Skip to main contentAccess keys helpA-Z index
BBCMundo.com
OTROS IDIOMAS
English
Português
mas idiomas
Viernes, 20 de octubre de 2006 - 14:58 GMT
Primeros pasos
Juan Carlos Rincón
Juan Carlos Rincón
BBC Deportes

Michael Schumacher

Michael Schumacher quedará temporalmente en las estadísticas de la Fórmula Uno, como el piloto más exitoso y mejor pagado.

Con el retiro del alemán de las pistas de F1 este domingo en el GP de Brasil, se cierra una era fantástica para Ferrari. Y en los años venideros, seguirá igualmente flotando la eterna pregunta de si fue el más grande piloto de la historia.

Algunos detalles controvertidos de su carrera hacen creer que probablemente no.

Además, a pesar de haberse beneficiado de la mundialización televisiva de la F1 y de la estela triunfal del emblemático equipo italiano, el piloto alemán nunca alcanzó la dimensión heroica y universal del brasileño Ayrton Senna, del canadiense Gilles Villeneuve o del escocés Jim Clark.

Todos están en el panteón de los inolvidables y con ellos algo tuvo en común, excepto la muerte en la pista en la plenitud de sus carreras.

Michael Schumacher
"La controversia siempre estuvo de la mano del heptacampeón".
Nadie desconocerá que "Schumi" ha sido un extraordinario piloto que consiguió, a base de constancia, disciplina, calidad, inteligencia, trabajo, táctica de equipo, una gran dosis de suerte y también una que otra maliciosa actuación, triunfos y cifras que serán muy difíciles de emular.

Sus registros serán el desafío para la nueva generación de pilotos de la F1 moderna, tal como previamente lo fueron los cinco títulos de Juan Manuel Fangio, las 51 victorias de Alain Prost o las 65 pole-position de Ayrton Senna.

Y con su salario anual -estimado en más de 100 millones de dólares- es hasta ahora el deportista mejor pagado de la historia.

Cerebral como Niki Lauda, egocéntrico como Alain Prost, luchador como Nigel Mansell y perfeccionista como Ayrton Senna, Michael Schumacher fue un piloto contradictorio al que le faltó la espectacularidad y trascendencia del brasileño y no llegó a deslumbrar en carisma; esa cualidad intangible y trascendental que venera el imaginario colectivo de los fanáticos y que convierte a los grandes pilotos en leyendas.

Al menos es el único campeón mundial de F1 al que en dos ocasiones el público rechazó con silbidos en lo más alto del podium (Austria 2002, Indianápolis 2005), y al que sus gestos antideportivos no le fueron excusados.

Y es que a lo largo de su carrera, la controversia siempre estuvo de la mano del heptacampeón.

Humilde con suerte

...similar inicio tuvieron dos campeones que marcaron el comienzo y el final de la era Schumacher: Ayrton Senna y Fernando Alonso
Hijo de un obrero de la construcción, quien como segundo trabajo cuidaba la pista de karts de su pueblo natal de Kerpen y en la que su madre atendía la cafetería, Schumacher, igual que otros grandes campeones, comenzó temprano a lidiar bólidos.

Su padre, Rolf, le construyó un kart con motor de motocicleta y a los cuatro años y medio Michael aprendió a dominar el engendro gracias a su talento natural.

Coincidencialmente; similar inicio tuvieron dos campeones que marcaron el comienzo y el final de la era Schumacher: Ayrton Senna y Fernando Alonso.

"Schumi" consiguió su primer título de karts a los seis años y ello convenció a generosos e influyentes patrocinadores para apoyarlo y suplir la falta de recursos de su familia, que era ya de cuatro personas, tras el nacimiento de su hermano Ralf.

De ahí en adelante la suerte no lo abandonaría. Estuvo en karts hasta los 18 años, luego de haber triunfado varias veces entre 1984 y 1987, en los campeonatos nacionales y europeos.

En 1988, trabaja como mecánico y deja de estudiar para pagarse su primera temporada en F-Ford, durante la cual es descubierto por Willy Weber, un mecenas automovilístico y propietario del equipo WTS (Weber-Trella Stuttgart) de Fórmula 3, quien se convirtió desde entonces en su manager y lo acompañó en toda su carrera.

Michael Schumacher
Antes de llegar a la F1, el alemán conoció a su esposa Corinna.
Weber paga sus dos temporadas en F-3 ("Schumi" termina tercero en 1989 y campeón en 1990) y le aconseja un paso trascendental; que en vez de correr en la Fórmula 3000 siga su carrera en 1991 en el campeonato mundial de duración con el programa de talentos jóvenes del equipo Sauber-Mercedes junto a Karl Wendlinger y Heinz Harald Frentzen.

Contrario a quienes pensaban que ello bloquearía su carrera hacia la Fórmula Uno, Weber creía que el tener que dominar máquinas con motores de 700HP y estar expuesto a conferencias de prensa y a la publicidad permanente, beneficiaría a Michael. No se equivocó.

Gracias al mundial de duración, primero Michael conoció a su esposa Corinna Betsch -en ese momento la novia de Frentzen- y después llegó a la F1.

Con dos victorias en el campeonato (México y Autopolis en Japón), Schumi sólo aguardaba una oportunidad y ella llegó la última semana de agosto de 1991 cuando el equipo Jordan necesitó un piloto para remplazar en el GP de Bélgica a Bertrand Gachot, detenido en Gran Bretaña por utilizar una pistola de gas contra un taxista.



NOTAS RELACIONADAS
Schumacher revolucionó Ferrari
18 10 06 |  Deportes
La carrera de Schumacher en fotos
11 09 06 |  Imágenes
Alonso "suaviza" la rivalidad
06 10 06 |  Deportes
La soledad de Alonso
05 10 06 |  Deportes

VÍNCULOS
El contenido de las páginas externas sugeridas no es responsabilidad de la BBC.




 

BBC MUNDO - PRODUCTOS Y SERVICIOS


banner watch listen