OTROS IDIOMAS
English
Português
mas idiomas
Martes, 10 de febrero de 2009 - 04:52 GMT
Obama vuelve a advertir sobre catástrofe
Redacción BBC Mundo

Vea el video en otra ventana

¿Cómo obtener flash?

El presidente de Estados Unidos, Barack Obama, declaró este lunes que el plan de estímulo económico que presentó al Congreso está diseñado para impedir que una crisis se convierta en catástrofe.

En su primera rueda de prensa como mandatario -televisada en vivo durante el horario de máxima audiencia- Obama afirmó que el gobierno federal es la única entidad que queda en EE.UU. con recursos para resucitar la economía, por lo que insistió en que urge la aprobación en el Congreso del paquete de US$800.000 millones.

"Este plan no es perfecto, ningún plan lo es, y no puedo asegurarles que todo el contenido del plan funcionará exactamente como esperamos, pero puedo contarles con total confianza que la inacción solo servirá para profundizar esta crisis y los problemas que sufren millones de estadounidenses", dijo el presidente.

Agregó que "no hacer nada, o demasiado poco, resultará en un déficit aún mayor de empleos, de ingresos y de confianza. Ese es un déficit que puede convertir una crisis en una catástrofe".

Sólo el Gobierno puede romper el círculo vicioso donde la pérdida de trabajo lleva a la gente a gastar menos, lo que lleva a más despidos
Barack Obama

Obama habló horas después de que el Senado eliminara una barrera de procedimiento al proyecto, lo que fija una votación este martes sobre el paquete de US$838.000 millones de exenciones impositivas y gasto gubernamental en obras públicas, que posiblemente será aprobado, ya que los demócratas lograron el apoyo de tres senadores republicanos.

"Sólo el Gobierno puede romper el círculo vicioso donde la pérdida de trabajo lleva a la gente a gastar menos, lo que lleva a más despidos. Romper ese ciclo es para lo que está diseñado el plan que avanza en el Congreso", dijo Obama.

Una cruzada

La rueda de prensa fue parte de una cruzada que inició Obama este lunes para lograr lo que se ha convertido en su primer gran reto en la presidencia de EE.UU.: apoyo para su plan de estímulo económico.

Pocas horas antes, el mandatario lanzó el mismo mensaje de urgencia para que se apruebe la legislación desde la ciudad de Elkhart, en el estado de Indiana donde, según la Casa Blanca, la tasa de desempleo ha llegado al 15,3%.

Barack Obama en Elkhart, Indiana
Obama lanzó una cruzada en busca de respaldo a su plan económico.
"La gente aquí en Elkhart y en todo Estados Unidos necesita ayuda ahora, y no puede darse el lujo de esperar a que la gente de Washington haga el trabajo", afirmó Obama ante más 1.000 personas reunidas en la escuela de secundaria Concord Community High School.

Añadió que su plan permitirá la creación o mantener a salvo entre tres y cuatro millones de empleos durante los próximos dos años, "pero no cualquier empleo, empleos que cubran las necesidades que hemos descuidado por mucho tiempo y siembren el terreno para un crecimiento económico sostenido".

Desde Washington, el corresponsal de la BBC, Kevin Connolly, indicó que al responder las preguntas de los periodistas, el presidente de EE.UU. buscaba que las respuestas llegaran hasta los hogares de la clase media estadounidense, abatida por la recesión económica y que espera que Washington encuentre una solución.

"En estas primeras semanas al menos Obama está gobernando al país parecido a como hizo su campaña electoral; planteando su caso con elocuencia en la televisión y reuniones públicas, para lograr el apoyo y ganar el debate sobre la economía", agregó Connolly.

Apoyo público

Con su cruzada el mandatario busca además convencer al público estadounidense que, contrario al paquete de rescate aprobado durante el pasado gobierno del ex presidente George W. Bush, este plan de estímulo será administrado adecuadamente.

Una encuesta divulgada este lunes por el Instituto Gallup, muestra que, aunque 67% de los estadounidenses aprueba la manera en que el presidente ha promovido el plan, apenas una estrecha mayoría (51%) favorece la idea de convertir en ley un plan que implica un gasto de US$800.000 millones.

Lo que nos ha metido en este lío han sido los riesgos exorbitantes asumidos por los bancos en títulos dudosos con el dinero de otros
Barack Obama
Durante la rueda de prensa de este lunes, Obama afirmó que la culpa de la crisis económica la tienen los bancos por haber asumido riesgos "exorbitantes" con la compra de títulos de calidad dudosa.

"Lo que nos ha metido en este lío han sido los riesgos exorbitantes asumidos por los bancos en títulos dudosos con el dinero de otros", declaró el presidente de EE.UU.

Obama piensa utilizar los fondos que quedan del rescate financiero de US$700.000 millones aprobado en octubre de 2008 para ayudar a entidades financieras.

El secretario del Tesoro, Timothy Geithner, presentará este martes un plan para usar los US$350.000 millones que quedan y se espera que anuncie las medidas que tomará el gobierno para garantizar que el dinero libere los mercados crediticios que permanecen limitados, en especial para los consumidores.



NOTAS RELACIONADAS
Obama iniciará diálogo con Irán
10 02 09 |  Internacional
EE.UU.: "acuerdo" en el Senado
07 02 09 |  Economía
Claves del paquete de Obama
07 02 09 |  Economía

VÍNCULOS
El contenido de las páginas externas sugeridas no es responsabilidad de la BBC.




 

banner watch listen