaje bucólico cual cuadro impresionista, hasta llegar al destino final

    El destino ahora es Mérida, conocida como la ciudad de los caballeros. Un centro urbano insertado dentro de un valle, donde se encuentra una de las principales universidades del país y hay una cultura bohemia única, en áreas como arte, poesía, literatura y gastronomía.

    Mérida, como toda la región andina, reboza de fútbol. El actual entrenador de la selección, Richard Páez, de hecho era el técnico del Estudiantes, equipo de primera división de la ciudad. Clasificar en Mérida seguro que sería especial para él.

    Mérida también es un lugar de modales. Fuera del bullicio de Caracas, Maracaibo o Valencia, aquí la vida pasa más despacio, se reflexiona más y hay un distintivo calor humano.

    No sólo eso, sino que hasta el aire que se respira tiene ese característico olor de montaña, que hace que el lugar parezca un gran spa de terapia y de recuperación naturista.

    De hecho el camino para llegar al nuevo Estadio Metropolitano Cinco Águilas Blancas es una belleza, pues serpentea entre las montañas, rodeado de un paisaje bucólico cual cuadro impresionista, hasta llegar al destino final.

    Pero ahora no es momento de relax o terapias para quienes visitan Mérida; al momento de escribir este blog caminaba junto a una marejada de hinchas de la vinotinto que esperaban celebrar una clasificación hoy. La ciudad - y el país - quiere festejar. ¿Se lo permitirá la selección?

    Hoy se verá.

    VALLAS, MASCOTAS Y CONTRASTES - 02.07.07
    por Vladimir Hernández

    Gerardo Martino, entrenador de Paraguay
    Las vallas de la Copa América proliferan en Maracaibo.

    Quizás uno de los ejemplos de la pasión que se ve durante un torneo de fútbol se vio durante los entrenamientos de Colombia antes de su partido ante Argentina.

    Bajo la estricta vigilancia de soldados y policías el entrenamiento se efectuó a puerta cerrada, y cualquier brecha para ver a los jugadores era inmediatamente cercenada por los efectivos del orden quienes seguían sus instrucciones al pie de la letra. El planteamiento que llevaría Colombia ante la albiceleste era de sumo secreto como si de un proyecto nuclear se tratase.

    Las medidas de seguridad, sin embargo, no fueron del agrado de unas hinchas particulares del conjunto colombiano, quienes junto a decenas de personas se agolparon afuera de las instalaciones del entrenamiento en Maracaibo.

    Estas hinchas, tres monjas con todo y hábitos, gritaban con el mismo fervor que lo hacían las personas que no estaban al servicio de Dios.

    "Zapata!, Zapata!" le gritaban al unísono las monjas al arquero Robinson Zapata cuando fugazmente se le veía entre las rejas. "Déjenos pasar", clamaba una a los policías. "Anda, miren que somos parte de la casa de Dios". Las súplicas fueron en vano, porque todo aquel sin acreditación, sin importar sus influencias, se quedaba afuera.

    Recorrer las calles y avenidas de una árida y muy caliente Maracaibo, al occidente venezolano, es ver los contrastes como si de un lienzo se tratase.

    Avenidas y edificios modernos fácilmente pueden estar al lado de barriales, caminos de tierras y casas extremadamente frágiles en lo mas bajo de la pobreza. Senda ironía cuando se considera que esta región es rica en petróleo y ha sido el corazón económico en la historia venezolana.

    Actualmente el paisaje urbano marabino se encuentra además plagado de vallas y anuncios publicitarios relativos a la Copa América: cada uno con la imagen de la mascota guacamaya Guaky, pero siempre acompañado del rostro del alcalde de la ciudad, Gian Carlo di Martino.

    No se sabe Quien es la mascota de la Copa si Guaky o Gianqui -como le dicen algunos marabinos al alcalde-
    Un transeúnte

    Cuando luego me crucé con Di Martino, lo acompañaba la misma sonrisa que tenía en las vallas. El alcalde rebosaba una contagiosa emoción con el torneo y no paraba de soltar palabras a ráfagas.

    Ya, confesó, estamos pensando en organizar un Mundial sub-15. Antes de eso, pensé yo, habría que solucionar todo el desorden de entrega de entradas, que según constaté en Maracaibo, tenía a decenas de personas que habían pagando sus boletos esperando su entrega efectiva y algunas incluso bajo el inclemente sol.

