Skip to main contentAccess keys helpA-Z index
BBCMundo.com
OTROS IDIOMAS
English
Português
mas idiomas
Jueves, 27 de octubre de 2005 - 23:40 GMT
Béisbol, cábalas y maldiciones
Redacción BBC Mundo

Por dos años consecutivos los seguidores del béisbol de Grandes Ligas han sido testigos del final de dos supuestas "maldiciones" que pesaban sobre dos de los equipos de más tradición en EE.UU..

Chicago
Medias Blancas campeones, la última maldición rota.
Este miércoles, los Medias Blancas de Chicago -dirigidos por el venezolano Oswaldo Guillén- se llevaron el campeonato estadounidense luego de 86 años con una sequía de trofeos en su vitrina.

La última vez que esto había sucedido fue en 1919, cuando el equipo que compitió en la final fue acusado de haber arreglado los juegos para favorecer a los apostadores.

El caso fue un escándalo en la época y los jugadores fueron expulsados del deporte y se les llamó desde entonces "los Medias Negras". De ahí la creencia que este hecho había impedido al equipo del sur de Chicago volver a saborear la gloria.

Caso similar es el de los Medias Rojas de Boston, campeones en 2004 luego de 84 años, quienes en ese entonces pasaron de ser el mejor equipo de la liga a archivar una racha de derrotas tristemente célebre.

Según algunos, todo empezó luego de haber vendido a (su principal rival) los Yankees de Nueva York a su lanzador estrella, Babe Ruth, que para colmo de males se transformó en uno de los mejores bateadores de la historia de la disciplina.

¿El resultado? Había nacido la maldición de "el bambino", quien nunca habría perdonado a los Medias Rojas que lo hubiesen vendido.

Supersticiones

MALDICIONES FAMOSAS
Medias negras
La del "bambino": Los Medias Rojas de Boston venden a su estrella Babe Ruth a los Yankees de Nueva York en 1920. Sólo volvieron a ganar en 2004, mientras que los Yankees lo lograron 26 veces.
"Medias Negras": En 1919 ocho jugadores de los Medias Blancas fueron expulsados del deporte por arreglar la Serie Mundial. El conjunto tardó 86 años en volver a saborear la victoria.
"La cabra": En 1945, los Cachorros de Chicago jugaban la Serie Mundial, pero en el cuarto encuentro William Sianis es expulsado del estadio por tener una cabra (que presuntamente olía mal) como mascota. El hecho habría generado que Sianis condenase a su equipo y hasta hoy la "maldición" continúa.
Quizás ninguna disciplina deportiva tenga tantas cábalas como el béisbol.

Las llamadas "maldiciones" que persiguen a algunos equipos son la punta de un iceberg de miles de supersticiones que rodean a quienes juegan y disfrutan de ver el béisbol.

En la última final de campeonato, se pudo ver a la mayoría los jugadores de los Astros de Houston con barbas al estilo Chuck Norris: nadie se la quería afeitar para no traer mala suerte.

En la pasada Serie Mundial, el entrenador de los Medias Blancas, Oswaldo Guillén, recibió una camiseta de la selección de fútbol de su país, directamente de parte del entrenador de la Vinotinto", Richard Páez.

Guillén declinó ponérsela, puesto que siempre se colocaba debajo del uniforme una camiseta del equipo de fútbol estadounidense, Chicago Fire, y cambiársela podría causarle un revés a su fortuna.

Casos similares, sobran: hay quienes se ponen la gorra al revés, cuando hay una jugada apremiante; hay quienes nunca se cambian (o lavan) los uniformes (o calzoncillos) si se encuentran en medio de una racha de bateo; y existe toda una serie de rituales que se cumplen religiosamente "por el bien del equipo".

Por ello, las maldiciones son quizás hasta parte del juego.

El próximo en la lista

Cabra
A los Cachorros de Chicago los habría condenado una cabra.
En Chicago no hay un sólo equipo, son dos los que se disputan a la fanaticada de esta ciudad estadounidense.

Según los puristas los Cachorros de Chicago son los que tienen más tradición y, por supuesto, no puede faltar: también tienen su maldición

La de este conjunto es ahora la única y más antigua del béisbol estadounidense, pues desde 1908 hay sequía de trofeos para este equipo.

Todo se originó, además, por una cabra. Hasta 1945 a los Cachorros no les había ido tan mal, incluso estuvieron cerca de la gloria en varias ocasiones.

Sin embargo, en ese fatídico año el dueño de un bar, William Sianis acudió a un partido de la Serie Mundial -como solía hacer- acompañado de su cabra mascota.

Aparentemente, el animal despedía semejantes olores que las quejas del público terminaron por provocar que Sianis fuese expulsado del estadio.

Pero el agraviado tuvo la palabra final: "nunca más ganarán una Serie Mundial", habría dicho y no les pudo haber ido peor a los Cachorros desde entonces.

Cuestión de suerte, dirán algunos.

NOTAS RELACIONADAS
Chicago, campeón mundial
27 10 05 |  BBC Deportes
Legendarios latinos del béisbol
27 10 05 |  BBC Deportes
Medias Blancas imparables
26 10 05 |  BBC Deportes
Los Medias Blancas sacan ventaja
23 10 05 |  BBC Deportes
EE.UU./béisbol: serie de estrenos
21 10 05 |  BBC Deportes
Los Astros van a la Serie Mundial
20 10 05 |  BBC Deportes
Cardenales no se rinden a los Astros
18 10 05 |  BBC Deportes
Béisbol: fin de espera en Chicago
17 10 05 |  BBC Deportes


VÍNCULOS
El contenido de las páginas externas sugeridas no es responsabilidad de la BBC.


 

BBC MUNDO - PRODUCTOS Y SERVICIOS


Portada | Internacional | América Latina | Economía | Ciencia y Tecnología | Cultura | Deportes | Participe | A fondo | Multimedia | Aprenda inglés | Tiempo | Quiénes somos | Nuestros socios
Programación | En FM, AM, OC |
banner watch listen