Skip to main contentAccess keys helpA-Z index
BBCMundo.com
OTROS IDIOMAS
English
Português
mas idiomas
Sábado, 4 de marzo de 2006 - 20:58 GMT
El retorno de Juan Pérez
Raúl Fain Binda
Raúl Fain Binda
Columnista, BBC Mundo

Coche de Fórmula 1
La Fórmula 1 se pone en marcha con un reglamento remozado.

En estos días, dos deportes apuestan fuerte por su vigencia internacional a través de la televisión.

El béisbol disputará hasta el 20 de marzo el Clásico Mundial, con la participación de 16 equipos en cuatro sedes; una en Japón, dos en Estados Unidos y otra en Puerto Rico.

La Fórmula 1, por su parte, se pone en marcha el domingo 12, con un reglamento remozado, en el Gran Premio de Bahrein.

En un caso, el béisbol quiere zafarse de su identificación con Estados Unidos, la región latinoamericana del Caribe y el Extremo Oriente, para alcanzar una voz realmente universal (ver el informe especial en la sección Deportes).

En el otro, la Fórmula 1 trata de mantener su vigor, amenazado por la posibilidad de una escisión interna y el descrédito en Estados Unidos, el mercado más rico de todos.

Rumbos diferentes

A simple vista, parece desatinado comparar la presencia de ambos deportes en la televisión internacional, pero si miramos con mayor atención veremos que la popularidad del béisbol sólo puede aumentar, mientras que la vigencia de la Fórmula 1 corre peligro.

Jugadores de béisbol.
El béisbol debe superar una frontera cultural, en particular en Europa.
El béisbol debe superar una frontera cultural, en particular en Europa, pero sus cabezas de playa en América Latina y el Extremo Oriente garantizan una firme evolución.

Por supuesto que es más fácil "vender" el espectáculo del baloncesto, por ejemplo, un juego simple y dinámico, en contraste con el béisbol, caracterizado por acciones que deben ser explicadas. La misma jerga del béisbol subraya su dificultad para los neófitos.

La Fórmula 1, en cambio, es simple y accesible como espectáculo, pero ha perdido buena parte del dinamismo que lo hizo popular.

Vuelve Juan Pérez

Este año presenciaremos el retorno del viejo campeón, el más rápido de todos, cuya ausencia el año pasado restó brillo a la temporada.

No, no estamos hablando de Michael Schumacher, sino de Juan Pérez, el cambiador de gomas
No, no estamos hablando de Michael Schumacher, sino de Juan Pérez, el cambiador de gomas.

Juan Pérez o John Smith, como también se lo conoce, reaparecerá en Bahrein.

La consagración el año pasado de un nuevo campeón mundial de pilotos, el brillante Fernando Alonso, salvó por los pelos a una temporada debilitada por la ausencia de Juan Pérez.

Y es que el espectáculo ya no es exclusivamente la pugna entre máquinas y pilotos: los avances técnicos, que liquidaron virtualmente los adelantamientos en carrera, también determinaron que el momento decisivo de las carreras fueran las visitas a boxes.

El momento decisivo a la vista del público, queremos decir.

Factores inadvertidos

Casi todos los factores desequilibrantes, en una carrera de Fórmula 1, pasan inadvertidos para el público, que necesita una batería de información adicional para apreciar lo que está ocurriendo en la pista.

Los expertos nos dirán que las gomas francesas se adaptan mejor a este circuito que las japonesas, y que por eso Fulano supera a Mengano.

Casi todos los factores desequilibrantes, en una carrera de Fórmula 1, pasan inadvertidos para el público
O que el coche rojo seguramente viaja con menos combustible que el coche blanco.

O que este circuito, más trabado y lento que aquel otro, favorece a estas máquinas y perjudica a aquellas otras.

O que este piloto anda mal porque este circuito tiene demasiadas curvas a la izquierda, y él, después del choque de la semana pasada, tiene una lesión en el cuello que le provoca un dolor intolerable cuando la fuerza centrífuga fuerza su cabeza hacia la derecha.

O que la falta de confiabilidad del motor X ha forzado al director técnico a ordenar al piloto que no sobrepase tantos miles de revoluciones. O que el equipo verde ha contratado al diseñador y al jefe de mecánicos del equipo azul, que son los mejores.

Intervención de Bernie

Todos estos y muchos otros factores desequilibrantes escapan al escrutinio del observador común, no especializado.

En el ambiente se sabe que Bernie Ecclestone, el promotor y hombre fuerte de la categoría, fue quien exigió la reintroducción de los cambios de gomas, tras el papelón durante el gran premio de Estados Unidos el año pasado, cuando los coches calzados con Michelin se retiraron de la carrera tras el giro de reconocimiento, porque la fábrica no podía garantizar su rendimiento.

Si el reglamento hubiera permitido los cambios de gomas durante las carreras, el peligro de reventones no habría existido y la carrera se habría disputado normalmente.

Nuevas oportunidades

La dinámica del desarrollo de la Fórmula 1 ha puesto en peligro el negocio, mientras que el impulso actual en el ámbito del béisbol sólo puede crear nuevas oportunidades.

Queda por verse el número de espectadores, en los estadios y en televisión, que atraerá el Clásico Mundial.

Si la respuesta es satisfactoria, los propietarios de las franquicias más ricas de las Grandes Ligas comenzarán a interesarse y tal vez se les ocurra algo que hasta hace poco parecía imposible: reconocer que el béisbol ya no habla únicamente inglés.


Escríbale a Raúl Fain Binda

Nombre
Correo electrónico
Ciudad
País
Teléfono (opcional)
Mensaje (máx. 50 palabras)

La BBC se reserva el derecho de editar y publicar su mensaje. Los datos provistos no serán entregados a terceros.






NOTAS RELACIONADAS
Nace un clásico
19 02 06 |  Deportes


VÍNCULOS
El contenido de las páginas externas sugeridas no es responsabilidad de la BBC.


 

BBC MUNDO - PRODUCTOS Y SERVICIOS


Portada | Internacional | América Latina | Economía | Ciencia y Tecnología | Cultura | Deportes | Participe | A fondo | Multimedia | Aprenda inglés | Tiempo | Quiénes somos | Nuestros socios
Programación | En FM, AM, OC |
banner watch listen