Skip to main contentAccess keys helpA-Z index
BBCMundo.com
OTROS IDIOMAS
English
Português
mas idiomas
Miércoles, 20 de junio de 2007 - 14:09 GMT
El "Imperio" quiere meter gol
Carlos Chirinos
Carlos Chirinos
BBC Mundo, Venezuela

A pocos días para el inicio de la Copa América 2007 todo parece estar poniéndose a punto, hasta los planes en su contra, según denuncia el presidente venezolano, Hugo Chávez.

Manifestantes contra el cierre de RCTV en Caracas, el pasado 14 de junio
Los manifestantes contra el cierre de RCTV no podrán acercarse a los estadios de fútbol.
"Viene una nueva ofensiva, la mecha lenta se les apagó a los conspiradores y están tratando de encenderla de nuevo y además en una actitud bien ápatrida porque están montándose sobre la Copa América", afirmó Chávez.

Chávez criticó las protestas estudiantiles de las últimas semanas por su decisión de no renovarle la licencia a Radio Caracas Televisión (RCTV), movilizaciones que prometen continuar durante el torneo.

Además el presidente considera que las recientes críticas de un alcalde al principal estadio del torneo, en San Cristóbal, que no cuenta con el visto bueno de los bomberos locales, y los anuncios de nuevas manifestaciones, son parte de un plan coordinado desde Washington.

Seguridad FIFA

Para el día siguiente de la inauguración de la Copa América, el jueves 27 de junio, que es día del periodista y se cumplirá el primer mes de la salida del aire de RCTV, grupos de comunicadores han convocado una marcha por la libertad de expresión.

Viene una nueva ofensiva, la mecha lenta se les apagó a los conspiradores y están tratando de encenderla de nuevo
Hugo Chávez, presidente de Venezuela

"Podrán hacer lo que quieran, marchas, pero más allá de ello, está la mano del Imperio y la mano de la extrema derecha venezolana tratando de sabotear la Copa América y tratando de desestabilizar el país", dijo.

En todo caso, esas movilizaciones no podrán transcurrir cerca de los estadios, según establecen las normas de la Federación Internacional de Fútbol Asociado (FIFA) que explicó el ministro del interior, Pedro Carreño.

"Hay un área que establece de dos kilómetros de los estadios, allí está el primer anillo de seguridad, otro a un kilómetro, 500 metros y otro a la entrada del estadio", aseguró Carreño en rueda de prensa.

Según Carreño, no se trata de que se estén tomando medidas excepcionales para la Copa América venezolana sino que "en mundiales de fútbol, en todas las competencias internacionales se establecen estas normas FIFA".

Problemas

Eso podría significar un problema para las varias personas con las que BBC Mundo ha podido conversar y que esperan acercarse a los campos para conseguir las entradas que no han logrado comprar hasta ahora.

Podría ser un problema de coordinación en el control policial y sin duda que añadirá a la frustración de los miles de hinchas que no lograron obtener boletos, quizá el aspecto más polémico de la Copa.

Completa el clima político previo a la Copa la amenaza de un conflicto en el sector del transporte, molesto por la creación de una empresa estatal que, temen, termine sacándolos del negocio.

Los transportistas, que en Venezuela están agrupados mayoritariamente en cooperativas y que son considerados tradicionales aliados del presidente Chávez, amenazan con un paro si fuera necesario.

Pero el gobierno asegura que están siendo "manipulados" y usados, junto a los estudiantes, como parte de ese plan de "golpe suave" en su contra que el presidente Chávez denunció unas semanas atrás.



VÍNCULOS
El contenido de las páginas externas sugeridas no es responsabilidad de la BBC.




 

BBC MUNDO - PRODUCTOS Y SERVICIOS


banner watch listen