    Todo por tratar de ver aunque sea algo de fútbol en la primera Copa América que se realiza en Venezuela.

    ELEGIDOS EN MARACAIBO - 30.06.07
    por Diego Torres

    Roque Santa Cruz anota frente al arquero colombiano Miguel Calero
    Roque Santa Cruz iluminó a Paraguay.
    El cují es un árbol chaparro, muy común en Zulia. Está especialmente diseñado para soportar el viento, las sequías y las tardes de sol implacable. En los campos de Maracaibo no hay aire acondicionado. Sólo los cujíes están en su salsa. Los cujíes y Alfio Basile.

    Maracaibo es una caldera. Son las diez de la noche y Argentina está jugando contra Estados Unidos. Los jugadores se consumen en la atmósfera tórrida del "Pachencho" Romero. Hacen más de 30 grados y sopla una brisa que más que refrescar calienta al vapor. Argentina no termina de arrancarse. Es preciso tomar una medida. Hay que hacer algo que inspire a la tropa. Basile se da cuenta. Pide su chaqueta negra y se la pone. Argentina gana 5-1. Al terminar el partido no duda en afirmar que ya sabe lo que hará para enfrentar a Colombia: "La chaqueta es titular indiscutible".

    A un mes de cumplir los 26 años, Roque Santa Cruz vive la Copa como un rito de iniciación. Después de sufrir una grave lesión de rodilla que le mantuvo inactivo, tras un año señalado por los conflictos laborales con sus empleadores en el Bayern, el paraguayo experimenta una especie de renacimiento. Le ha metido tres goles a Colombia. Es el artillero del torneo. Ahora quiere jugar en España. Quiere empezar de nuevo. Maracaibo, la ciudad quemada por el sol, es una bendición para quienes están preparados.

    ALIMAÑAS DEL ORINOCO - 28.06.07
    por Diego Torres

    Alfio Basile (izq.) habla con Lionel Messi
    Basile a Messi: "Leo, vos hacé lo que querás".
    La voz cavernosa de Alfio Basile resonó con todos sus matices tangueros. El seleccionador argentino pudo haber cantado aquella estrofa del folklore del Paraná. Pudo decir: "Carito, suelta tu canto, que el abanico de mi acordeón lo está esperando". Pero acercó su boca al oído de Messi y le dijo, profundo y paternal: "Leo, vos hacé lo que querás".

    Aunque todos le llaman Leo, el pasaporte de Messi no pone Leonel sino Lionel. Sus padres lo bautizaron en honor a Lionel Ritchie, la figura de la Motown, que hace 20 años debió endulzar sus noches en la discoteca. Ahora su hijo está en manos de Basile, que le pide, como León Gieco a Carito, que no se olvide nunca de su origen salvaje. Los jugadores no son nada si no sueñan con el retorno al paraíso callejero de la infancia. Hoy arranca la Copa América para Messi, el futbolista que soñaron ser todos los futbolistas.

    El naturista Alexander von Humboldt descubrió hace dos siglos que por aquellos cursos de agua turbia nadaban los cocodrilos más grandes de América. Los centrales de Brasil, Alex y Juan, también hicieron sus comprobaciones científicas
    Debuta Argentina alertada por la peripecia de Brasil. El equipo de Dunga se hundió en una noche de calor bochornoso en la orilla del Orinoco. El naturista Alexander von Humboldt descubrió hace dos siglos que por aquellos cursos de agua turbia nadaban los cocodrilos más grandes de América. Los centrales de Brasil, Alex y Juan, también hicieron sus comprobaciones científicas. El espécimen que hallaron se llama Nery Alberto Castillo. Maneja la pierna derecha igual que la izquierda. Remata y gambetea con las dos. Es rápido. Se recrea. El miércoles humilló a sus descubridores. Como dirían los venezolanos: "los gozó". El resultado fue un golazo para México.

