OTROS IDIOMAS
English
Português
mas idiomas
Viernes, 20 de febrero de 2009 - 11:48 GMT
UBS pone freno a exigencias de EE.UU.
Redacción BBC Mundo

Sede de UBS.
UBS ya había acordado pagar una multa de US$780 millones y dar detalles de unos cientos de ahorristas.
Una cosa es entregar información de unos cientos de clientes estadounidenses sospechosos de haber cometido fraude, y otra es revelar detalles de miles de ahorristas. Al menos ésta es la posición del banco suizo UBS.

La entidad bancaria más grande de Suiza dijo que no dará más información a las autoridades fiscales de Estados Unidos sobre los ciudadanos de ese país que tienen cuentas en este paraíso fiscal europeo.

La decisión se produce horas después de que UBS acordara pagar al gobierno estadounidense una multa de US$780 millones -tras admitir que parte de su personal ayudó a abrir cuentas secretas no declaradas al fisco estadounidense- y a entregar información sobre varios cientos de dueños de esas cuentas.

Pero para Washington ésta ayuda no es suficiente y exigió que UBS diera detalles de 52.000 ciudadanos estadounidenses sospechosos de no haber declarado los ahorros que depositaron en la entidad suiza.

El corresponsal de la BBC en Berna, Imogen Foulkes, explicó que la posición del banco suizo de rechazar esta segunda petición se debe a que bajo las leyes de ese país, el fraude impositivo puede ser una razón para levantar el secreto bancario, pero la evasión fiscal no lo es.

Táctica intimidatoria

Hans-Rudolf Merz, presidente de Suiza.
El secreto bancario, damas y caballeros, permanece intacto
Presidente de Suiza
El presidente de Suiza, Hans-Rudolf Merz, apoyó la decisión de UBS, pues declaró que su país no cederá en su tradición de defender cuentas confidenciales.

"El secreto bancario, damas y caballeros, permanece intacto", dijo a los medios.

Merz acusó además a las autoridades de EE.UU. de utilizar tácticas intimidatorias para lograr que se ablanden las normas bancarias suizas.

"El Departamento de Justicia de Estados Unidos presionó a UBS para que entregara la información (de cientos de ahorristas) el 18 de febrero, so pena de una querella", señaló.

El mandatario suizo agregó que la decisión de Washington "hubiera sido muy peligrosa para el banco y por consiguiente para la economía suiza. UBS tuvo que actuar".

"Tanto UBS como el gobierno pensaron que con el acuerdo (de pagar la multa y entregar la información) el caso estaría cerrado", explicó el corresponsal de la BBC. Sin embargo, la turbulencia no ha hecho más que empezar.

Precedente

Al haber accedido en un primer momento a revelar detalles de algunos de sus ahorristas, según Foulkes, "el banco suizo sentó un precedente y afloró el debate sobre el futuro de las políticas bancarias suizas y su vulnerabilidad ante la presión internacional".

Un costoso juicio podría colocar en una situación todavía más precaria a UBS que en 2008 registró pérdidas de US$18.000 millones, la más grande en la historia Suiza, y ha tenido que aceptar el paquete de rescate del gobierno suizo que incluye una inyección de dinero de US$5.000 millones y la absorción de todos sus activos "tóxicos" por parte del Banco Nacional de ese país.

La crisis financiera actual es producto de una cadena de errores y decisiones arriesgadas que tomaron muchos bancos.

En su intento de resolverla, el presidente de Estados Unidos, Barack Obama, el primer ministro del Reino Unido, Gordon Brown, y hasta el director del Fondo Monetario Internacional, Dominque Straus Khan, han exhortado a destruir los llamados "paraísos fiscales".

Se calcula que unos US$7 billones están guardados en estas "cajas de fondo", del que Suiza posee un tercio del mercado.



NOTAS RELACIONADAS
Suiza y el secreto bancario
20 02 09 |  Economía
Más pérdidas para el suizo UBS
10 02 09 |  Economía
UBS: los accionistas arremeten
23 04 08 |  Economía

VÍNCULOS
El contenido de las páginas externas sugeridas no es responsabilidad de la BBC.




 

banner watch listen