Skip to main contentAccess keys helpA-Z index
BBCMundo.com
OTROS IDIOMAS
English
Português
mas idiomas
Sábado, 20 de mayo de 2006 - 15:11 GMT
Esta noche sí, Josefina
Raúl Fain Binda
Raúl Fain Binda
Columnista, BBC Mundo

Maniquí con camiseta deportiva
"Sí, con moderación".

El tema de hoy exige un planteo inmediato, sin escarceos previos: ¿es el acto sexual positivo o negativo para los futbolistas durante el mundial?

Dado que este mundial es masculino, la respuesta es "sí, con moderación". Si el mundial fuese femenino, la respuesta sería "sí, especialmente sin moderación".

La palabra clave es "moderación", claro. Así que nos toca averiguar qué significado le dan los expertos en un área del comportamiento donde suele interpretarse como "represión".

En el caso de las mujeres, la distinción es innecesaria, porque mientras más orgasmos alcancen más energía competitiva acumularán, salvo que el esfuerzo estrictamente físico de la actividad amorosa sea tan intenso y prolongado que neutralice el estímulo sexual.

Velocistas y saltadoras

Esto surge de las investigaciones de un equipo científico israelí dirigido por Alexander Olshanietzky, quien dijo antes de los juegos olímpicos de Atlanta, en 1996, que el rendimiento deportivo de las mujeres estaba directamente vinculado al número de sus orgasmos: "Mientras más orgasmos mayor rendimiento, especialmente las velocistas y las saltadoras".

El rendimiento deportivo es una suma de varios atributos físicos y psíquicos, entre ellos fuerza, resistencia y agresividad

Olshanietzky agregó que en el caso de los hombres, la relación era diametralmente opuesta: "A más orgasmos corresponde menor rendimiento deportivo".

El rendimiento deportivo es una suma de varios atributos físicos y psíquicos, entre ellos fuerza, resistencia y agresividad.

Niveles de testosterona

El sexo es determinante en los niveles de esos tres elementos, pero los expertos creen que su importancia primordial tiene que ver con la agresividad, marcada por la presencia de testosterona (la hormona sexual masculina) en el organismo.

Dennis Mitchell
Mitchell juró cuatro veces que no se había inyectado hormonas.
Tal como señala el profesor León Girin en La Nación de Buenos Aires, el orgasmo sólo reduce por unos minutos la fuerza de un atleta: a los 15 minutos ya ha recuperado el nivel anterior.

Otra cosa es su efecto sobre el nivel de testosterona y por consiguiente de agresividad.

Durante mucho tiempo se creyó que la actividad sexual disminuía el nivel de testosterona en los hombres y por consiguiente su nivel de competitividad.

Muchos lo siguen creyendo. Es por eso que ciertos entrenadores prohíben a sus pupilos tener sexo la noche anterior a un intenso esfuerzo competitivo.

Pero las últimas investigaciones no les dan la razón.

Mecanismo de adaptación

Un equipo de la universidad italiana de L'Aquila, dirigido por Emmanuele Jannini, encontró que en realidad el nivel de testosterona aumentaba con la actividad sexual, en vez de disminuir.

El sexo antes de la competición sería particularmente indicado para los atletas demasiado agresivos, de esos que siempre corren el riesgo de ser expulsados.

"Es un mecanismo de adaptación", dijo Jannini. "Si un hombre tiene un orgasmo, la testosterona le pide tener otro, de modo que si un deportista necesita más agresividad, le conviene tener sexo".

Pero es aquí donde entra a tallar esa palabreja, "moderación".

Primero, cabe señalar que un "nivel moderado" de sexo puede significar un orgasmo por día para ciertos hombres y dos o tres para otros.

Un velocista muy fogoso

El velocista estadounidense Dennis Mitchell, por ejemplo, fue descalificado en 1998 por tener en su organismo un nivel excepcionalmente elevado de testosterona. Esto fue interpretado como una clara indicación de que se había inyectado la hormona.

Seguidores de un equipo de fútbol
También cuenta la testosterona de los espectadores.
A Mitchell se le rieron en la cara cuando explicó que la noche anterior había hecho el amor cuatro veces, pero su explicación fue finalmente aceptada en segunda instancia y la sanción fue levantada.

Atletas menos sexuados que Mitchell habrían pagado los cuatro orgasmos de esa noche tan agitada con una acentuada disminución de testosterona y agresividad.

El agotamiento sexual y el agotamiento físico se potencian mutuamente.

Y el esfuerzo prolongado tiene un efecto negativo sobre los niveles de testosterona.

Esfuerzo prolongado

Vincenzo Di Leo, de la Universidad de Siena, midió los niveles de testosterona en atletas durante y después de correr en forma intensa durante 90 minutos.

Durante la carrera, los niveles de hormona aumentaron, pero después de la corrida declinaron y cayeron por debajo de lo normal. El experimento fue repetido pocos días después, con los mismos resultados.

Caballos
El caballo de batalla es la moderación, pero ¿cúal es el nivel de la moderación?
En el estudio de Di Leo, el punto crucial es el "nivel excesivo y prolongado" de esfuerzo.

El doctor Ian Shrirer, de la Academia Canadiense de Medicina Deportiva, dice que en circunstancias normales, "la noche anterior no tiene efectos en la fuerza, resistencia u otra capacidad física de los atletas. Mucha gente opina que tiene que ver con los efectos psicológicos".

Shrirer incorpora al debate un punto de vista novedoso: el sexo antes de la competición sería particularmente indicado para los atletas demasiado agresivos, de esos que siempre corren el riesgo de ser expulsados.

¿Y los espectadores?

Paul Bernhardt, de la Universidad de Utah, llevó la investigación al extremo lógico: examinó a estudiantes durante y después de ver por televisión partidos de sus equipos favoritos.

Encontró, según nos dice, que los estudiantes cuyos equipos habían ganado experimentaron aumentos de sus niveles de testosterona de hasta 20%, mientras que los estudiantes cuyos equipos habían perdido registraron disminuciones de magnitud similar.

Habría que pedir la opinión de Dennis Mitchell sobre esta forma vicaria de estimular la producción de testosterona.

¿Cambiaría su noche de cuatro orgasmos por una película de su equipo favorito?


Escríbale a Raúl Fain Binda

Nombre
Correo electrónico
Ciudad
País
Teléfono (opcional)
Mensaje (máx. 50 palabras)

La BBC se reserva el derecho de editar y publicar su mensaje. Los datos provistos no serán entregados a terceros.






VÍNCULOS
El contenido de las páginas externas sugeridas no es responsabilidad de la BBC.


 

BBC MUNDO - PRODUCTOS Y SERVICIOS


Portada | Internacional | América Latina | Economía | Ciencia y Tecnología | Cultura | Deportes | Participe | A fondo | Multimedia | Aprenda inglés | Tiempo | Quiénes somos | Nuestros socios
Programación | En FM, AM, OC |
banner watch listen