    ACADEMIA BOLIVIANA DE FÚTBOL - 27.06.07
    por Diego Torres

    De izq. a der.: Diego Maradona, Hugo Chávez y Evo Morales
    El "trío hemisférico": Maradona, Chávez y Morales.
    Heinz Dieterich, ideólogo de la revolución bolivariana, habría dicho que se trataba de un trío "hemisférico". Allí estaban Maradona, con su tatuaje del Che, el presidente de Bolivia, Evo Morales, y el presidente de Venezuela, Hugo Chávez, para dar una bendición continental de corte antiimperialista a la jornada inaugural de la Copa América. La música llanera completó la ambientación con un toque vernáculo. El partido que siguió fue la clase de contienda que sirve para dar prestigio a los equipos implicados.

    Si Venezuela y Bolivia son los equipos con menos historia en el fútbol sudamericano, no lo parecieron. Venezuela elevó el nivel por la disposición heroica de sus jugadores, y por la clase de Arango, encargado de iluminar las jugadas. Bolivia hizo una exhibición integral. "Platini" Sánchez dirige un equipo que asombra por la consistencia de su fútbol.

    Bolivia es un equipo académico. En el centro del campo nadie hace nada por azar. Nadie especula. Todo obedece a un orden racional
    Bolivia es un equipo académico. En el centro del campo nadie hace nada por azar. Nadie especula. Todo obedece a un orden racional. El medio centro, Reyes, es un distribuidor sobrio. Mojica y Arce, los interiores, no hacen nada banal. Joselito Vaca descubre el último pase con una creatividad contagiosa. Bolivia es una selección feliz. Nadie cuelga una pelota sin mirar el destinatario. Nadie protesta al árbitro.

    Esas cosas suceden al otro lado de Los Andes mientras en Maracaibo las selecciones del grupo local velan armas. El alcalde, Giancarlo di Martino, está de enhorabuena porque le han concedido una de las semifinales. La Conmebol ha vetado al estadio Olímpico de Caracas por carecer de garantías de seguridad. La elección del estadio Pachencho Romero de Maracaibo sabe a triunfo para Di Martino, apodado "La Novia de Guaki", porque aparece abrazado a la mascota de la Copa en miles de carteles por toda la ciudad.

    AVES RARAS Y ESTILOS DE VIDA - 26.06.07
    por Diego Torres

    Juan Román Riquelme
    Riquelme recuerda al oso anteojudo de Los Andes de Mérida.
    La Copa arrancó en Mérida, corazón de Los Andes venezolanos. Poco sabe el visitante primerizo de aquella región. Las guías dicen que es el hogar de una de las especies en extinción más difíciles de ver: el oso sudamericano, u "oso anteojudo". El fútbol también registra la desaparición de algunas especies.

    Aquí en el bajo, en el litoral caribeño, en Maracaibo, asistí a la conferencia de prensa de uno de los últimos medias puntas. Se llama Juan Román Riquelme y ha vuelto a la selección argentina después de un año ausente por motivos personales. El chico alegó que su mamá sufría cada vez que la prensa lo criticaba. Y renunció. La atracción de la Copa lo ha hecho recapacitar. El jueves, frente a Estados Unidos, le veremos aparecer otra vez con la perplejidad que provoca la visión de los seres extraordinarios. Como al oso sudamericano.

    Esperemos que en los días sucesivos el fútbol nos entretenga en igual medida que los mangos y las aves tropicales
    Las noticias que nos llegan de Puerto La Cruz alientan a abandonar el lago de Maracaibo por aquellas playas. Si Argentina vive en régimen de aislamiento, rodeada por un escuadrón de la infantería bolivariana, sin más contacto con el exterior que media hora de piscina por la mañana, el caso de Brasil es el opuesto. Los responsables de la selección canarinha aseguran haber escarmentado. Dicen que el enclaustramiento en el hotel, durante el Mundial de Alemania, perjudicó el equilibrio emocional de los jugadores. Ahora Robinho y sus colegas hacen una vida que se parece mucho a la de turistas en viaje de placer.

    Los días previos a la competición transcurren lentamente. Los más meridionales del continente hemos matado el tedio asombrándonos con la fauna y la flora del país. Esperemos que en los días sucesivos el fútbol nos entretenga en igual medida que los mangos y las aves tropicales.

    VÍNCULOS
    El contenido de las páginas externas sugeridas no es responsabilidad de la BBC.




     

    BBC MUNDO - PRODUCTOS Y SERVICIOS


    banner watch listen