Skip to main contentAccess keys helpA-Z index
BBCMundo.com
OTROS IDIOMAS
English
Português
mas idiomas
Jueves, 22 de diciembre de 2005 - 14:57 GMT
El béisbol quiere ser mundial

Ignacio Serrano
BBC Deportes

Los dos principales premios que entregó este año el béisbol de Grandes Ligas fueron a parar a manos de peloteros dominicanos, y un venezolano dirigió el equipo que conquistó la máxima corona del campeonato profesional norteamericano.

Alex Rodríguez
El dominicano Alex Rodriguez fue el jugador más valioso de la Liga Americana...

Con cada año que pasa, el mejor béisbol del mundo se hace más internacional y los dirigentes encargados de las ligas que reúnen a los más sobresalientes jugadores del planeta quieren más.

Por eso trazaron lo que consideran su plan maestro y diseñaron en 2005 el Clásico Mundial de béisbol, un torneo que cada dos años, a partir de marzo próximo, reunirá a los principales astros de la disciplina, divididos en 16 equipos nacionales.

Después de años de infructuosos intentos con el Comité Olímpico Internacional, el esperado evento no se llevará a cabo bajo el manto olímpico.

En 2005 se anunció la exclusión del béisbol y el softbol de la cita universal de Pekín porque las federaciones internacionales que rigen estos deportes no podían garantizar la actuación de los mejores, ni la presencia masiva de ambas especialidades en los cinco continentes.

Albert Pujols
...y otro dominicano, Albert Pujols, fue el de la Nacional.

De todas formas, la ansiada competición tendrá lugar cuando los equipos de Grandes Ligas se preparan para su nueva temporada.

El momento parece perfecto para el nacimiento de una justa así. No sólo porque en Italia, España, Holanda, Ecuador, Corea del Sur o Taiwán se juega profesional o semi profesionalmente a la pelota.

También porque nunca antes hubo tantos extranjeros presentes en el sistema de 30 equipos que conforman la gran carpa, equipos que cuentan con una red de filiales que se nutren de peloteros procedentes hasta de China comunista, Colombia o Australia.

Potencia dominicana

Estados Unidos no es el único favorito del próximo Clásico Mundial. Lo sucedido en 2005 parece ser la prueba más clara.

Oswaldo Guillén
El venezolano Guillén se convirtió en el primer entrenador extranjero que consigue la Serie Mundial.

República Dominicana se consolidó como una de las principales fuerzas de este deporte, gracias, entre otras cosas, a la lucha de Alex Rodríguez y David Ortiz por el premio al Jugador Más Valioso de la Liga Americana, uno de los dos circuitos que componen la llamada gran carpa.

La pareja lideró con sus batazos a los dos equipos más populares de Estados Unidos: los Yanquis de Nueva York y los Medias Rojas de Boston.

La prensa especializada les premió con las dos primeras posiciones en la votación del galardón, con Rodríguez un paso más adelante de Ortiz, quien fue el bateador con más carreras impulsadas de la temporada.

En la Liga Nacional sucedió otro tanto: el también quisqueyano Albert Pujols, hijo de catalanes y considerado el jugador de su generación con mayor potencial ofensivo, recibió el Más Valioso en una cerrada lucha con el estadounidense Derrek Lee y el curazoleño Andruw Jones.

El antillano fue el toletero con más jonrones en las mayores, y hoy encabeza el grupo de peloteros nacidos en Aruba y Curazao que, por su conexión neerlandesa, representarán a Holanda en el Clásico Mundial.

Crece Venezuela

Otro dominicano, Bartolo Colón, disputó con el panameño Mariano Rivera y el venezolano Johan Santana el reconocimiento al mejor lanzador de la Liga Americana, el premio Cy Young, que en la Nacional conquistó el estadounidense Chris Carpenter.

El fundador del laboratorio Balco Victor Comte
El escándalo del laboratorio BALCO empañó la imagen del béisbol de Grandes Ligas.

Santana fue el ganador del Cy Young en 2004 y este año se consolidó como el más sobresaliente entre los 65 representantes de Venezuela , una cifra que es aproximadamente un tercio del total de dominicanos en las mayores.

Entre ambos países suman más de dos millares de jóvenes jugadores en el sistema de filiales del béisbol organizado. Sólo EE.UU. cuenta con una cantidad mayor de peloteros. Canadá, Cuba y Puerto Rico quedaron desplazados ante tal insurgencia.

El caso cubano sigue siendo especial, pues aunque los torneos de la isla mantienen un alto nivel competitivo, sus participantes no tienen permitido probar suerte en el campo profesional.

La excepción a esta regla fue el veterano antesalista Omar Linares, quien entre 2002 y 2004 actuó en la primera división de Japón.

En noviembre el presidente cubano Fidel Castro sorprendió a muchos cuando, durante una alocución pública, confirmó la presencia de su país en el Clásico Mundial, que se disputará mayormente en territorio norteamericano.

Sin embargo, en días pasados el gobierno estadounidense negó a las Grandes Ligas la licencia para permitir la participación cubana.

