OTROS IDIOMAS
English
Português
mas idiomas
Martes, 31 de marzo de 2009 - 16:27 GMT
Francia da ultimátum al G-20
Gerardo Lissardy
Gerardo Lissardy
París

Nicolas Sarkozy, presidente de Francia
Yo he dicho: 'Quiero resultados'
Nicolas Sarkozy, presidente de Francia

Francia lanzó un ultimátum a la cumbre del G-20 convocada para el jueves en Londres, al advertir que boicoteará la declaración final si ignora sus reclamos de un mayor control sobre las finanzas mundiales.

En declaraciones a la BBC, la ministra francesa de Economía, Christine Lagarde, advirtió que el presidente Nicolas Sarkozy no firmará ningún acuerdo del G20 si siente que "no hay allí compromisos posibles de cumplir".

"Esto significa retirarse", dijo Lagarde. "Creo que está muy decidido".

Este martes, Sarkozy afirmó que "la crisis es demasiado seria como para que celebremos una cumbre para nada".

Las advertencias francesas surgen cuando los líderes de las 20 mayores economías mundiales comienzan a viajar a Londres para la cumbre, y mientras crece la tensión social en Francia ante la crisis económica.

"Refundación"

En los últimos meses, Sarkozy insistió en que es necesaria una "refundación" del capitalismo, que imponga nuevas reglas de contabilidad para reducir la especulación financiera que a su juicio desató la crisis.

Christine Lagarde, ministra francesa de Economía
Lagarde dijo que Francia no firmará ningún acuerdo del G-20 si no hay compromisos posibles de cumplir.

Estados Unidos rechazó esta semana la noción de que su único interés en el G20 sea aprobar un estímulo fiscal para las economías y aseguró que buscará junto con Europa un nuevo marco regulatorio para el sistema financiero internacional.

Sarkozy comentó este martes que en las últimas horas mantuvo conversaciones telefónicas con el presidente estadounidense Barack Obama, que ya partió a Londres, y con el anfitrión de la cumbre, el primer ministro británico Gordon Brown.

"Yo he dicho: 'Quiero resultados'", comentó Sarkozy al visitar la localidad de Chatellerault, en el centro de Francia. "Está en el interés de todos obtener resultados"

"Política interior"

Según Guy Hermet, profesor del Instituto de Estudios Políticos de París (IEP), Sarkozy ha decidido aumentar la presión sobre el G20 porque considera "necesarios" sus reclamos, pero también "por razones de política interior".

"Tiene que presentarse como alguien muy crítico del capitalismo como funcionó en los últimos años", dijo Hermet en diálogo con BBC Mundo.

Este lunes, el gobierno francés anunció un decreto que reduce las primas de los ejecutivos de empresas que fueron rescatadas por el Estado y les prohíbe repartirse "stock options" hasta fines de 2010.

Al anunciar las medidas, el primer ministro francés, François Fillon, dijo que las mismas darían a Francia "los medios para dar el ejemplo".

Tensión francesa

Durante la visita de Sarkozy a Chatellerault surgieron nuevas señales de la creciente tensión social dentro de Francia por la crisis económica.

La policía lanzó allí gas lacrimógeno para dispersar una manifestación anti gubernamental que según los organizadores reunió a unas 7.000 personas y según la policía a unas 2.000.

Manifestación del 28 de marzo en París
El 28 de marzo hubo protestas en París contra el G-20.

La protesta estaba integrada por trabajadores de fábricas afectadas por planes de ajuste, estudiantes y dirigentes de izquierda, algunos de los cuales lanzaron huevos contra los agentes policiales.

Este mismo martes, los trabajadores de una planta de la empresa Capertillar en Grenoble, en el sur del país, retuvieron a cuatro gerentes de la firma para protestar por la supresión de 733 empleos en la fábrica y reclamar nuevas negociaciones.

Se trata del tercer incidente de este tipo durante marzo.

La semana pasada un gerente de la empresa farmacéutica 3M fue retenido durante más de un día por trabajadores de una planta en el centro del país, y liberado después de aceptar una renegociación de los despidos de personal.

Asimismo, el jefe de Sony Francia fue retenido la noche del 12 de marzo por sus propios empleados, que lo liberaron después que acordaran reabrir el diálogo sobre condiciones de despido.

Las principales federaciones sindicales francesas resolvieron esta semana convocar a una nueva manifestación masiva contra la política económica del gobierno para el feriado del 1° de mayo.

Los sindicatos franceses ya realizaron dos paros generales en lo que va de este año, el último el 19 de marzo, cuando cientos de miles de personas protestaron en la calle contra el manejo de la crisis económica por parte de Sarkozy.



NOTAS RELACIONADAS
Brown y Biden prometen resultados
28 03 09 |  Internacional

VÍNCULOS
El contenido de las páginas externas sugeridas no es responsabilidad de la BBC.




 

banner watch listen