OTROS IDIOMAS
English
Português
mas idiomas
Viernes, 23 de enero de 2009 - 22:00 GMT
Morales nacionaliza petrolera
Mery Vaca
Mery Vaca
Bolivia

El presidente de Bolivia, Evo Morales, nacionalizó este viernes por decreto la Empresa Petrolera Chaco S.A., cuyos accionistas mayoritarios son Panamerican Energy (Argentina) y British Petroleum (Gran Bretaña).

Presidente Evo Morales tras ceremonia de nacionalización de Empresa Petrolera Chaco S.A.
Morales nacionalizó la empresa en la víspera de un referendo nacional.
Morales sorprendió con la noticia desde las instalaciones de la compañía, en la localidad de Entre Ríos, Cochabamba. Presentó el decreto en presencia de jefes militares y policiales, además de dirigentes sindicales nacionales y bases campesinas de la zona.

De esta manera y cuando faltan horas para la realización del referendo constitucional, Morales completa el proceso de nacionalización iniciado en mayo de 2006.

Chaco era la única empresa petrolera que permanecía bajo el control accionario de privados porque el Gobierno y los ejecutivos de la compañía no habían podido llegar a un acuerdo para la venta del 1% del paquete accionario, con lo que la estatal Yacimientos Petrolíferos Fiscales Bolivianos tendría la mayoría.

"Con este decreto nacionalizamos la totalidad de la empresa petrolera Chaco para todos los bolivianos para todas las bolivianas", dijo Morales desde las instalaciones petroleras, a través del canal estatal. Se escucharon aplausos de los presentes.

Luego, agregó que su gobierno tiene "todo el derecho, toda la autoridad de hacer respetar nuestras normas, quiero pedirles de manera pública a todas las empresas, a todo el mundo, mucho respeto con el pueblo boliviano, respeto con las normas bolivianas".

Advirtió que continuará "recuperando, si algunas empresas no quieren acogerse a las normas bolivianas, es obligación del gobierno nacional recuperar estas empresas que antes eran del pueblo".

Las capitalizadas vuelven al Estado

Chaco formaba parte de un grupo de empresas denominadas capitalizadas. En estas compañías, los capitales privados controlaban la mayoría de las acciones y el estado tenía hasta un 49%. La relación ahora es a la inversa.

Es un acto de irresponsabilidad del gobierno, simplemente busca poner cortinas de humo a la crisis económica y al miedo de perder el referendo
Fernando Rodríguez, senador opositor

Algunas empresas se acogieron a la negociación y se quedaron en Bolivia a condición de que YPFB maneje el negocio, sin embargo, otras recurrieron a arbitrajes internacionales ante las nacionalizaciones forzadas.

El ministro de Hidrocarburos, Saúl Ávalos, durante el acto de nacionalización y en un discurso encendido, dijo que con Chaco se completa la nacionalización de los hidrocarburos en Bolivia.

La mayoría accionista de la compañía nacionalizada era manejada por la argentina Pan American Energy, que a su vez era participada por British Petroleum (BP) y Bridas (Argentina). Estas empresas tenían el 50%, los trabajadores poseían el 1% y YPFB, el 49%. Ahora, el Estado tiene el 99%.

¿Un acto electoral?

La nacionalización es mal vista por los opositores, sobre todo cuando faltan dos días para la realización del referendo para aprobar una nueva Constitución. Ese proyecto establece que los hidrocarburos son de propiedad del Estado.

El senador opositor Fernando Rodríguez, especialista en hidrocarburos, dijo a BBC Mundo que "es un acto de irresponsabilidad del gobierno, simplemente busca poner cortinas de humo a la crisis económica y al miedo de perder el referendo".

Planta en Bolivia.
Bolivia comenzó a nacionalizar el sector de hidrocarburos en 2006.
Comentó que la nacionalización fue "un acto electoral que está prohibido por ley", puesto que en Bolivia están prohibidas las concentraciones populares desde este viernes hasta el domingo.

Rodríguez aseguró que Chaco opera 23 campos "pequeñísimos y la mayoría están cerrados" por lo que su producción es también pequeña.

Además, comentó que hay otra desventaja y tiene que ver con que Chaco sólo vende al mercado nacional, donde el gas y el petróleo tienen precios muy por debajo de los precios internacionales.

Por ese motivo, Rodríguez considera que es un acto electoral que no tendrá efectos en el mapa energético nacional.

Las instalaciones de la empresa fueron ocupadas por la fuerza pública y los ejecutivos de la compañía no se pronunciaron en Bolivia.

Morales recibió el respaldo de los trabajadores de la empresa, quienes festejaron la nacionalización y recibieron la promesa de que no serán removidos de sus puestos de trabajo.



NOTAS RELACIONADAS
Bolivia y el límite de tierra
23 01 09 |  América Latina
Bolivia: campaña cierra con ataques
23 01 09 |  América Latina
Bolivia: muerto por vehículos usados
16 12 08 |  América Latina
Bolivia respira tras el acuerdo
22 10 08 |  América Latina

VÍNCULOS
El contenido de las páginas externas sugeridas no es responsabilidad de la BBC.




 

banner watch listen