El veto partió de la oficina de Control de Activos Extranjeros (dependiente del Tesoro de EE.UU.), que está encargada de hacer cumplir la ley del embargo económico impuesto por Washington a la isla.

De ratificarse la prohibición, los cubanos no tendrán la oportunidad de defender la leyenda que forjaron en campeonatos mundiales y Juegos Olímpicos.

Nicaragua o Colombia actuarían en su reemplazo.

El año de Guillén

El calendario beisbolístico empezó 2005 con el más grave escándalo de dopaje que haya afectado a este deporte, y lo terminó con el estimulante recuerdo de Oswaldo Guillén y sus Medias Blancas de Chicago.

Aficionados de Corea del Sur
Corea es una de las 16 naciones que participará en el Clásico Mundial.

Después de que el San Francisco Chronicle obtuviera las grabaciones de varios jugadores estelares que declararon ante un Gran Jurado en contra de los representantes del laboratorio BALCO, el retirado toletero cubano José Canseco causó el mayor escándalo al sacar a la luz su libro Juiced: Wild Times, Rampant 'Roids, Smash Hits, and How Baseball Got Big.

El pasado de Canseco estuvo matizado por un confeso historial de dopaje y apariciones en los tabloides neoyorquinos, entre otras cosas por un supuesto romance con la reina del pop Madonna.

Su falta de credibilidad, empero, no contribuyó a aliviar el escándalo, debido a las revelaciones del Chronicle. De acuerdo con las investigaciones del diario californiano, multimillonarias estrellas como Gary Sheffield, Jason Giambi y hasta el rey moderno del jonrón, Barry Bonds, consumieron sistemáticamente los productos fabricados ilegalmente por BALCO.

El cubano Rafael Palmeiro, miembro del elitesco club de los 3.000 hits y uno de los acusados por Canseco, dio positivo cuando las autoridades de las grandes ligas pusieron en práctica una nueva política antidoping.

Pero mejor que cualquier campaña contra los anabolizantes resultó el aporte de Guillén.

Los Medias Blancas rompieron moldes cuando el dirigente venezolano decidió salir de jugadores forzudos y contratar peloteros rápidos y habilidosos. Parecía un contrasentido, en una época bautizada por la prensa estadounidense como "la Era de los Esteroides".

No obstante, Guillén probó estar en lo cierto. No sólo encabezó la tabla de posiciones desde el primer día de un calendario de 162 partidos. Además, se enfrentó en la Serie Mundial a otra escuadra sin bombarderos, dependiente de los lanzadores, como la suya.

Chicago le ganó esa final a los Astros de Houston en el mínimo de cuatro encuentros. Nunca un estratega fue tan perseguido por la prensa que cubrió el evento. Columnistas destacaron el hecho de que el hombre más buscado por los reporteros fuera un manager, no un jugador.

Tal cosa se debió en parte a que los Medias Blancas no contaron con súper estrellas y en parte porque el sello de Guillén fue definitivo, con su caribeña e inteligente manera de dirigir los partidos.

La forma cómo llegó a Chicago la primera corona en 88 años de espera fue un bálsamo que reivindicó lo mejor de este deporte.

Impacto en el Caribe

Los ejecutivos de las grandes ligas esperan ahora que el Clásico Mundial haga el resto. El evento fue diseñado para promocionar el béisbol en el mundo y llevar esta disciplina fuera de sus fronteras habituales.

Por lo pronto, su alcance promete impactar favorablemente en la Serie del Caribe, el tradicional torneo regional que en febrero pasado ganó México en la ciudad azteca de Culiacán.

Muchos de los jugadores estelares de Venezuela, República Dominicana, Puerto Rico y México anunciaron que posiblemente participarán en la Serie del Caribe.

Desean estar en forma para el Clásico. La tendencia reciente ha sido que se abstengan de jugarla, para evitar que una lesión les arrebate los millones de dólares que reciben en las Grandes Ligas.

Esta vez es diferente. Porque a partir de 2005 el béisbol quiere tener cada vez mayor proyección internacional.

NOTAS RELACIONADAS
Béisbol: fuera a la tercera
16 11 05 |  Deportes
Guillén, "manager" del año
10 11 05 |  Deportes
Béisbol, cábalas y maldiciones
27 10 05 |  Deportes
Chicago, campeón mundial
27 10 05 |  Deportes
Legendarios latinos del béisbol
27 10 05 |  Deportes
Medias Blancas imparables
26 10 05 |  BBC Deportes
El béisbol, ese deporte latino
22 10 05 |  La Vida es Juego
EE.UU.: béisbol y esteroides
18 03 05 |  Cultura


VÍNCULOS
El contenido de las páginas externas sugeridas no es responsabilidad de la BBC.


 

BBC MUNDO - PRODUCTOS Y SERVICIOS


Portada | Internacional | América Latina | Economía | Ciencia y Tecnología | Cultura | Deportes | Participe | A fondo | Multimedia | Aprenda inglés | Tiempo | Quiénes somos | Nuestros socios
Programación | En FM, AM, OC |
banner watch listen