Skip to main contentAccess keys helpA-Z index
BBCMundo.com
OTROS IDIOMAS
English
Português
mas idiomas
Sábado, 24 de junio de 2006 - 16:55 GMT
Dos finales en Berlín y Roma
Raúl Fain Binda.
Raúl Fain Binda
Columnista, BBC Mundo

Luciano Moggi, ex director del Juventus.
Moggi renunció a la dirección del Juventus cuando se inició el escándalo.
Roberto Piumalvento, el excelso periodista, lamenta que los dos acontecimientos más importantes del año, en el plano deportivo, ocurran al mismo tiempo.

El 9 de julio, por supuesto, se jugará en el Estadio Olímpico de Berlín la final del Campeonato Mundial de Fútbol.

Y entre el 8 y el 10 de julio, en el Estadio Olímpico de Roma, la justicia dictará las sentencias en el juicio por corrupción deportiva más importante del mundo. O sea el Mundial de Fútbol y el Mundial del Antifútbol.

Piumalvento está acreditado en ambos estadios, y ya tiene reservado un avión privado, porque no quiere perderse ninguna final. No podrá estar en Wimbledon, claro, pero él ya sabe quién ganará: Federer y alguna rusa. ¿Estará maduro Nadal para el césped?

Remota posibilidad

Lo tiene desvelado una posibilidad, remota tal vez, pero muy atractiva para un periodista: que Italia gane el Mundial con un equipo integrado, técnicamente, por una mayoría de jugadores de segunda o tercera división.

Esa será la situación si el 8 de julio, como muchos esperan, la justicia italiana condena a las galeras de las divisiones inferiores a Juventus, Milan, Fiorentina y Lazio.

Piumalvento tiene un saludable respeto por la capacidad de contragolpe de los equipos nacionales italianos.

Sabe que se baten mejor cuando están acorralados, y que a veces se fabrican una encerrona para salir de ella.

Donde juega cada uno
JuventusMilanLazioFiorentina
Buffon Nesta Oddo Toni
Del Piero Gattusso Peruzzi
Camoranesi Gilardino
Zambrotta Pirlo
Cannavaro Inzaghi

Antecedente de 1982

Así fue en el Mundial de 1982, cuando el plantel cortó relaciones con el periodismo, se nutrió en el aislamiento y encontró energías para voltear a Argentina, Brasil y Alemania.

Con las patadas de Claudio Gentile, dijeron sus adversarios. No, gracias al genio de Paolo Rossi, dijeron ellos.

Ahora el camino es más o menos transitable hasta semifinales, ya que en octavos le ha tocado Australia y en cuartos enfrentará a Suiza o Ucrania.

Piumalvento olfatea una gran historia. Es difícil, pero cosas más difíciles han ocurrido.

¿Acaso no están a punto de bajar de categoría los dos clubes más poderosos de Italia?

Por eso quiere estar en los dos Olímpicos, el de Roma y el de Berlín, el mismo fin de semana.

Teoría conspirativa

Por primera vez en mucho tiempo, prevalece la impresión de que las apelaciones no responderán a las voces de los poderosos
Los italianos, como muchos otros, ven confabulaciones por todas partes (¿no es por eso que todos leemos El Código Da Vinci?).

La teoría conspirativa de moda sugiere que si el equipo nacional gana el mundial, habrá una amnistía para los clubes condenados a la retrocesión.

Esto ha sido desmentido por Giovanna Melandri, ministra de Actividades Deportivas.

Pero los rumores persisten. ¿Desde cuándo un desmentido oficial ha servido para otra cosa que fortalecer la versión desmentida?

Piumalvento no cree en la amnistía, por la gravedad del caso, porque el propietario de uno de los clubes comprometidos ya no es el primer ministro del país, porque medio mundo ha escuchado las grabaciones de centenares de conversaciones telefónicas comprometedoras, porque ya es hora de acabar con esto, vamos.

Versión simplificada

Giovanna Melandri, ministra de Actividades Deportivas.
Melandri desmintió la hipótesis de una amnistía si Italia ganaba el Mundial.
Los abogados detestan las simplificaciones periodísticas, pero no importa, igual es posible resumir así los diferentes grados de responsabilidad de los cuatro clubes acusados, según el informe de los investigadores.

Juventus, a través de una red de complicidad con autoridades del fútbol, árbitros, policías y vaya uno a saber quién más, manipuló en gran escala el arbitraje de partidos durante varias temporadas.

Milan habría tenido una participación más modesta, conformándose con digitar los arbitrajes de partidos en los que tenía una participación directa.

Dirigentes de Lazio y Fiorentina habrían conocido los alcances de la corrupción, sin intervenir activamente pero también sin denunciarla y aprovechándose de ella.

Los rumores de amnistía se inflamaron al saberse que el anuncio de las sentencias coincidirá con la final del mundial.

Base de los rumores

Pero esto tiene una explicación.

Francesco Borrelli, el investigador especial, elevó su informe a la justicia deportiva hace pocos días. El juicio en el Estadio Olímpico (elegido para dar cabida a los numerosos acusados, testigos, espectadores y periodistas acreditados) debe comenzar el 28 de junio, y para el 20 de julio la UEFA debe conocer los nombres de los clubes que representarán al fútbol italiano en las competiciones europeas.

Y dado que en Italia un juicio no termina hasta que se completa el proceso de apelación, la Comisión Federal de Apelaciones (CAF) atenderá de inmediato los recursos de los clubes, tras el anuncio de las sentencias.

Por primera vez en mucho tiempo, prevalece la impresión de que las apelaciones no responderán a las voces de los poderosos.


Escríbale a Raúl Fain Binda

Nombre
Correo electrónico
Ciudad
País
Teléfono (opcional)
Mensaje (máx. 50 palabras)

La BBC se reserva el derecho de editar y publicar su mensaje. Los datos provistos no serán entregados a terceros.






VÍNCULOS
El contenido de las páginas externas sugeridas no es responsabilidad de la BBC.




 

BBC MUNDO - PRODUCTOS Y SERVICIOS


Portada | Internacional | América Latina | Economía | Ciencia y Tecnología | Cultura | Deportes | Participe | A fondo | Multimedia | Aprenda inglés | Tiempo | Quiénes somos | Nuestros socios
Programación | En FM, AM, OC |
banner watch listen