Skip to main contentAccess keys helpA-Z index
BBCMundo.com
OTROS IDIOMAS
English
Português
mas idiomas
Sábado, 23 de septiembre de 2006 - 18:37 GMT
Mordidas en el fútbol inglés
Raúl Fain Binda.
Raúl Fain Binda
Columnista, BBC Mundo

Balón de fútbol
El escándalo ha recibido gran cubrimiento periodístico en el Reino Unido.

No es cierto que el programa de televisión Panorama, de la BBC, "pruebe" la comisión de actos ilegales por parte de determinados entrenadores del fútbol inglés.

Esta aclaración es necesaria porque hemos leído en muchos medios extranjeros que los testimonios recogidos "prueban" la culpabilidad de las personas señaladas.

En realidad, las declaraciones comprometedoras de varios agentes de jugadores no tienen valor de prueba, son meras alegaciones que deben ser probadas, pero lo que sí reflejan es la corrupción que caracteriza a muchas transacciones en el mundo del fútbol.

El valor de las grabaciones clandestinas ante la justicia es muy discutido, aunque el umbral de credibilidad es diferente según se trate de la justicia criminal o de la deportiva.

Las grabaciones que precipitaron el reciente "escándalo del calcio" fueron ordenadas por la justicia ordinaria, y su valor como prueba fue aceptado por la justicia deportiva, pero difícilmente hubieran tenido el mismo efecto en una corte criminal.

Las declaraciones que comprometieron a Luciano Moggi y a otros personajes eran suyas propias, se estaban incriminando a sí mismos. Esta comprobación selló su suerte.

Verdad o mentira

En el caso de Panorama, el entrenador Sam Allardyce, del Bolton, no se incrimina a sí mismo: es mencionado por otras personas, que pueden tener razones propias para exagerar, o mentir. En realidad, ya han declarado públicamente que "mintieron", porque "sospechaban de las intenciones" de quienes hablaban con ellos.

En otras palabras, el programa no prueba nada en forma concluyente.

(Uno se pregunta, ¿por qué, si sospechaban, no hicieron declaraciones anodinas? ¿Por qué enlodar la reputación de otras personas?)

¿Cuándo mienten estos señores? ¿Al comprometer a Allardyce, cuando no sabían que los estaban filmando, o al decir que mentían, tras enterarse de que los estuvieron filmando?

En otras palabras, el programa no prueba nada en forma concluyente. ¿Quiere decir esto que lo mejor habría sido archivarlo y no transmitirlo?

Evidencia circunstancial

Esa fue nuestra primera reacción, pero poco a poco hemos llegado a la conclusión de que el silencio no era la solución. El programa no ofrece pruebas concluyentes, pero muestra evidencias circunstanciales que apuntan a algo muy conocido en el ámbito deportivo.

El caso de los pagos ilegales en el fútbol es un grave problema en todo el mundo y nadie duda de que exista.

Hay que admitir que el documental muestra en forma convincente un ambiente tan viciado que, con sólo mirar, dan ganas de cubrirse la nariz

Si los responsables de Panorama están convencidos de la integridad de su investigación, es natural que se jueguen por ella. Y hay que admitir que el documental muestra en forma convincente un ambiente tan viciado que, con sólo mirar, dan ganas de cubrirse la nariz.

El caso de Sam Allardyce es, por supuesto, el más llamativo, ya que su presunta disposición a aceptar pagos ilegales, directamente o a través de su hijo, es mencionada en forma reiterada por dos agentes de jugadores y reconocida en forma implícita por un tercero, Craig Allardyce, hijo de Sam.

Los hijos agentes

Este asunto de los hijos de entrenadores que trabajan como representantes de jugadores también tiene mucha historia en el fútbol. El caso más conocido, últimamente, ha sido el de Alessandro Moggi, hijo de Luciano Moggi, ex director general de Juventus.

En Inglaterra, un hijo cuyas actividades como representante provocaron dolores de cabeza a su padre fue Jason Ferguson, hijo de Alex Ferguson, del Manchester United.

Y da la casualidad de que Alex Millar, el reportero del programa de Panorama del otro día, es el mismo Alex Millar de un programa anterior, de mayo de 2004, que investigó los negocios de Jason como representante y en particular sus vínculos con el United.

Entrega del material

Sam Allardyce
El técnico Sam Allardyce fue uno de los mencionados en la investigación.

Ahora, Sam Allardyce ha seguido el ejemplo de Alex Ferguson y se niega a hablar con reporteros de la BBC, mientras sus abogados estudian la situación.

Otro personaje de la persuasión legal estará estudiando con mucha atención el material reunido por Panorama, incluso el no que no fue transmitido (y que supuestamente nombraría a otros entrenadores del fútbol inglés).

Se trata de Lord Stevens of Kirkwhelpington, que el 2 de octubre debe presentar su informe oficial sobre numerosas transacciones en el ámbito de la Liga Premier.

Cabe presumir que Lord Stevens y sus colaboradores ya tendrán alguna opinión formada sobre las tres transferencias identificadas explícitamente en el programa.

El origen del dinero

Todo esto oscurece un punto central: el origen del dinero. Porque son los clubes los que autorizan estos pagos, o por lo menos son ellos los que pagan, y son ellos los que tienen relaciones directas con una nube de intermediarios, en vez de tratar únicamente con los jugadores y sus representantes.

Todo esto oscurece un punto central: el origen del dinero

Es sabido que, en Inglaterra, los clubes chicos quieren mantener a raya a los intermediarios, cuya acción infla el costo de las transferencias.

Los clubes grandes, en cambio, quieren mantener el status quo, porque de esa forma se aseguran que los intermediarios les llevarán a los mejores jugadores.

Muy conveniente, claro.


Escríbale a Raúl Fain Binda

Nombre
Correo electrónico
Ciudad
País
Teléfono (opcional)
Mensaje (máx. 50 palabras)

La BBC se reserva el derecho de editar y publicar su mensaje. Los datos provistos no serán entregados a terceros.






VÍNCULOS
El contenido de las páginas externas sugeridas no es responsabilidad de la BBC.




 

BBC MUNDO - PRODUCTOS Y SERVICIOS


banner watch listen